Agosto 2010 2° Movilización Mundial año 2012 ¿Por qué convocar masivamente?

Movilización Mundial año 2012 ¿Por qué convocar masivamente?

La Paz y el Bienestar sean con ustedes queridos lectores y lectoras, con sus familias y vuestra comunidad. Si así no es, entonces solo cabe la lucha y el trabajo, para lograr esos objetivos. Ello es así, dado que constituye un deber moral, cívico y espiritual. (N.C.Y.)

Toda convocatoria o movilización, no solo tiene un objetivo inmediato, sino también la generación de una actividad, que muchas veces, va mucho más allá, del objetivo propuesto, ello es así, en casi todas las movilizaciones o convocatorias, que se realizan en el mundo.

Los festejos del Bicentenario en Argentina y otros países sudamericanos, si bien tenían y tienen como objetivo inmediato, lograr una satisfactoria asistencia y generar un acto de presencia cultural activa, también se debe señalar y nadie lo puede desconocer, que en si mismo ellos tienen como objetivo “reafirmar los cimientos culturales”, que el “neo feudalismo usurero internacional”, ha socavado con sus políticas monetarias, basadas en las “fotocopiadoras de papel moneda del imperio”.

Un imperio cuya consigna principal (además de la emisión y control monetario) es la “esclavitud por deudas”, de sus “vasallos” y ya no solamente de los “Estados” a partir de las “macrorefinanciones de los organismo financieros internacionales”, sino también de los ciudadanos comunes a partir de las “continuas refinanciaciones de sus tarjetas de crédito y otros préstamos personales”. En definitiva, un imperio multinacional, que tiene en los crecientes paraísos fiscales, el flujo internacional de más del 40% del dinero circulante en el mundo.

Hay que tener muy presente, que el espíritu y la esencia de las cooperativas de trabajo, (a igual que otros sistemas y mas allá, de los Pioneros de Rochdale u otros), hace a la cultura del trabajo, y en contra de una cultura depredadora y consumista. Debe considerarse que esta doctrina no nace en un país o lugar determinado, como sostiene una parte de la doctrina euro centrista. Lo cierto que como eje principal de la cultura del trabajo, ni siquiera se sabe su fecha de inicio, dado que el cooperativismo de trabajo, nace en la noche de los tiempos, nace con la cultura humana. Cuando Carlos Marx, analiza en la forma de trabajo capitalista, su doble naturaleza, no descubre nada nuevo al señalar que dichas empresas, tiene como eje estructural el cooperativismo. Un cooperativismo, que produce “plusvalía”, para quien aparece como “dueño del capital”, es este el aspecto que origina, la “nueva explotación capitalista por excelencia”, de aquel entonces, donde el esquema, es un simple esquema de “relaciones jurídicas”. Allí, cuando la infraestructura de dicha relación jurídica, en la base de la empresa capitalista, esta sin duda organizada en base a una naturaleza de producción cooperativa.

Gran parte de la doctrina internacional y en lo que hace a las relaciones de trabajo, han mostrado en gran parte durante el siglo XX, una corriente lineal, que se puede esbozar señalando las siguientes etapas; “Esclavismo, feudalismo, capitalismo, socialismo”, es obvio que esta clasificación, también respondió a intereses políticos doctrinarios, que dejaron vacíos históricos bastante notables. No olvidemos que antes de la creación de los “Estados Nación”, también existían, “el feudalismo de los hombres libres”, no olvidemos también, que durante toda la edad media, y hasta la llegada de la revolución francesa, o incluso un poco más, en otras geográficas como ser aquellas donde existía el Islam, (unos 1.000 años de historia) la esclavitud no tenía ni tuvo el mismo carácter, que su versión romana.

En la actualidad, en la mayoría de los países del planeta, existen cooperativas de trabajo, no solo en lo que hace a su “infraestructura como empresa”, sino también en lo que hace a su “superestructura como empresa”, en otras palabras “distribución equitativa de los excedentes o plusvalía”, “democracia interna” y demás aspectos. Hoy se cuentan por decenas de miles, las cooperativas de trabajo, las cuales estarán destinadas a ser potenciadas, para aportar las respuestas a la actual situación, no solo en el ámbito de su territorio, sino a nivel internacional. Para ello es necesario instar a que las mismas se movilicen y hagan el aporte correspondiente, a las que están obligadas por naturaleza conceptual y doctrinaria.

