DICIEMBRE 2011 – 1° entrega – Gadhafi IV

Gadhafi IV

La Paz y el Bienestar sean con ustedes queridos lectores y lectoras, con sus familias y vuestra comunidad. Si así no es, entonces solo cabe la lucha y el trabajo, para lograr esos objetivos. Ello es así, dado que constituye un deber moral, cívico y espiritual. (N.C.Y.)

Índice:

  • ¿Cómo fue el asesinato? .La asimétrica lucha. ¿“dialogo con Gadhafi”?
  • La lucha.
  • La captura
  • El dialogo con la secretaria
  • Dudas y meditaciones de la secretaria
  • La orden a un militar
  • Preparando al toro
  • Los guardianes de antiguas y sagradas literaturas
  • Dialogo con Gadhafi
  • ¿Final?

¿Cómo fue el asesinato? .La asimétrica lucha. ¿“dialogo con Gadhafi”?

¿Se puede dialogar con un muerto?, No se puede y si se puede. Físicamente no se puede, dado que se trata de un dialogo “físico”, donde tus oídos, escuchan la voz del interlocutor, ven su rostros y gestos.

En cambio en el “si se puede”, y mas aun, cuando escribió un libro, se trata de “otra cuestión”, es un “dialogo a nivel contextual, a nivel mental, de carácter literario y metafísico”.

Muchos escritores de libros, especialmente de “doctrinas”, acostumbran a “dialogar con autores”, que han vivido hace cientos o miles de años. Hoy también se puede hacer, con la maravilla que significa Internet.

Si allí, buscando y analizando contradicciones. Te puedo asegurar, que lleva su tiempo, querido lector o lectora internauta, poder hacer “hablar a un muerto”, de la categoría de Gadhafi.

No es imposible, (en el caso de Gadhafi) pero tienes que estudiar, estar concentrado, conocerlo. Y sobre todo y muy especialmente estudiar su libro, algo que yo realice. Es un libro pequeño. Pero también, tienes que estudiar, la historia de ese lugar, (libia) sus tradiciones, sus costumbres, sus esperanzas. Las cuales, en el último siglo, en realidad no difieren mucho de las que existen en los países de Sudamérica, África o Asia.

Tu también puedes hacerlo, es cuestión de practica, algo así como pilotear un avión Boeing, la formula la escribo en mi libro, si allí cuando señalo, los cuatro niveles de lectores. Allí cuando escribo, que “el dialogo” con los autores de libros, es el máximo nivel, que se alcanza con la lectura.

Es como “dialogar” con Cicerón, con Aristóteles, y otros tantos, puedes viajar al pasado miles de años y también puedes viajar “probabilísticamente” al futuro. Es tan fácil, solo tienes que estudiar, allí en el “dialogo” habrá cuestiones con la que coincidirás y otras con las cuales tendrás diferencias, algo que también, es común y normal.

Te daré algunos adelantos, de mi dialogo con Gadhaffi, si allí cuando leía su pequeño e interesante libro, el que se dedicaron a quemar, el que yo tengo en mi biblioteca.

Si el “Libro Verde”, el que también use, como fuente bibliográfica, para mi propio libro. Fíjate allí en el índice de bibliografía consultada, en el apartado “Ciencia Política”, el Nº 143.

Puedo asegurarte, que ahora lo querrán leer millones de abogados y decenas de millones de estudiantes universitarios. Aunque te parezca raro, a veces, así funciona.

No obstante, te daré un simple y precario adelanto, quizás de algún futuro libro, de cómo, mi pluma imagina su lucha, captura y muerte. Y también de cómo la imaginarían, cientos o miles de escritores, que seguramente ya están empezando a escribir.

Deja que ahora vibre la imaginación, querido lector o lectora, dejemos paso a la conjetura lógica, del modus operandi.

Si allí, invitemos al silogismo a presentar conclusiones hipotéticas. Que vibre entonces, la imaginación de la abogacía y la academia planetaria. Que surjan las narraciones en hipótesis, que las filmaciones secretas, no quieren presentar al pueblo.

LA LUCHA

Transcurrían los días, desde que Gadhafi, abandono Trípoli, por los bombardeos de la OTAN, para seguir luchando en profunda asimetría, con simples fusiles y mucho coraje, si allí sabiendo que la batalla estaba perdida, solo quedaba resistir, para entrar en la historia de los pueblos, en la imaginación de los escritores, en el análisis de los académicos, de ser ejemplo de futuros guerreros, de ser dignidad de pueblos, si allí, en tradición de milenios.

Que se diga y que se escriba, combate Gadhafi, en el desierto de Libia, allí en las arenas, que guardan milenarias historias y riquezas.

Se agota la digna resistencia, del hijo del desierto, un satélite militar filma todo, desde grandes alturas y desde el casco de los comandos extranjeros, invadiendo milenarias arenas, si allí de tropas especiales mal disimuladas. Tan ignorantes son en su tecnología, que creen que en el Sur, no nos damos cuenta, de guerras asimétricas e hipocresía disfrazada.

Si allí están, en Washington, comandantes, generales y coroneles, toda la plana mayor, mira extasiada en gigante pantalla el desarrollo de la acción, allí la digna resistencia, no a la tecnología y a los satélites, a los que el Líder ya sabe ganador, sino a la soberbia imperial, de la OTAN, a la cual vaticino que caerá derrotada.

Si allí esta, la soberbia, que esta esperando, la respuesta de claudicación. El sabe que no la dará, y allí radica su fuerza.

¿Acaso no saben, que Gadhaffi, es devoto del Gran Misterio, por el cual dirige su orientación y se arrodilla en oración?, ¿Acaso no saben, los excrementos de la usura internacional, que Gadhafi escribió en su libro y pronuncio discurso en la ONU, hacia la materialización del Bien de los pueblos, en lugar del Mal?

¡Cuando aprenderán los parásitos, que el Bien, nunca se rinde y prefiere morir Mártir!, si allí, porque la recompensa esta detrás de la frontera de la hermana muerte.

El café esta casi frio, en Washington y en el pentágono, el tablero de ajedrez, no genera interrogantes, el mas estúpido de los estúpidos, es ganador, jugando el juego en condiciones asimétricas.

Todo Libia, esta controlado y filmado, metro a metro, centímetro a centímetro. Y mas aun, cuando esta de visita, la secretaria de estado, si allí HILLARY CLINTON. No tiene sentido, la guerra de tableros. No hay Honor, no existe mística, están jugando a ser soldaditos, lo que veinte años atrás, jugaban en computadoras videos juegos. Los que solo vieron sangre, en las pantallas, mientras tomaban gaseosas y comían hamburguesas. Si los mismos, que son cobardes por naturaleza. No tienen patria ni honor, solo mercenarios, por un mísero salario, que no cubre su crédito hipotecario.

