ABRIL 2011 – 1° entrega. Nuevas ciudades continuación

Nuevas Ciudades. Continuación.

La Paz y el Bienestar sean con ustedes queridos lectores y lectoras, con sus familias y vuestra comunidad. Si así no es, entonces solo cabe la lucha y el trabajo, para lograr esos objetivos. Ello es así, dado que constituye un deber moral, cívico y espiritual. (N.C.Y.)

1.- Contradicciones sistémicas en las relaciones empresarias o laborales.

Tal cual señale en las entregas anteriores y como lo sostengo en mi libro, allí en el capitulo Nº 23, para poder entender el “remedio Avicena” (creación de 25.000 a 400.000 nuevos pueblos o mini ciudades), se debe entender la doctrina de las “Cooperativas de Trabajo”, única forma, conforme mi opinión, de realizar cientos de miles de pueblos o miniciudades, a muy bajo costo (casi gratis) y que puedan tener viabilidad sistémica, tanto económica como alimentaria.

No olvidemos que en dicho megaproyecto o visión, esta en juego, la vida o existencia a corto y mediano plazo de 800 millones de seres humanos, que van a morir de hambre y de mas de 3.000 millones de personas que están en o bajo el limite de pobreza o subdesarrollo, mas otro 2.000 millones, que no la están pasando bien, o en situación de precariedad sistémica, situación en la que tu no estas querido lector, por la sencilla razón de que estas leyendo este escrito, en una computadora.

Computadora donde mas de 5.600 millones de seres humanos, probablemente no tengan idea de cómo encender el equipo, ni mucho menos lo que significa navegar por Internet. Para ello, debemos comprender, que los usuarios de Internet en el mundo alcanzan actualmente (abril del 2011) una cifra promedio de 1.400 millones de personas, lo cual significa, una minoría de un 20% de los habitantes planetarios, en un contexto de población, que hoy es de 7.000 millones y sigue creciendo, vía explosión demográfica.

La diferencia esta, en que los nacimientos de seres humanos o explosión demográfica, van mas rápido que la expansión de Internet, porque para acceder a Internet, se necesita estudio, capacitación y dinero, algo que es mucho mas lento, que el embarazo de una mujer, que sabido es dura nueve meses.

Tu estas querido lector o lectora, a su vez dentro de una minoría de minorías, ello es así, porque puedes leer este articulo, que no cualquiera lo puede comprender, dado que debes poseer cierta noción de conceptos o herramientas intelectuales de carácter intangibles. La absoluta mayoría de la población del planeta, son seres humanos, a los que estamos obligados a ayudar, no solo por una cuestión de solidaridad, la cual debemos descontar, sino por la sencilla razón, de que no se justificaría, nuestra existencia, es decir nuestra vida, sino es, para lograr desarrollo, paz, justicia y armonía de toda la sociedad.

2.- AGOTAMIENTO Y DESMORONAMIENTO DEL SISTEMA

El fundamento científico filosófico, de la necesidad de luchar por una sociedad en desarrollo y armonía, se encuentra a la vista de todo el mundo y consiste en saber que no somos eternos (la muerte existe y nadie se lleva nada material al otro lado) y que una buena administración racional y distributiva de los bienes existentes, pueden satisfacer a todo el planeta.

Ello es así, porque “esa idea irracional”, y de enfermos mentales, de andar matando, explotando, saqueando recursos naturales de los pueblos, sea el petróleo, los bosques, los alimentos, el agua y otros, para beneficiar a inaceptables minorías planetarias parasitas, alejadas de la cultura del trabajo, que aquí defendemos, no tiene otro sentido, que el de alimentar codicias, lujurias usureras y estúpidas vanaglorias. Porque es tan simple y rotundo el argumento, de que nadie traspasa la frontera de la muerte, llevándose las riquezas materiales, que es inadmisible que en el planeta, todavía se sigan haciendo políticas de explotación y dominio imperialista, nada mas que para “asegurar posiciones económicas o empresariales”, que en este escrito vamos a analizar.

El agotamiento del sistema y/o su resquebrajamiento, no solo lo podemos visualizar en las contradicciones que analice con anterioridad, sino también en las que ahora analizare y que fundamentan la urgencia de generar la corriente emigratoria hacia zonas rurales y creación de nuevas miniciudades, con estructura socioeconómicas basadas en las empresas cooperativas de trabajo, de tamaño medianas o grandes.

Tal convencimiento, surge de considerar el movimiento dialéctico de los macrosistemas en choque durante el siglo XX, en incluso en parte actualmente (Medio Oriente y próximamente quizás Sudamérica)

3.- LOS ANTECEDENTES DE LAS RELACIONES LABORALES.