Como lo señale en anteriores escritos, existen en el planeta, más de cuatro mil millones de personas, (4.000.000.000) que están afectadas, por la exclusión, la inmovilidad social, la pobreza, la miseria y la muerte por hambre, entre otros factores negativos. Si se revisan los principios fundamentales que hacen al cooperativismo, y especialmente los que hacen a las “cooperativas de trabajo”, nadie podrá negar, que el cooperativismo está obligado a movilizarse y generar actos de presencia masiva, para reafirmar la cultura del trabajo y la libertad de los hombres.

Es obligado señalarte o comentarte, querido lector o lectora, que los preparativos de “la festividad popular masiva, asociada a una efeméride significativa”, que yo estuve observando, en la ciudad de Buenos Aires, al ir a inscribir mi libro, culminaron en un éxito sin precedentes y que la naturaleza social de la convocatoria obliga a generar, nuevas convocatorias.

Es de mi creencia y salvo prueba en contrario, que el gobierno de mi país, conducido por la Dra. Cristina Fernández de Kirchner, quizás no tuvo en cuenta que el acto llegaría a tener tanto éxito. En esa hipótesis, ello mostraría una vez más, que el pueblo argentino y todos los pueblos del mundo, cuando son convocados desde la PAZ CONSTRUCTIVA, la cual siempre es activa y no la de los esclavos y subordinados, la cual siempre es pasiva y resignada, a esta paz constructiva siempre se adhiere la gente. Una convocatoria es probablemente exitosa, cuando se convoca desde LA MISTICA, de los que buscan Justicia y Seguridad, no la de los que justifican esclavitudes y terrorismo de estado. Cuando se convoca, desde el PROGRESO, que significa promoción y participación y no la de aquellos que alientan resignaciones e indiferencia social. Una convocatoria, es posible que sea masiva, cuando se la llama o convoca, desde la TRASCENDENCIA, más allá de los ciclos vitales y los siglos, y no del exitismo parasitario, de los usureros internacionales o del individualismo exacerbado de los mediocres que se alimentan en la laguna de la ignorancia y la de un consumismo convertido en ideología. Una convocatoria es positiva y legitima, cuando se lo hace desde la educación y las ciencias, para la promoción y el desarrollo y no de las que manipulan en las sombras, creyendo que pueden manipular, creyéndose dueños de verdades que no tienen, creyéndose poseedores de poderes que solo son debilidades, si allí, desde las sombras donde no existe la alegría, ni la paz, ni la felicidad, porque esta solo existe, allí donde reside la soberanía. Y nadie puede dudar, que el soberano, es, fue y será, EL PUEBLO y sus representantes, porque aquí en Argentina no solo es nuestro principio rector, que se origina en épocas milenarias, sino que también está consagrado en nuestra constitución nacional.

Más aun, de la misma manera, en que los barcos veleros necesitan del viento para iniciar su marcha en los mares y océanos, las sociedades por analogía fenomenológica, también necesitan “vientos de pensamientos y conductas”, si allí, “los vientos del alma”, los cuales pueden ser desde brisas a tormentas. Aquí en Argentina, nadie puede dudar, que soplan fuertes y sanos vientos de deseos basados en la equidad, en los derechos humanos, en el dialogo y en el sentir de los pueblos, allí queda impregnada en la praxis, las movilizaciones exitosas como las del 25 de mayo del 2010. Aquí en mi país Argentina, esa situación se pudo comprobar y sirve a su vez de ejemplo internacional, no como simples brisas o vientos de poca velocidad, sino como “hermosas tormentas”, que van limpiar y vivicar los campos sociales, donde el neo feudalismo financiero estuvo y está haciendo estragos. Son vientos huracanados, que van más allá de los gobiernos y de las gestiones, son “vientos de gente” convertidas “en pueblo que irradian mensajes”. En definitiva, son movilizaciones y convocatorias, las cuales nos deberíamos comprometer como cooperativistas a emular y superar. Que ello debería ser así, tampoco pueden existir dudas.

Es nuestra obligación hacerlo, es nuestro destino. Ello es así, porque nadie puede dudar que estos motivos convocantes, también son valores históricos del cooperativismo, y en especial del cooperativismo de trabajo, banderas a las cuales no debemos renunciar.