Si escríbelo, era un David contra diez mil Goliat, que quede constancia escrita. Hay historias que en los paraísos celestiales, no se perdonan ni olvidan. Si allí, portadores de alta tecnología, sonrientes ante la muerte de los contestatarios.

Si ellos los que caen, cuya causa es ser desobedientes, a los mandatos de lujuria y codicia. Si, hay que decirlo y escribirlo, porque el coronel Gadhafi, líder de Libia, y de toda África, iba a morir en combate. El mismo se ofreció en sacrificio, contra una de las más poderosas fuerzas militares de este planeta. El mismo lo hizo en el nombre, de los que quiso abrir puertas, allá en la ONU del 2009, es decir de una democracia planetaria. Debes buscar en Internet y ver el video, en youtube, si quieres entender algo.

¡Que quede claro!, el discurso de Gadhafi, no es de Gadhafi, es corriente histórica de la Sabiduría, es rio de inteligencia de pueblos y milenios. Que quede claro, aquí y ahora, no esta escribiendo la poesía, sino la visión de la vida, hecha Ciencia e Historia.

El mismo dijo, y todos los escuchamos, desde el inicio del conflicto, “ofrezco el dialogo y la negociación”, las cuales son milenarias para la Paz y las Ciencias, la soberbia no le respondió, y como reacción, exhibió calumnia e injuria, estructuradas en nauseabundos alientos de difamación y menosprecio, jamás en dignas estrategias, sino en oscuras y usureras estratagemas, allí en la cultura del secretismo, que alienta conspiraciones internacionales.

Que no se equivoque, la lujuria del pentágono, la crematística de la OTAN, la hipocresía de la Casa Blanca y la usura bancaria de Wal Street, ¿que estoy escribiendo, si ya se equivocaron?.

Tendrían que haber negociado con Gadhafi, para obtener Riquezas, pero prefirieron el robo y la codicia. Tendrían que haber negociado con Gadhafi, para generar Alianzas y Poder, pero prefirieron la guerra destructiva, que justifique la chatarra bélica, que necesitan vender.

Todo esta filmado, sin celular, sino con satélites y alta resolución. El hecho trágico señala, que fue atrapado el coronel Gadhaffi, junto a su hijo Mutasim, y a su ministro de defensa Abu Bakr Yunis, todo esta filmado, con lujos de detalles. Pero no te lo quieren mostrar, querido lector.

Si solo hay que saber investigar el tema en Internet, allí encontraras contradicciones, a plena luz del día. Si allí, en palabras y documentos, porque los verdaderos videos, por ahora, no lo van a mostrar. Las filmaciones están bien guardadas, de la misma manera, en que guarda el extorsionador sus pruebas.

Son películas de alta resolución, guardadas en el pentágono. Son secretos, para el “pueblo mundial”. Son verdades vistas por los lectores, de libros leer. Son filmaciones hechas, para que determinados funcionarios rindan leal y discreto servicio. Son pruebas de abogados, que estos no necesitan ver.

Si allí esta resistiendo Gadhafi, desde hace semanas, primero estuvo a los tiros limpios de metrallas y fusiles, en Bani Walid, luego utilizando tácticas guerrilleras se traslada a Sabha, de allí a Jufra, para culminar en la ciudad de Sirte y presentar final batalla. ¡Que haya honor y gloria también, para estas ciudades!, porque allí, ellas se convirtieron en escenario e historia.

Todo el territorio esta siendo filmado, metro a metro, centímetro a centímetro, ven cuando sale al patio de la casa donde resiste, ven cuando Gadhafi , saluda al satélite militar, mandando mensaje gestual a Washington, diciendo no podrán. Se ríen los generales, carcajadas en las oficinas de los coroneles con aire acondicionado, mientras miran en las pantallas gigantes al beduino legendario, sudando y transpirando.

¿Quiere más café general?, pregunta un delgado y pálido capitán, con impecable vestimenta, si allí en las oficinas de la OTAN.

No – es la respuesta- tráeme una gaseosa fría, me da calor ver desde aquí a Gadhafi, en medio de las arenas y de semejante sol.

¿Qué hacemos lo matamos o lo dejamos una semana mas?, – pregunta la secretaria, del servicio especial de inteligencia. El general responde; fíjate en la agenda, la reunión del G-20, lo mataremos dos semanas antes, así servirá de tema ideal para la reunión, y nadie discutiría nuestro liderazgo.

¡General!, – exclama la secretaria – llamaron de Francia, Sarkozy dice que “hay que terminar el trabajo ya mismo”, piden que lo matemos ya .

Contéstale que será cuando nosotros lo dispongamos. Llama a la prensa y diles que se vio a Gadhafi cruzar la frontera hacia Siria, ello servirá para generar ambiente, en nuestra próxima acción.

LA CAPTURA.

Día 18 de octubre, aterriza el avión blindado en Trípoli, trayendo a la secretaria de estado. Suena el teléfono satelital. Llega la orden, falta poco tiempo para la reunión del G20. El mensaje debe ser enviado a los presidentes, ni muy pronto ni muy tarde.

Allí llegan los aviones a Libia, a la legendaria Trípoli. A partir de ahora, ciudad emblema de resistencia, capital espiritual de todo África. Bajan del avión, autos especiales superblindados, la secretaria Clinton excitada y alegre. Reunión con los actores y mercenarios mal pagados, el condimento deja paso al principal, para luego recibir ordenes.

Esto fue, el 18 de octubre del 2011, esta todo bien filmado, esta todo bien documentado, por satélites y cámaras infrarrojas. Gadhaffi ya estaba capturado, sano y sin heridas. Quizás dentro de cien o doscientos años, cuando se levante el “secreto de estado”, los investigadores e historiadores del futuro, puedan ver los videos, que el pueblo global, hoy no puede ver.

Se indican las posiciones a los generales, allí en Sirte. Avisen que ira la secretaria y preparen un video, para mostrarle al prisionero su captura, así será mas fácil que firme la claudicación.

Si allí, capitanes y oficiales de alto rango, seleccionan imágenes. Movimientos de pinzas rodean las viviendas, aviones no tripulados asesinan a civiles. Si comandos especiales llegan, rodeando la vivienda, laser, cámaras, videos, satélites, teléfonos especiales, alta tecnología. Gadhafi, y sus acompañantes, serenos, esperando la trascendencia. El video que se prepara, muestra a un rayo enviado por un satélite militar, mata a todos los que están cercanos a las viviendas, para despejar territorio, luego ingresa al escenario, un grupo de “comandos de elite”, sumamente pertrechados, en territorios masacrados, si allí respaldados por satélites, aviones no tripulados y alta tecnología, que será derrotada, por fuerzas espirituales. Gadhafi se entrega, sano y sin heridas, porque así lo quiere capturar la OTAN, para que firme claudicación.

