ABRIL 2012 – 2° entrega –

ABRIL 2º CULTURA DEL TRABAJO (I)

CULTURA DEL TRABAJO.

 

 Categorías: Ciencia + Filosofía + Historia + Teología + Teodicea + Sociología

 ” La Paz y el Bienestar sean con ustedes queridos lectores y lectoras, con sus familias y vuestra comunidad. Si así no es, entonces solo cabe la lucha y el trabajo, para lograr esos objetivos. Ello es así, dado que constituye un deber moral, cívico y espiritual” (N.C.Y.)

 

 

  1. Cultura del trabajo versus Cultura de la especulación
  2. ¿Desde cuando surge?
  3. La esponja sin absorción
  4. Vida vegetativa o Cooperativismo de trabajo

 

 

  1. Cultura del trabajo versus Cultura de la especulación

 

En pleno siglo XXI, se renueva una dicotomía, que en realidad no es nueva, hoy la llamamos “Cultura del trabajo versus cultura de la especulación”.

 

Desde hace milenios, el trabajo fue el mayor generador de riquezas y satisfacciones, con trabajo se hicieron barcos, monumentos, pirámides, utensilios de cazas o de cultivo, etc.  Sin embargo desde milenios también existe toda otra cultura que no genera riquezas a partir del trabajo, sino de su antitesis. En la antigüedad fue la cultura de invadir países, saquear pueblos y lograr con lo obtenido riquezas sin estar abocado a la construcción de progreso y desarrollo, por el contrario, el saqueo  y las invasiones a naciones que estaban desarrolladas, consistió según los invasores “todo un trabajo”.

 

A lo largo de siglos, podemos observar la evolución de dicha dicotomía o contradicción, que sufre la humanidad, sin que todavía se haya encontrado el remedio o solución definitiva a la misma. Si cabe tener en cuenta, que han existido y existen remedios parciales, pero que muchas veces terminan beneficiando a quienes no debería. Esta situación, no significa avalar o consentir o tolerar situaciones de guerra regionales o locales ya sean de baja o alta intensidad, como las que están sucediendo en Siria o en Libia.

 

Actualmente existen otros métodos que causan mucho mas daño a la economía de los pueblos, que una guerra en si misma, me refiero a la cultura de la especulación, la cual obviamente va acompañada de una cultura usurera internacional, vía emisión monetaria espuria (imperio de la fotocopiadora de papel moneda), y cuya expresión fenomenológica de carácter empresario, en la economía de países de Suramérica, África y Asia  (tercer mundo) se expresa a través de cuatro palabras, a saber:  Monopolios, Oligopolios, Monopsonios, Oligopsonios.

 

Cabe esperar, y más aun en este año 2012, declarado año internacional del cooperativismo,  que el desarrollo del cooperativismo de trabajo en sus distintas variantes, pueda generar redes de contención y desarrollo, que haga retroceder a dicha cultura de la especulación y de la usura, caso contrario la humanidad se dirige hacia el precipicio de la degradación y autodestrucción.

 

Sin cultura del trabajo digno, no tiene sentido la existencia humana. Sin cultura del trabajo digno, todos los pueblos se terminan rebelando y las minorías parasitarias terminaran siendo arrasadas.  Obvio es, que toda esa dinámica, puede llegar a tener un gran costo en guerra y retrocesos.

 

Cabe esperar que dicha contradicción sistémica, se resuelva por la vía no antagónica, es decir por la vía pacifica o diplomática y en medianos plazos históricos, caso contrario, se hará ingobernable el mundo.

 

 

Si el contenido de este escrito, te parece interesante, entonces divúlgalo o considera este sitio web  como uno de tus sitios favoritos. Toda crítica, duda, observación, pregunta o comentario, será bienvenido, puedes remitirlo en nuestro contacto, con el nombre de COMENTARIO ALA NOTA de la quincena.

(Escrito en Santa fe – República Argentina.- abril de 2012).

Carlos Ali

——————————————————————————————————–

En la próxima quincena; Cultura del trabajo ¿Desde cuando surge?.