El principio de autodeterminación de los pueblos, consagrado por Naciones Unidas, es un principio que todo cooperativista o ciudadano de cualquier signo ideológico o partidario, debe respetar, toda vez que este principio no solo es un principio político ideológico, sino también jurídico. En la idea, que aquí se presenta, se hará que este principio actúe de manera dinámica y cooperativa, conforme los parámetros que la organización madre (ONU) que lo representa INSTA a hacerlo.

Ahora bien, cabe merituar que las organizaciones sociales, las ideologías, los eventos deportivos, las religiones, etc. Acostumbran a ir más allá de las “fronteras político-jurídicas” de un país y está bien que así sea, porque ello forma parte de la historia universal humana. Así es como existen distintos tipos de concentraciones, en el Vaticano, en la Meca, llegando hasta un campeonato mundial de fútbol, que se estuvo desarrollando en Sudáfrica, dentro de este marco de movilizaciones y concentraciones, también es legitimo plantear una movilización mundial, en adhesión al cooperativismo. A diferencia del campeonato de fútbol o de cualquier otro deporte, en la movilización cooperativista, no se pretende obtener una “copa mundial”, sino “despertar conciencia”, para una opción sistémica y pacifica constructiva, que puede llegar a solucionar los más importantes problemas que tiene la humanidad.

El cooperativismo como ocurre con otros movimientos sociales, políticos, religiosos, culturales, etc. ha sido “Internacional o Global”, desde mucho antes de lo que hoy se llama “Globalización”. Organizaciones como la A.C.I. (Alianza Cooperativa Internacional), surgieron en épocas donde todavía no existía Internet, ni siquiera el desarrollo de la televisión o de los teléfonos. No obstante el espíritu de unir a hombres de distintas nacionalidades, surgió con una visión de Solidaridad y Fraternidad, que iba mucho más allá de las fronteras jurídico-nacionales. La partida de nacimiento de la A.C.I. como así también de otras organizaciones sociales, es incluso anterior a la formación de la hoy famosa Organización de las Naciones Unidas (O.N.U.).

En pocas palabras, “la actual moda de la globalización”, no es nueva, existió desde antes del nacimiento del profeta Jesucristo, existió antes del nacimiento de la ONU y cabe deducir, que seguirá existiendo y profundizándose.

Es de allí, que es muy importante, aprovechar dicha oportunidad, para que el cooperativismo, pueda dar no solo un “salto cualitativo”, sino también cuantitativo, toda vez que constituye una “opción para este presente y una esperanza para el futuro”.

En teoría, cabe suponer, que en dicho día, o durante la semana o en dicho mes de Julio, todas las cooperativas del mundo, generaran algún tipo de actividad, para conmemorar ese día. Las actividades que se realizan, son actividades ya conocidas, como; Recitales, Jornadas de debates, talleres literarios, Ferias de exposiciones cooperativas, programas de radio o televisión, alguna nota o aviso en los periódicos de mayor circulación o también impresión y distribución de folletos o propaganda alusiva, etc.

Insisto, esta situación “en teoría”, tendría que suceder todos los primeros Sábados de Julio de todos los años, en todo los países donde exista una cooperativa. Desde España hasta Venezuela, desde EEUU hasta Rusia, desde China hasta Brasil, desde Argentina hasta Egipto, etcétera. Ahora bien, la práctica y experiencia, que uno ha vivido, dentro del cooperativismo, indica que lamentablemente estas actividades, en la mayoría de los lugares al menos de Argentina, pasan completamente desapercibidos. Normalmente existen adhesiones a través de un aviso en algún diario o una propaganda por radio, en definitiva son “adhesiones o conmemoraciones pasivas”, al estilo de las “efemérides nacionales pasivas”.

Lo que todos los cooperativistas deberían preguntarse y reflexionar, no una sino varias veces, es;

¿Cabe conforme el actual contexto mundial de concentración monopólica, con efectos de exclusión, pobreza, analfabetismo y muerte por hambre, para miles de millones de seres humanos, realizar adhesiones o conmemoraciones de tipo pasiva, justamente el día del cooperativismo?

Desde mi punto de vista, entiendo que no. Considero que deben escucharse y estudiarse todas las propuestas, que puedan hacer que “la conciencia cooperativa” puede irradiarse a todos los rincones del planeta, para ayudar a salir del pantano de la exclusión y de las asimetrías sociales, a la mayor cantidad de gente posible, asegurando desarrollo y bienestar social.

AÑO INTERNACIONAL DEL COOPERATIVISMO.