Si cabe reiterar, Gadhafi capturado vivo, Mutasin capturado vivo, Abu Bakr Yunis, capturado vivo, todo ellos en combate y sin heridas.

No importa ya, si gobernó bien o mal, si contrato o vendió mas petróleo a uno u otro, aquí esas estupideces no importan, aquí estamos en las tierras del Honor y la Gloria.

Si allí no importan los negocios, allí no importan los contratos, allí no importan sumarias ejecuciones, ante evidentes verdades, ni siquiera las altas tecnologías, allí es campo de Honor, es territorio de guerreros de milenarias batallas, es territorio libio, abuelo de la princesa Europa. Son arenas milenarias, donde en otros tiempos hubo también batallas, aquí ya no se trata de Gadhafi, aquí solo se trata de muerte y gloria.

Las imágenes seleccionadas, muestran al comando extranjero enemigo, cuando filma y graba todo. El satélite militar también lo hace y sigue las circunstancias, igual o mejor que en las películas de Hollywood, paso a paso, detalle a detalle, centímetro a centímetro, ven desde Washington, como Gadhafi se seca la transpiración. Si son películas de altísima resolución, son películas de satélites militares, no están en internet, ni en el circuito comercial. Allí Gadhafi, es detenido sano, y sin heridas.

Se lo ve cansado, agotado de tanta lucha desigual, sin embargo espera muy calmo, los acontecimientos que lo convertirán en Mártir.

Otra de las imágenes seleccionadas, muestra la alegría en las oficinas desde donde se dirigen las operaciones. Si allí, cuando se escucha el grito en Washington, ante la captura, un ¡Viva!, un ¡Victoria!, me pregunto, ¿Cuándo dejaran de ser estúpidos?. Mientras tanto, la secretaria, allí en trípoli, sube al auto blindado y se dirige a Sirte. Si allí, están acomodando a los prisioneros y esperando ordenes, ante la llegada al lugar de la secretaria.

Hoy es 19 de octubre, los medios de comunicación y el mundo todavía no lo saben, pero el satélite militar todo lo ha filmado y esta documentado segundo tras segundo, centímetro a centímetro. La secretaria ansiosa se prepara, guardaespaldas de elite comando la acompañan. Ya esta en Sirte, ya le traen ante su presencia al prisionero, si aquel que resistió con bravura, en arenas y desiertos, que esconden petróleo, oro y agua.

EL DIALOGO CON LA SECRETARIA

Se cruzan las miradas, la secretaria conoce y es consciente de su transgresión e hipocresía. Si allí, ante la presencia de la verdad, la mentira baja la mirada. El prisionero la mira, como quien mira la presencia de un excremento hecho forma humana.

Allí, ante la presencia de la mujer, hecha autoridad, se lee al prisionero UN CLARO MENSAJE, redactado en Washington, con una serie de condiciones y estipulaciones; es CLAUDICACION O MUERTE.

Es un mensaje que en forma indirecta, tendrán que captar los invitados al G-20 y otros tantos presidentes del mundo. Si allí, en la reunión, de los primeros días de noviembre, en la ciudad de Cannes.

Gadhafi, lee el Acta y solo guarda silencio.

La secretaria, furiosa ante dicha actitud, le muestra el video preseleccionado que le prepararon para el prisionero.

Allí le indica, ¿Acaso no se da cuenta, que hemos sido superiores?, y le increpa ¡ Vea todo lo que podemos hacer y mucho mas aun!, y le reprocha ¿Qué necesidad de haber llegado a esto, hubiera renunciado y se hubieran evitados muertes y problemas?. Y exclamando la secretaria le señala, ¡ Vea el video señor señor Gadhafi, fíjese como lo estuvimos filmando, durante todo el tiempo, hasta cuando se estaba duchando, mire lo que el mundo no pudo, no puede, ni podrá ver!.

Acto seguido, lo invita a la reflexión, señalándole, ¿Cree usted, que EEUU, permitirá que la Unión Europea y otros países, sea Rusia o China o cualquier otro lideren el mundo, no señor Gadhaffi, usted se equivoca, nosotros tenemos un rol central en el nuevo diseño financiero mundial, nosotros seremos los que regulemos a los bancos, las inversiones. Serán los EEUU, los que fijen que cuota de trabajo decente existirá, y cuantos tendrán que seguir sirviendo como esclavos, nosotros somos los que determinaremos que lugar es un paraíso fiscal y que otro lugar no. Nosotros haremos las reformas necesarias, y conforme lo veamos de utilidad, tanto al F.M.I como al Banco Mundial, nunca podrá ser usted, señor Gadhafi, ni muchos menos los países pequeños como el suyo, por mas riquezas que tengan. Usted señor cometió un grave error, ha sido un estúpido, murieron mas de cuatrocientas mil personas por su culpa y obstinación, usted es el responsable de que Trípoli y otras ciudades estén destruidas. ¿Puede entender señor Gadhafi, lo que le estoy diciendo?

Luego de algunos minutos y habiendo visto el prisionero, el video que el resto del planeta no pudo ver. La secretaria le señala; ¡Ahora, ahórrenos el tiempo, firme la claudicación!, aquí consta, que usted se rinde ante los rebeldes libios del CNT, y les reconoce la legitimidad de su accionar.

A cambio de ello, lo dejaremos vivir, lo llevaremos a juicio, será un juicio que se demorara muchos años, usted estará en una cárcel VIP, su hijo Mutasin, podrá vivir, también su ministro de defensa. No lo ahorcaremos como hicimos con Saddam Hussein, podrá vivir en la cárcel, con comodidades, escribir sus memorias, podrá comunicarse vía teléfono satelital con su esposa y sus nietos. Le embargaremos todos sus bienes, pero dejaremos más que suficientes, para toda su familia y nietos, podrán vivir durante toda su vida, repletos de comodidades, que no tienen ni siquiera la clase alta norteamericana. Reflexione señor Gadhafi, el trato es justo, reconozca nuestra generosidad, usted no esta en condiciones de exigir nada.

El prisionero en calma, declara que no entiende.

La secretaria, le responde, ¿¡¡ Qué es lo que no entiende!!?

El prisionero, le pregunta a la secretaria, si leyó lo que escribió Clausetwich sobre la guerra.

La secretaria le responde que no tiene la menor idea, de quien es ese señor. El prisionero Gadhafi, le contesta, que entonces, ACABAN DE PERDER LA GUERRA, ¿Cómo entonces usted, puede pretender la claudicación, cuando soy yo, el ganador?

La secretaria Clinton ríe a carcajadas, ¿¡ Esta loco!?, estamos dominando trípoli y todo libia y usted es mi prisionero. ¡Como se atreve a decir, que perdimos la guerra!

Gadhafi, contesta; ¡ Se equivoca, usted es mi prisionera!

