Conservadores y reaccionarios

Conservadores y reaccionarios.

 Cabe señalar, que todavía existen sectores, dentro del movimiento cooperativo, que piensan que las cooperativas tienen que estar destinadas, solo a los pobres o marginales, solo a los excluidos, estas son nociones de la segunda mitad del siglo XX, que provenían de la OIT, donde se consideraba, que las “cooperativas de trabajo”, tenían “ese destino”, porque las empresas de capital, resolvían los grandes problemas de la economía. En definitiva, todavía hay gente dentro del movimiento cooperativo, que no reconoce la grandeza e increíble opción que representan a nivel macrosistémico, las cooperativas de trabajo. No cabe dudas, que ser “esceptico” o “reservados”, con respecto a la inmensa función y potenciación que constituyen las cooperativas de trabajo, por cierto sectores del movimiento mundial, constituye sin duda alguna, una linea de pensamiento, que sin duda es “conservadora”, pero sobre todas las cosas, “reaccionaria”, hacia todo lo que significa innovación, potenciación y desarrollo.

Más aun, todavía existen dirigentes e intelectuales, que consideran que al COLAPSO SISTEMICO mundial, o sea la mega catástrofe seudocapitalista (lo que estamos viviendo no es capitalismo, se lo explica en el libro ) se lo puede arreglar con algunos maquillajes y pequeñas reformas o flexibilidades, hacia “ciertos capitales de inversionistas”, o sea los mismos causantes del majestuoso desastre nacional y global.

 Todavía hay gente, en el movimiento cooperativo, que cree, que las actuales crisis, SON SIMPLEMENTE CICLICAS o COYUNTURALES, y no de carácter estructural.

 Todavía hay dirigentes dentro del movimiento, que considera que hay que reflotar a las cooperativas de consumo, cuando esta claro, que el dominio absoluto en casi todo Sudamérica y muchos lugares del mundo, se encierra en cuatro palabras, a saber Monopolios, Oligopolios, Monosopnios y Oligopsonios

 No caben dudas, que hay que rescatar a las cooperativas de consumo, (principio pasivo de la economía)  pero si el principio activo, o sea la producción y el trabajo, no esta predominantemente en manos de cooperativas de trabajo medianas o grandes, las cooperativas de consumo no tienen razón de existir. Es por ello, que lanzamos esta agresiva campaña por Internet, para llegar a los más distantes lugares, con el objetivo de difundir las cooperativas de trabajo.