La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, ha resuelto el 18 de diciembre del 2009, considerar al año 2012, el AÑO INTERNACIONAL DEL COOPERATIVISMO.

Que los representantes de casi todos los países del mundo, hayan tomado esa decisión, sin duda que obliga a una lectura muy importante. La situación socioeconómica del planeta, no es sencilla, la descripción de “Mega desastre”, tampoco es exagerada. La situación debe preocupar a todos los seres humanos, que tengan condiciones de poder leer o comprender estos párrafos.

La misma resolución INSTA no solo a las estructuras estatales, y a las organizaciones pertinentes, sino a todos los ciudadanos del mundo a aprovechar dicho reconocimiento, para difundir las ideas cooperativistas que sin duda alguna, pueden ayudar o aportar a solucionar al paisaje de desolación, ruina, exclusión, pobreza, corrupción generalizada y hecatombe socioeconómica, que se ha generado en el planeta.

A tal efecto, la Asamblea de la ONU, y conforme consta en el párrafo final, de dicha resolución, ha solicitado al Secretario General, que informe a la Asamblea de cuáles podrían ser las actividades ha desarrollar, para el año 2012 y a los efectos de promocionar, al cooperativismo. Procedo, queridos y estimados lectores y lectoras, a citar dicho párrafo;

“Solicita también al Secretario General que en su sexagésimo sexto período de sesiones, le presente un informe sobre la aplicación de la presente resolución en el que figure una propuesta sobre las actividades que habrán de emprenderse durante el Año Internacional de las Cooperativas dentro de los límites de los recursos existentes”.

Ideas para el año 2012, articuladas al cooperativismo y a la ONU.

Pues bien, desde este sitio Web, y conforme la mecánica de las “Tormentas o lluvias de Ideas”, es mi deseo como intelectual cooperativista adherir fervorosamente a la resolución de las Naciones Unidas y difundir la “idea – propuesta”, que realizo a través de Internet , no solo al Secretario de dicho Organismo Internacional y al movimiento cooperativo internacional en general, y a sus asociados, sino también a todos los lectores y lectoras de esta página, cualquiera sea su rol o función dentro de la sociedad. A todos ellos, tratamos de mandar un email, para difundir esta idea y te invitamos a ti lector o lectora, a que difundas la misma.

Idea-propuesta, que entiendo NO TIENE MAYORES COSTOS, es casi GRATUITA, lo cual cumple el requisito previsto por la Asamblea General de tener en cuenta, las cuestiones presupuestarias y permitirá sin duda alguna difundir al cooperativismo a un grado tal, que puede llegar a ser potencialmente positivo para el desarrollo, por un lado de los sectores más desamparados del planeta y por el otro, de los que ya están trabajando y que se verán mucho mas potenciados.

Si bien, el “eje de la idea que expongo”, trata sobre “las ciudades capitales” de los países firmantes o adherentes a la resolución de la O.N.U., no olvidemos que existen muchísimas ciudades muy importantes, que no son “Capitales de Estado”, como puede ser La Plata, o Rosario o Córdoba, en Argentina o Nueva York en EEUU o San Pablo en Brasil, etc. en ese caso, las cifras de la movilización y convocatoria para la difusión del cooperativismo, podrían triplicarse o cuadriplicarse.

Sin duda, que se generaran debates sobre estos temas, y es lógico que vayan a existir posiciones negativas sobre estas cuestiones, cuando en Argentina se empezó a difundir las actividades para los festejos del Bicentenario, también hubo situaciones similares.

Así tenemos que surgirán planteos, sobre la movilización en sí misma, sobre los fundamentos o consignas, sobre los costos, sobre quienes serán los que movilicen, etcétera. Está bien, que surjan estos “debates constructivos”, porque el debate implica dialogo y ello es positivo. Sobre el “Camino al año internacional del cooperativismo 2012”, sin duda que se irán planteando y analizando las distintas cuestiones. Considero que el asunto más importante, es empezar a caminar con ese objetivo.

Si el contenido de este escrito, te parece interesante, entonces divúlgalo o considera este sitio Web ( www.librolahumanidad.com.ar) como uno de tus sitios favoritos. Toda crítica, duda, observación, pregunta o comentario, será bienvenido, puedes remitirlo en nuestro contacto, con el Nombre de COMENTARIO A LA NOTA de la quincena.

(Escrito en Santa fe – Republica Argentina. Agosto del 2010).