La secretaria vuelve a reír a carcajadas. Esta vez no la acompañan en la risa, los altos mandos de la OTAN, ellos saben que el prisionero, tiene motivos y ahora, mucho mas que antes, saben que no se rendirá, ni firmara ningún documento. Ellos ahora están preocupados, por el futuro de su secretaria.

El prisionero agrega; En el Corán, no se estima a los agresores y no son buenos los augurios para quienes inician guerras. En “el arte de la guerra” de Karl Clausewitz, es similar a pesar de la distancia, en el contenido de la escritura, a pesar de los años y la tecnología. ¿No se da cuenta usted señora secretaria, que se trata de conceptos? , el planteo es similar. Ustedes son los que perdieron.

La secretaria, le pregunta, a los altos mandos de la OTAN, allí presentes : ¿¡¡Qué es lo que esta diciendo este estúpido, no se da cuenta que es mi prisionero!!?.

Los altos mandos, guardan silencio.

Ahora, “e l prisionero”, le responde: Una vez mas, ¡Acaba de perder la guerra!, Soy yo, el que hizo, que usted venga hasta aquí, Es usted mi prisionera, ¿Acaso no se da cuenta ?. La claudicación que usted quiere, no existirá. Si yo fuera estúpido o todo lo que dice usted y los medios de comunicación, usted no estaría aquí.

Usted esta aquí, porque esta frente al prisionero Gadhafi, usted esta aquí, para presenciar el nacimiento de un Mártir y la eligieron a usted, para burlarse de nuestras tradiciones, pero no lo conseguirán.

Dígame secretaria – pregunto el prisionero – ¿Leyó usted mi libro?

Contesto la secretaria, con desprecio y aires de suficiencia – ¿Para que habría de leerlo, si usted es un perdedor?. Yo no leo libros de perdedores –

El prisionero Gadhaffi, le señala; ¡ Acaba de perder nuevamente!. A lo cual la secretaria le sonríe con ironía, pensando que el hombre ya esta loco.

Vuelve a preguntar, el prisionero; ¿Acaso no es usted del partido demócrata, allí en los EEUU?. – ¡Y que tiene que ver eso, con su situación! – le responde la secretaria Clinton.

Con voz tranquila y agotado físicamente, el prisionero Gadhafi, le pregunta: ¿Acaso no estudio usted, el ultimo discurso de Kennedy, antes de que lo mataran?. ¿Acaso “su líder”, también fue “un perdedor”, señora secretaria? . Acaso usted secretaria, no esta de acuerdo con lo que el denunciaba. Si allí cuando el denunciaba la cultura del secretismo y las conspiraciones, señalando que es repugnante. Cultura que hoy trata de defender usted. Allí cuando el luchaba por una sociedad libre y abierta, como muchas de las cuestiones que yo escribo en mi libro. Allí en la primera parte, cuando escribo, la solución del problema de la democracia. El poder del pueblo. Si hubiera leído mi libro, comprendería que hay puntos comunes con el pensamiento de J.F.Kennedy.

¡Por favor!, contesta la secretaria. ¿Cree usted que un beduino, líder de un país pequeño, que ha tenido la suerte de tener inmensos recursos naturales, puede compararse con los EEUU?, ¿Acaso no se da cuenta usted de su ignorancia, señor Gadhafi?

El prisionero, contesta;

¡Acaba de perder nuevamente usted! Y señala;

El mundo no es como ustedes lo piensan o conforme a sus intereses. Usted debería más que nadie saber de memoria ese discurso. Si allí, cuando kennedy llama a oponerse en todo el mundo, a esa conducta de codicia e influencias, allí cuando se utiliza como método la infiltración en lugar de la invasión, que es lo que ustedes ahora están haciendo, allí cuando se utiliza la subversión en lugar de las elecciones, allí cuando ustedes imponen, en lugar de la libre elección. Todo lo que denunciaba Kennedy, como repugnante están haciendo ustedes ahora con nosotros.

Si allí, en el ultimo discurso de Kennedy, esta la verdadera causa de la invasión a mi país, ¿Cómo no lo leyó secretaria, si esta hasta en Internet? , yo lo leí, y estudie antes de internet, allí como parte de la inspiración del pequeño Libro Verde. ¿No cree, usted secretaria, que existen coincidencias, entre lo que dijo Kennedy, con mi discurso en la ONU, allí en el 2009?. ¿Acaso no debería usted, señora Secretaria, renunciar al cargo que ocupa, por ignorante y servil a los intereses bancarios usureros? , ¿Acaso usted no lee a los “perdedores”, como J.F. Kennedy?

La secretaria Clinton, le reprocha en tono de pregunta; — ¿Cómo se atreve a compararse usted, con Kennedy, el fue un gran líder de los EEUU?.

El prisionero Gadhafi, le responde: Otra derrota mas, ¿Acaso no se da cuenta de que yo soy uno de los líderes de toda África? Por eso es que usted esta aquí, si no, no lo estaría.

Mi claudicación es la gloria de ustedes y mi muerte, la gloria de todo África, del mundo árabe y del islam. ¿le parece poco?. A lo cual “el prisionero” agrega; Haga lo que tiene que hacer, se le hará tarde, usted tiene que tomar el avión blindado y partir hacia su país.

Se genera un largo silencio, como midiendo ambas partes, las fuerzas metafísicas allí existentes. Si allí, queda pensativa y dubitativa, la mujer secretaria, inquieta, despechada y fracasada electoralmente, solo recibe como respuesta, del “prisionero de guerra”.

¡ Apúrese, ya se hace tarde!. Después de mi muerte, “Vendrán los guardianes y habrá Resistencia hasta mas allá de la frontera de la vida”.

Respuesta Mística, de quien dormía en carpas, a pesar de dar créditos en euros y dólares, a potencias millonarias, respuesta Mística, de quien decidió ser Mártir, antes que esclavo, respuesta Mística, que emana de la sura Al Ijla, la cual es compartida por distintas religiones y creencias milenarias. Si allí ante el Misterio de la vida y muerte. Se le fue, a la secretaria, la alegría y la sonrisa de fiesta, no tiene la claudicación de un prisionero, hay mucho mas y lo intuye.

Los generales, de victoria pírrica, tienen miedo, porque existen situaciones místicas, no contempladas en la alta tecnología. Le acercan a la secretaria, el arma de oro del prisionero y le exigen, en su carácter de máxima autoridad allí presente, reafirmar tradiciones militares milenarias, y aunque sean de combates asimétricos y de falsos liderazgos. Es el ritual, ella tiene la obligación de encabezarlo, para reafirmar liderazgo.

DUDAS Y MEDITACIONES DE LA SECRETARIA

Es mujer traumada, con arma en mano, de noble oro. Sus generales y comandos especiales, le exigen hacerlo en nombre del ritual militar, la suerte y la tradición.