Durante el siglo XX, ese enfrentamiento de modelos (capitalismo versus socialismo o comunismo), se genero a partir de dos “núcleos”, por un lado la tesis “patronal” (también llamada dueño, propietario, capitalista ), por otro lado la antitesis “los empleados” (también llamados obreros, campesinos, trabajadores).

Nadie en su sano juicio intelectual, podrá negarme, que esta fue la dinámica existencial de las distintas sociedades, en “casi todo” el tiempo de lo que hace al siglo XX.

Mas aun, yo diría especialmente luego de 1950, es decir la segunda mitad del siglo, toda vez que en la primer mitad, según mi opinión, (salvo algunos países) tuvo mucho mayor vigencia el trabajo esclavo o de precarización laboral, algo que sin duda se repite en estos años, en muchos países en vías de desarrollo (P.V.D.)

Exhibo como rotunda prueba, la creación de la OIT (Organización Internacional del Trabajo), si bien esta organización de Naciones Unidas, fue creada al principio del siglo XX (1919), dos años después de la revolución bolchevique y surgió bajo las banderas del “trabajo decente”, no olvidemos, que en Rusia, la esclavitud, había sido abolida “formalmente”, en 1909. No cabe dudas, que ese sistema de explotación feudal y esclavo, fue el que origino en gran parte, la revolución de octubre de 1917, con alcances mundiales y macrosistémicos.

Luego vino la segunda guerra mundial, la cual finaliza en 1945, por lo tanto, “el trabajo decente”, todavía no había sido organizado, ni siquiera se tenia en cuenta. (En Argentina en el año 2011, todavía se lucha por el trabajo “decente”)

Es en la segunda mitad del siglo, donde la O.I.T. , va a tener un mayor protagonismo e influencia, no olvidemos que la misma se configura como un sitio fundamental en la elaboración y seguimiento de las normas internacionales relativas al “mundo del trabajo” y muy especialmente en todo lo que hace al “trabajo decente”.

Pues bien, aquí estamos llegando al núcleo de la cuestión sistémica, la pregunta que “descubre” contradicciones es, ¿ La O.I.T. de qué “normas” se encarga, de que “mundo del trabajo” nos habla y que significa “trabajo decente”? Las respuestas son simples, la OIT, es una organización “Tripartita”, es decir esta compuesta por “tres partes”, a saber;

  • El Estado
  • Las Patronales
  • Los trabajadores en “relación de dependencia”.

Es decir que la OIT, representa a un “modelo de trabajo”, donde sus “núcleos principales”, son el “patrón y el empleado”, este modelo es el que mantiene al “Estado”. Así de sencillo y fácil de entender.

Para mayor abundancia argumental, cabe tener en cuenta, que el “sindicalismo” (representante de los empleados en relación de dependencia), tuvo mayor desarrollo, en la segunda mitad del siglo XX, encontrándose actualmente, en su mayor potencia expresiva y capacidad de acción.

4.- ¿QUE ESTA PASANDO EN EEUU?

También hay que tener en cuenta, que actualmente en EEUU, (año 2011) en el Estado de Wisconsin, se están produciendo graves contradicciones, dado que las multinacionales pretenden hacer caer , una gran mayoría de conquistas laborales, que harían retroceder la dinámica social laboral quizás a principios del siglo XX, es decir cien años atrás, sin dejar de señalar que recientemente el congreso de los Estados Unidos, habría aprobado o estaría por aprobar, una ley que otorga a dicho país, capacidad para detener y encerrar a cualquier ciudadano del mundo, y en cualquier lugar, bajo la acusación de terrorista, lo cual sumado a las contradicciones laborales, también genera un retroceso sistémico mundial, dado que avasalla la soberanías y los ordenamiento jurídicos nacionales.

En Argentina esa situación es de reciente historia, toda vez que los dirigentes sindicales o representantes de los empleados (es decir personas en relación de dependencia) eran acusados de ser subversivos o terroristas, durante la dictadura militar y aun hoy, todavía existe sobre ellos, discriminaciones de todo tipo.

Ahora bien, si estas situaciones de “precariedad” laboral por un lado y de “despotismo legal” por el otro, están ocurriendo en EEUU, ¿Qué cabe imaginar para el resto del mundo?

Guste o no, esa es la realidad internacional. Debo dejar constancia intelectual, que no tengo una actitud contestataria hacia la OIT, al contrario apoyo su trabajo, mas aun, esta organización, tiene secciones dedicadas al cooperativismo. Pero he aquí, que mientras siga siendo tripartita, los integrantes de las cooperativas de trabajo, nunca podrán tener representación, porque los cooperativistas, no son patrones, ni son empleados.