El prisionero de guerra Gadhaffi, mira, su propia noble arma, en manos de la hipocresía y la mentira. Duda, la secretaria, fuerzas que no ve, allí están observando. Es imaginación lógica, es análisis de probabilidades matemáticas.

El Líder de toda África, yace “prisionero”, con ojos de desiertos sonríe, sabe que vendrán guardianes de antiguas guerras y literaturas. Pide por la absolución de sus errores y pecados. Allí comienza a recitar la sura Al fathijha.

Los generales exigen al liderazgo de la secretaria, ejecutar la opción, que oculte la vergüenza, y disimule la hipocresía. Inadmisible es ir a Juicio y que se ventilen secretos de estado y de armas letales. La secretaria duda, llama por teléfono a Washington, porque tiene dudas del procedimiento a seguir.

El comandante en jefe esta ocupado, si el que dicen que es “hijo de África”. Algunos lo acusan, de que va a hacer matar a su propio padre. No quiso hablar, siendo comandante en jefe, dejo el asunto en manos de generales y secretaria.

A su vez, los banqueros de milenarias usuras, desde los nacidos en Europa o Medio Oriente, hasta los americanos, e incluidos los descendientes del extinto reino de Khazaria, que también se reúnen para seguir los eventos por pantallas gigantes, en lujosas oficinas, chillan como cerdos, exigiendo eficacia y celeridad pragmática. Exigen que sea, ¡Claudicación o Muerte!

La secretaria, con arma de oro, en mano, sigue dudando, es mujer, que pensó en otros destinos y situaciones, donde pudiera exhibir, belleza , vanidad y algo de esperanza, con cierta trascendencia. Sin embargo, fuerzas del destino, le pusieron arma de oro en mano, pero tiene miedo, no porque sea mujer, tiene innata intuición de madre, que no entienden la mayoría de los hombres. Ella sabe de esperas y dolores de parto. El prisionero sabe, que nacerá un Mártir, pero ella no alcanza a comprender sus palabras, porque a su vez hay muchas mujeres que no comprenden los códigos, de aquellos que no dan a luz, ni sufren dolores de parto.

Si allí, quedo pensativa, seguramente la estaban mirando en pantallas gigantes, los miembros de la Multilateral, los del club Bilderberg, los Goldman, los Brezinski, los Rothschild, se preguntaba, si tenia sentido matar a Gadhafi, ¿Acaso ya no se había dividió a Sudan, y se habían quedado con el sur petrolero?, eso le permitía a EEUU, controlar mas del 10% de petróleo que recibía China, ahora se quedaban con Libia y eso permitía controlar la mayoría del petróleo que llegaba a Europa. En cuanto a Rusia y China quedarían más aislada, que sentido tendría matar a este hombre.

Arma de oro en mano, pensó que habría que buscar otras formas de relacionarse en el mundo, pensó que su marido estaba en Haití, realizando tareas humanitarias, en medio de gran pobreza y exuberantes paisajes caribeños. Ella allí hubiera deseado, que Bill Clinton, la hubiera estado acompañando en esos momentos, si allí en medio de paisajes de arenas y desiertos, colmados de riqueza, de una nación con extraordinario confort y nivel de vida. Si allí, la secretaria, pensó que debería haber otra manera de resolver las cosas.

Dudo, siguió meditando, no solo sobre la frontera de la muerte, sino sobre el porvenir de los EEUU. Se pregunto, ¿Que sentido tiene la guerra a escondidas, de los grandes ricos de Norteamérica?, si por un lado a los que ella servía y por el otro, las de aquellos que se fueron a radicar capitales a China como escribía Henry Kissinger, y desde allí, obviamente triangulando y en Alianza no declaradas ni firmadas, pretenden controlar zonas de antiguas influencias.

Pensó, algo más existe, pero no lo sabe, esta en sus genes, esta en los informes de la NASA, en los informes no traducidos que envía la Voyager, esta en todos los misterios que hay que resolver.

Si allí, en su matriz donde ella es frontera de vida, y ahora siendo frontera de vida, puede ver frontera de muerte. Si allí, con arma en mano, seguramente la están mirando en las pantallas gigantes, allí las del pentágono, las de la OTAN. Se pregunta a si misma, ¿Qué será esta situación de que nacerá un Mártir?, ¿Por qué le tiene que tocar a ella, algo para lo cual no esta preparada?

Allí, arma de oro en mano, pensativa, esta la secretaria de estado. Es fuerte, sin duda, pero “el prisionero” lo es mucho más.

La secretaria tiene, fuertes y secretas razones de estado, el prisionero tiene razones galácticas, absorbidas en noches estrelladas de desierto, allí donde fueron revelados libros sagrados. Ella representa el interés de un sistema bancario usurero, el prisionero representa el interés de la humanidad, hecha pueblos y soberanías, socialismo y democracia popular.

Ella especula, con una segunda oportunidad electoral, avalada por banqueros y generales, el prisionero no especula, porque “es prisionero”, sabe de batallas, lo empujara la inspiración, solo lo mantiene de pie, una fe milenaria de pueblos y de historias. Si allí, también están observando, los guardianes de veladas fronteras, quien se debilita primero. Ellos ven y no son vistos, pero en ellos confía el prisionero, tiene fe en que lo recibirán.

La secretaria decide confiar en su intuición, alguien mas esta observando y no es desde el satélite militar, o en las pantallas gigantes, no quiere ser responsable, no quiere pagar cuentas fuera de esta vida, ella rezo al parir y sabe de que se trata. Su única hija, lleva el nombre de Victoria, Allí en esos momentos se pregunta, si no esta enfrentando ella misma su derrota. Vienen a su memoria, los salones de fiesta del senado, las reuniones, los debates, las charlas, las sonrisas preparadas. Ve al prisionero muy calmo, su intuición le señala que existe algo más.

Allí decide, que no ensuciara con sangre sus recuerdos, a pesar de que fue sospechada de asesinato, disfrazado luego de suicidio, si allí cuando llegaron cargamentos de drogas de costa rica a Arkansas, allí cuando el cadáver apareció en el parque, vienen recuerdos a su memoria, no esta dispuesta a jugarse. A ella le hubiera gustado, que todo sea negociación, que todo sea comercio, si como cuando fue integrante del directorio de Wal Mart, o como cuando pronuncio su gran discurso al graduarse.

Ella mira el arma de oro, en sus manos y medita, reflexiona; si mato, todos me estarán filmando y viendo, como lo veíamos a Gadhafi cuando combatía. Retrocede en el tiempo, si allí cuando escribió su libro “Es labor de todos”, un libro que habla sobre como criar a los hijos, ella nunca quiso tener un arma de oro en sus manos, ella nunca deseo dispararle a un líder en la cabeza. Sin embargo no sabe que hacer, porque está en juego, la configuración del nuevo orden mundial, si allí, para los próximos cien años del poder mundial, allí ante el avance del BRICS, ante la quiebra de Europa, ante los aires independentistas de Sudamérica.

LA ORDEN A UN MILITAR.

Sigue pensando y luego entrega el arma a un general, ordenándole que lo haga. Señalándole, para algo invertimos en trillones de dólares en tecnología y sueldo. Con tono imperativo le señala ¡Hágalo usted, para algo se le paga!.

Este se niega, señala que lo debe hacer ella, es el ritual, es la tradición, es la mística del “vencedor” y hay que respetarla.

No se trata de dinero señora, “el prisionero” tiene razón, usted debe matarlo. Primero disparara usted y luego dispararan los otros. Lo exige la tradición y el ritual, nadie quiere ser el primero en un caso así.

Nadie quiere “quedar pegado” a historias indignas, aunque sean secretas, siempre la conciencia actúa. Por eso allí, en esos casos, se necesita alguien superior al prisionero, no puede ser cualquiera.

Se necesita de una jerarquía que cargue las mochilas pesadas de la conciencia, que en noches serenas no dejan dormir y atormentan el alma, revelando secretos. Se trata de la conciencia de una persona, pero también de toda una nación y de su historia. El comando especial, allí presente le señala, ¡Señora, esto no es un partido de futbol!, aquí se juega la legitimidad en la historia.

¡Pero si todo es secreto!, exclama la secretaria.

Hoy es secreto, – le responde el comando – dentro de algunas décadas o siglos venideros no lo será.

La secretaria, rehuye el compromiso, a pesar de tener el arma de oro, “del prisionero”, en sus propias manos. Los generales le exigen hacerlo, ¡Le toca primero a usted, luego seguiremos nosotros, es el ritual, es la tradición señora, por favor no arruine nuestras vidas!

Tiemblan sus manos y entra en shock, la secretaria no sabia, que esta era su misión, en caso de que no se firmara la claudicación. No le habían dicho nada, era un secreto de los tantos, los mismos que denunciaba J.F. Kennedy, en su último discurso. Los mismos de los que el prisionero le hablaba. Quizás los mismos que la estaban viendo a ella, en pantalla gigante

La Secretaria, no lo puede hacer. “Los prisioneros” sonríen, saben que van a morir, les causa tristeza que sus verdugos sean tan cobardes y que hayan luchado tan solo con maquinas, con soldados de escritorios, preparados con videos juegos, con culturas financieras y bancarias, sin embargo ven la cara de todos ellos, en la que tiembla, teniendo arma de oro en mano, propiedad de un líder de toda África.

Los prisioneros saben que algún día, las masas enojadas arrasaran con la hipocresía. La están viendo allí, cobarde por naturaleza existencial, discurso vacio de verdades esenciales, e inundado de hipocresías, glamourt y vida lahigt, si allí, sin principios ni valores. Donde “la nada”, hace presencia conceptual.

El derecho internacional, obliga a entregarlos y juzgarlos, pero tampoco lo pueden hacer, porque habría secretos importantes revelados. La hipocresía se pasea en el escenario ritual, si allí, donde se cometerá el magnicidio. Los prisioneros están pensando, si estos son los jefes, como serán sus soldados, todo es “satélite militar, junto a protocolo y ceremonial”.

Le dan de beber a la secretaria, un vaso de agua con especiales aditamentos, que le darán valor y coraje. ¡Debe dispararle en la cabeza al prisionero!, Le indica un general, lo exige la tradición, de antiguos guerreros, cuyos ritos hoy son protocolo, talismán, miedo y jubilación.

Tómese el agua, secretaria, le dará valor. Le aconseja un general, vestido con uniforme de comando especial.

Todos en Washington, miran el espectáculo, todo se esta filmando, solo que es secreto, para el pueblo. Los banqueros usureros, con sus chillidos de cerdos, siguen gritando exigiendo desde las cómodas oficinas de Washington, celeridad, pragmatismo y eficacia.

PREPARANDO AL TORO

Solo la imaginación, puede hacer que veamos la película sin verla. Le dan de beber a la secretaria y una silla para que descanse. El general da órdenes, para que preparen a los prisioneros que hay que matar. Señala a los comandos especiales; ¡señores por nuestra seguridad y jubilación! , hagamos el trabajo, preparemos al Toro, para la muerte, como lo preparan en las arenas de España.

Se los llevan afuera de la casa, donde están detenidos, allí en Sirte. Si allí afuera, donde esperan los actores y los mercenarios. Allí, los castigan salvajemente, para simular una muerte hecha tragedia y barbarie, esta vez se filma con celular. Aunque el satélite militar, también guarda prueba documental.

Golpes y dos tiros precisos de un comando, que no causaran la muerte, a Gadhafi, pero si dolor y sangre para el show. Viene la jauría de perros y ratas, para condimentar el escenario, filma el celular, para los internautas y la televisión, si allí, para el circuito comercial.

El satélite militar, filma la realidad, para banqueros y generales, allí tomando café en Washington, viendo todo en pantalla gigante, están satisfechos, les causa alegría y placer, el sufrimiento impuesto a los desobedientes.

Luego de herirlos, y golpearlos, los vuelven a ingresar a la casa hecha prisión, a Gadhafi y sus compañeros. Ahora, están malheridos, ensangrentados, como los toros de España, si allí, violando todas las normas del derecho internacional. Se termino el dialogo entre secretaria y prisionero. Se termino la oportunidad de firmar la claudicación. Se termino la filosofía, allí en la puerta de la muerte. Los cerdos bancarios usureros, que miran en pantalla gigante, exigen terminar ya mismo la operación.

La secretaria término de tomar su vaso de agua con aditamentos, ya surte la droga su efecto, enajenada tiene más valor.

Si allí, ella esta drogada, y acerca el arma a la cabeza del verdadero y legitimo rebelde. Salen los disparos, muere el líder y sus compañeros. Nacen los mártires, de futuras historias y leyendas.

Historias que erosionaran toda la confianza, de las bases monetarias. Regresan a sus capitales, los verdugos de la hipocresía petrolera y de las filmaciones satelitales.

LOS GUARDIANES DE ANTIGUAS Y SAGRADAS LITERATURAS.

Cuando ya no hay nadie, aparecen los guardianes invisibles de antiguas literaturas, saludan a las almas, de Gadhafi, de Mutasin de Abu Bakr Yunis, almas de muertos en combate, junto a otras más que observan. Se escucha, en otro plano de la existencia el saludo; As salam ua aleikon, lo cual es respondido de similar manera.

Alegría y sonrisas en las almas, de esos muertos. Les dicen los guardianes a las almas, ¿Quieren seguir luchando desde este lado?. Responden las almas. ¿Acaso dijimos que íbamos a claudicar?.