Los integrantes de una cooperativa de trabajo, sencillamente “son socios cooperativistas”. Las cooperativas de trabajo, son otro modelo de organización. En estas empresas, el integrante, es una síntesis dialéctica, de los otros dos núcleos, es decir que se constituye como “patrón y empleado”, al mismo tiempo. Lo cual no significa, ausencia de disciplina o jerarquías de autoorganización. Toda esta situación la explico con mas detalles en mi libro, allí en el capitulo Nº 14, al referirme al detalle de las “Estructuras empresarias”

5.- ¿Quiénes SON LOS CREADORES DE CIUDADES?

Dentro de este simple esquema ilustrativo, de la OIT, los que crean o generan nuevas ciudades, son el Estado y las Patronales, en cambio los “empleados o trabajadores”, vía institución sindicato, lo único que pueden llegar a generar, son “nuevos barrios”, o algunas cooperativas de vivienda para sus asociados pero nunca, por naturaleza conceptual, los trabajadores en relación de dependencia, van a generar un nuevo pueblo o ciudad.

Ello es así, reitero una vez más, por naturaleza conceptual. Es como si le pidiéramos a un árbol de manzanas, que nos entregue como frutos naranjas. En el modelo de empresas, que se ve representado en la OIT, los que tienen la capacidad de “emprender”, son el estado y las patronales. Mientras que los trabajadores “en relación de dependencia”, no tienen esa capacidad, dado que “el sistema” no se las entrego, ni se las va a entregar.

“Imaginemos”, que sucede cuando se inaugura un pueblo o una nueva ciudad, todo el esquema tiene que girar sobre determinados “ejes empresariales”, por lo tanto, ¿Sobre que actividades económicas dicho pueblo o miniciudades emprenderán o realizaran, para su viabilidad?.

Si fuera un sindicato o una confederación de sindicatos, al que se le ocurriera crear un nuevo pueblo o miniciudad, tendría que convocar a empresarios o al Estado para que generen “actividades económicas” y si estos no desean ir, el pueblo se cae.

En la otra probabilidad, de que si deseen, los empresarios ir a radicarse, lo harán estableciendo ellos, mejores condiciones de radicación o de beneficios, dado que las patronales, por “naturaleza conceptual”, están animadas por el lucro o ganancia, y no por “la beneficencia” a los sectores trabajadores o mas humildes. La única opción que les quedara a los sindicatos, que deseen formar nuevas miniciudades, y les guste o no, será formar “Cooperativas de trabajo”.

Cabe tener en cuenta, que la mayoría de los pueblos o ciudades, se generaron a partir de la iniciativa Estatal o Patronal. El Estado genero muchos pueblos, invitando a empresarios a radicarse en determinadas zonas, a partir de promociones fiscales o industriales o la traza de nuevas rutas, vías de ferrocarril, etcétera. También existieron grandes empresas “seudocapitalistas”, que dieron lugar a muchos pueblos, al radicarse para la explotación de determinados recursos naturales, sea en la agricultura, la ganadería, pesca, minería, etcétera.

Por lo tanto, en esa categoría dialéctica de “esencia y fenómeno”, hasta el momento, (principio del siglo XXI) el “fenómeno” de la creación de ciudades, respondió a las esencias del Estado o de las empresas seudo capitalistas. Considero, que todo el tercer mundo o países en vías de desarrollo (P.V.D.) debe dar un “salto cualitativo” y generar esta vez, en lo posible junto al Estado, nuevas ciudades, pero junto a empresas “cooperativas de trabajo”, de tamaño medianas o grandes, no en forma exclusiva (tal cual lo explico en mi libro), pero si en forma principal. Acompañado dicho esquema, de empresas Pymes, de raíz capitalista. Todo ello con el diseño de la cuadricula y vivienda teniendo en cuenta al sector Nº3, de las viviendas personales.

6. ¿ A QUIEN CORRESPONDE LA FUERZA Y VIABILIDAD?

Conforme lo expresado, y en principio, “la acción”, es decir “la fuerza”, a nivel internacional, para generar nuevos pueblos o ciudades, la tienen;

  • El Estado
  • Las patronales capitalistas
  • Las Cooperativas de Trabajo

El motivo de las cooperativas de trabajo, ya lo expuse, ellas son “patrones y empleados a la vez” o si se quiere “socios propietarios” o también “compañeros trabajadores”, la dualidad “patrón empleado”, no existe.