Mientras tanto, La secretaria vuelve, en aviones blindados de alta tecnología a Washington, estresada, angustiada, ya no ira de país en país. Llego se ducho varias veces para tratar de sacar la energía negativa acumulada, en su piel y alma. Sin maquillaje, desencajada. La piel podrá limpiarse, pero el Alma jamás. Solo el juicio final, determinara culpas, responsabilidades y destinos.

En la milenaria Libia, murió un valiente entre los valientes, atado de pies y manos, ante el disparo de cobardes soldados de escritorios, que cedieron el noble arma, a una traumada mujer.

Murió un abogado, un militar, un escritor, un líder, un estadista y a la hora de su muerte, se puede señalar que en la profunda asimetría, blanqueo sus faltas, transformándose allí, en un hombre humilde y justo, que dormía en carpas.

Si allí en Libia, hay que decirlo y escribirlo. Murió un Líder y nace un Mártir.

DIALOGO CON GADHAFFI.

GADHAFI. Te agradezco escritor de quincenas, lo que has escrito sobre mí, pero dijiste que ibas a escribir un libro dialogando conmigo, pues bien, no lo has hecho.

ESCRITOR. Es una promesa, no se si la podre cumplir, pero también señale, que habría un adelanto. ¿Acaso no te gusto lo que la imaginación escribió, sobre como sucedieron los hechos?

GADHAFFI. En algunas cosas, faltaría más precisión, pero has acertado en una gran parte.

ESCRITOR. Bueno, no se puede hacer todo, cuando las ideas fluyen a gran velocidad, no es fácil estar escribiendo todo, tal cual las imágenes mentales, lo muestra. De todas maneras, servirá para que a determinada gente, quizás le interese un poco más, y también pueda desarrollar la imaginación hipotética o probabilística de tu muerte. Ha sido un gusto, escribir sobre ti, líder de África y del mundo árabe. Ahora, si me disculpas, tengo que seguir escribiendo sobre “la industrialización de la ruralidad”, puedo asegurarte que no es un tema menor, si se da conforme algunas pautas, será significativa en toda Sudamérica y en el planeta.

KADHAFFI. Claro pero estamos en dos planos distintos. Me gustaría que dialogues conmigo.

ESCRITOR. ¿Acaso no te resulta, interesante que haya escritos varias quincenas para ti, cuando son muy pocos por ahora, los que lo hacen en el mundo?

KADHAFFI. Te agradezco lo que has escrito, pero me gustaría dialogar ahora contigo.

ESCRITOR. Sabes que no tengo tiempo, además cometiste algunos errores, ¿que fue eso de estar prestando tanto dinero a los europeos y americanos. No te das cuenta, que ahora se quedaron con todo?

KADHAFFI. Estas en lo cierto, pero déjame decirte, que estuve como prisionero en Libia, tenia yo mas millones en euros y dólares, que muchos países, pero no lo podía invertir en ningún lado, porque todas las redes empresariales, son manejadas por ellos. Es importante que los países sepan eso y que generen intercambio sin depender de las grandes potencias.

ESCRITOR. Si es un tema, muy importante, pero ahora no tengo tiempo de analizarlo y mucho menos contigo, debes dedicarte a trabajar “del otro lado”, yo tengo que seguir escribiendo sobre los temas terrenales y mundanales. Soy yo el que comparte, la vida, con miles de millones de hermanos y hermanas que necesitan, de pluma, letra y palabra.

KADHAFFI. Te agradezco, pero sigue dialogando conmigo, ¡lo prometiste!, incluso prometiste dar un adelanto y no lo has hecho. Insisto, solo un momento.

ESCRITOR. Como es eso de que no lo he hecho, bastante adelanto ya di, te dedique cuatro quincenas, ¿Te parece poco?. Si tengo oportunidad escribiré el libro, ahora es mas importante la industrialización de la ruralidad y la corriente emigratoria hacia el campo ¿Acaso crees que eres el único, al que tengo que leer y estudiar?, habrá otros escritores, habrá poetas, habrá académicos, yo tengo que seguir con mis actividades diarias, tengo que escribir sobre la industrialización de la ruralidad, es un tema muy importante para Argentina y todo Sudamérica.

KADHAFFI; Escúchame escritor, no te vayas todavía, dime, ¿Crees que los escritores, leerán mi libro?.

ESCRITOR. ¡Por supuesto!, ni tu mismo tienes ideas, de las contradicciones que se generaran en el derecho publico internacional a partir de tu muerte, de lo que has escrito y tu discurso de la ONU. Habrá miles de escritores, que analizaran y escribirán. Yo tengo que ocuparme de otra especialidad, pero si llego a tener algo de tiempo, lo hare con tu libro, no te lo aseguro, pero al menos te lo prometo.

KADHAFFI. Te agradezco, pero no te vayas todavía, dime, ¿Quién eres en realidad?

ESCRITOR. Solamente un escritor de letras escribir, abogado de los humildes y de los que no tienen voz, mis clientes se cuentan por miles de millones, es estadística, es causa, es ideología, es fenomenología de la representación sistémica. Están aquí dentro de la hermana vida, y les rindo homenaje a los que se fueron, pasando las fronteras de la hermana muerte. Solo estoy de paso, al igual que estuviste tu, ejerciste liderazgo en todo áfrica, yo solo escribí un libro, donde digo; “ Yo soy …” y a su vez, escribo, “ Yo, no soy yo…”, quien comprenda lo allí escrito, casi al final del libro, comprende quien soy. Responde eso, querido líder GADHAFI a tu pregunta.

GADHAFI. Si la responde, dime ¿Qué es lo que mas te gusto de mi libro?

ESCRITOR. En principio te digo, que es algo chico, deberías haber escrito mas cosas y con más análisis, con más academia. Lo tuyo ha sido muy filosófico. Me gusta, pero seguramente has escrito mas cosas, a las que por ahora no tengo acceso, es por ello que postergo el dialogo contigo, hasta tanto pueda estudiar, todo lo que has escrito o al menos algo mas, que en Occidente no conocemos.

KADHAFFI. ¡Es fácil decirlo, desde tu lugar!, tu tienes tiempo para escribir, pero yo estuve combatiendo, durante décadas soportando todo tipo de presiones, ¿Crees que me quedaba tiempo, para escribir?

ESCRITOR. ¿Crees realmente que yo la paso bien?, te puedo asegurar, que mis carencias, y presiones, no son pocas. Te entiendo, yo a ti y se que tuviste muchas presiones, pero aquí también las hubo. Puedo asegurarte, que en Argentina, siendo esclavo de deudas externas, tampoco hubo mucho tiempo, para poder escribir o estudiar. Ahora te diré, la parte que me resulto muy importante, de tu libro, es la cuestión de la democracia directa, porque allí has planteado, la contradicción con el sistema de representatividades, que se genera con los políticos. Esa fue una cuestión que en Argentina, recién ahora estamos solucionando con las primarias abiertas y obligatorias, para que la representatividad sea lo mas genuina posible.