Lo que si existe, en las cooperativas y en mucho mayor cantidad, es la Sinergia, y es obvio, que existe muchos mas que en la empresa “capitalista” o “seudocapitalista, toda vez que en las cooperativas de trabajo, todos “aportan” energía física e intelectual. Así de sencillo y fácil de entender.

Si concurrimos “al laboratorio” de las ciencias sociales, me refiero a la historia, comprobaremos, que todas las ciudades, que se originaron con posterioridad a la revolución industrial, fueron realizadas por el Estado o las empresas particulares “seudocapitalistas”, en ese tiempo, no existieron ni esclavos, ni vasallos, ni trabajadores en relación de dependencia, que construyeran ciudad alguna. (Obvio que me refiero a la “iniciativa de objetivos y visión estratégica”, la “táctica” o sea el trabajo concreto, lo hicieron siempre los esclavos, los vasallos o los trabajadores en relación de dependencia, de eso no puede existir dudas)

La necesidad de construir “ decenas de miles de pueblos o nuevas ciudades”, en el siglo XXI, obedece sencillamente, a que de los tres modelos que pueden construir “nuevas ciudades” (Estado, empresas capitalistas, empresas cooperativas de trabajo), el estado y las empresas capitalistas, han llegado a un punto de evolución, del cual ya no pueden generar ninguna otra iniciativa, salvo que cuenten para ello, con la complementariedad del cooperativismo. Caso contario, “se agoto toda la instancia evolutiva para ellos”.

Los Estados se encuentran fuertemente endeudados (el que no lo crea así, pregunte al estado norteamericano o a los ingleses) y no pueden generar nuevas ciudades.

En cuanto a las empresas capitalistas o seudocapitalistas, estas se encuentran en el siglo XXI, fuertemente concentradas.

Las únicas empresas que podrían generar nuevas ciudades, son unas 65.000 empresas multinacionales, sobre las cuales escribo en mi libro, y no les va a interesar hacerlo, porque se generaría una contradicción sistémica, con riesgo de perder sus posicionamientos empresarios.

Estas empresas multinacionales, son las que han promovido en el sistema mundo, la “deslocalización empresarial”, y el famoso “ensamblaje”, por lo tanto, lo único que les interesa, también por naturaleza conceptual, es saber en que lugares del mundo, le pueden ofrecer “seguridad jurídica” y “mano de obra barata”. No les interesa otra cuestión. Mas aun, existiendo en la actualidad, concentración económica y revolución informática. Obvio es, que puede existir alguna excepción, que confirma la regla general.

En cuanto a las millones de empresas Micropymes y PYMES existentes, de raíz capitalistas, no van poder generar, nuevos pueblos o miniciudades, porque no tienen suficiente “fuerza o acción”, para ello. Las PYMES, “en la mayoría de los casos”, son simples muros defensivos y colaboradores indirectos, de carácter sistémico, de las 65.000 multinacionales, que señale en el párrafo anterior.

7.- LA OPCION COOPERATIVAS DE TRABAJO.

Por lo tanto, lo único que queda, en el sistema mundo, que tenga o pueda desarrollar “esa acción o fuerza”, son las “Cooperativas de trabajo, de carácter mediano o grande”, complementadas a su vez, con los distintos tipos de Pymes o Micropymes. Este es el fundamento o argumento “técnico” o “científico social”, por el cual sostengo, que los nuevos pueblos o miniciudades, deben tener un soporte principal de cooperativas de trabajo.

De no generarse estas nuevas ciudades, “haciendo volver” a la gente, “al campo o a nuevos espacios”, en las próximas décadas, miles de millones de hermanos y hermanas de la raza humana, van a morir en la miseria, en la exclusión y en la muerte por hambre.

Ahora bien, para entender el “remedio Avicena”, que proyecto en mi libro, no basta con haber entendido “la síntesis dialéctica”, en el mundo empresario o de las relaciones laborales, o sea el “argumento técnico”, que has leído en los párrafos anteriores querido lector o lectora, sino que es necesario también entender, la “síntesis dialéctica”, en la relación “campo ciudad o ciudad campo”, el cual veremos, en la próxima quincena.

Si el contenido de este escrito, te parece interesante, entonces divúlgalo o considera este sitio Web ( www.librolahumanidad.com.ar) como uno de tus sitios favoritos. Toda crítica, duda, observación, pregunta o comentario, será bienvenido, puedes remitirlo en nuestro contacto, con el Nombre de COMENTARIO A LA NOTA de la quincena.

(Carlos Ali – Santa fe – Abril del 2011).