KADHAFFI. No crees escritor, que todo es una gran burla, ¿Cómo se entiende que me hayan matado a mi, para implantar la democracia, cuando yo estuve escribiendo sobre democracia, tu mismo lo estas diciendo?, ¿Cómo puede ser semejante hipocresía?

ESCRITOR. Bueno tu ya lo sabes y lo escribiste, son las cosas de la historia, todos sabemos que no fue por cuestiones democráticas. Solo que los norteamericanos y los europeos, tienen una visión de intereses económicos, para analizar la dinámica histórica. No les interesa en lo mas mínimo, la cuestión social.

KADHAFFI. Pero tu sabes escritor, que la cuestión social, es importante, tu eres también abogado, no puedes negarme que es así.

ESCRITOR. Obvio, que es innegable, incluso acepto lo que tu has escrito, si allí cuando escribes en tu libro, sobre la tercer teoría universal, donde resaltaste que EL MOVIL DE LA HISTORIA del hombre, es el factor social, ¿Quién diría no, hasta se puede decir que adelantaste tu propio futuro?. Si estoy seguro, que cuando lean tu libro y analicen las contradicciones sistémicas, habrá escritores que hablaran de ti.

KAD HAFFI. ¿A que te refieres escritor?

ESCRITOR. Deberías saber, a que me refiero, dado que lo escribiste tú. Si allí, cuando dices lo siguiente, mira te lo leo y cito;

“… Los héroes de la Historia son individuos que se sacrifican por causas”. Otra definición no cabe. Pero, ¿Qué causas?. Ellos se sacrifican por otros. Pero ¿Quiénes son esos otros?. Son aquellos otros con quienes se hallan relacionados, y la relación entre el individuo y el grupo es una relación social…”

KADHAFFI. ¿Crees que Obama y hillary Clinton, lo entenderán?,

ESCRITOR; Supongo que si, solo que “la causa”, por la cual ellos se sacrifican es la causa de los bancos usureros, basados en la lujuria y la codicia. Mientras que tu lo hacías por el socialismo popular, por África, el mundo árabe, por tus creencias religiosas, por la democracia en la ONU, para que se democratice el Consejo de Seguridad. Y en cuanto a “los otros”, por los cuales se sacrifican, Obama e Hillary, son los gerentes de paraísos fiscales. Mientras que tu lo hacías, por tu pueblo y los países del tercer mundo. ¿Entendiste, compañero coronel?. Te felicito, lo tuyo ha sido un buen combate, mi letra y escritura, te da la bienvenida, has nacido como Mártir.

KADHAFFI. Dime ahora, compañero escritor, y no te molestes por la pregunta; ¿Cuál es tu causa? , y ¿quienes son “los otros”, por los cuales tu te sacrificas y te relacionas?

ESCRITOR. Te diré, compañero coronel; “Mi causa”, Son varias, pero dos por ahora. En primer lugar, es la humanidad, especialmente los humildes, desamparados y postergados, incluidos los millones que se morirán de hambre, o sea cuantitativamente casi el 85% de la población humana. En segundo lugar, en esa causa, el cooperativismo, es el eje central de mis actividades, porque lo considero hermano del socialismo del cual tu escribías y del capitalismo de las pymes, nunca del seudocapitalismo de las multinacionales, de papel moneda fotocopiado. Se trata de un nuevo cooperativismo, más científico, hermano del socialismo e incluso del capitalismo genuino, pero que necesariamente, tiene que tener un gran protagonismo junto al estatismo.

KADHAFFI, ¿Si tu causa es la humanidad, y el cooperativismo?, quienes son los otros, con los que mantienes relación causal, como lo explico en el Libro Verde, en definitiva ¿por quien te sacrificas?

ESCRITOR. Los otros, son elementos magnéticos sociales, que existen en el universo, y en toda la naturaleza social humana, de algunos de ellos escribo en mi libro, tratando de emular la tabla periódica de Mendeliev. Los bipolares de algunos de ellos, son los que tumbaron tu gobierno. Ellos, los de signo positivo, me acompañaron en la escritura de mi libro, fueron seis elementos masculinos y seis femeninos, con uno que es Misterio de misterios. En cuanto a la pregunta, ¿Por quien me sacrifico?, Es una hermosa pregunta, te diré algo, la respuesta esta más allá de la hermana muerte.

KADHAFFI – Quiero agradecerte escritor, que te hayas dedicado a estudiar mi libro. Y cuando quieras escribir “los diálogos”, solo debes activar “tu imaginación probabilística” o “tu analogía fenomenológica”.

ESCRITOR. Te agradezco coronel, pero eso de “imaginación probabilística” y “analogía fenomenológica”, te recuerdo que son “aportes míos”.

KADHAFFI; Es cierto, pero ahora pertenecen a todos tus lectores, o sea es de toda la humanidad. Tu ya sabes como es esto, acaso no escribiste sobre la “comunidad de pensamientos”, ¿o me equivoco?

ESCRITOR. Esta bien, esta bien, no me molesta, al contrario. Bueno ha sido un gusto dialogar contigo, “imaginaria y probabilísticamente”, espero que la resistencia Libia, siga manteniéndose firme y creciendo, que seas Bienvenido al mundo de la literatura y de las leyendas, Que seas bienvenido, al mundo de los Mártires y también que “descanses en Paz, tu cuerpo, hermano combatiente y que tu espíritu allí con los guardianes y con las letras, libre las batallas.

KADHAFFI. Se agradecen tus deseos escritor. Ha sido un gusto dialogar. Te deseo suerte en lo tuyo.

ESCRITOR. Gracias, Líder de África, ahora debo abandonar este escenario literario, dado que debo seguir escribiendo sobre otros temas. Nuevamente, que descanses en paz o en todo caso, sigue luchando para que Libia sea democrática, con Justicia social, con Independencia económica, y con soberanía política, son banderas que aquí en Argentina, la mayoría de nosotros respeta y quiere. Te saludo y que la Paz sea contigo.

¿FINAL?

Bien, hasta aquí, querido lector o lectora internauta, algunas de las cosas, que se comenzaran a escribir sobre la muerte de Gadhafi, y habrá otros muchos libros, de tipo académico, donde se escribirá sobre Derecho Internacional Publico. Si allí, en el mundo de los diplomáticos, de las relaciones internacionales, de los presidentes, de las universidades, allí donde estudian millones de estudiantes de abogacía y también allí en todo el continente Africano. Si allí, donde murió el cuerpo de Gadhafi. Allí, donde nació el Mártir

Finalizo estos escritos, señalando que sentía el deber intelectual, espiritual y social de escribir algo al respecto. Soy un defensor del cooperativismo, de la democracia y de la autodeterminación de los pueblos, lo que vimos en Libia, no solo es lo que denunciaba en su último discurso John Fitzgerald Kennedy, sino también lo que en Sudamérica hemos vivido durante décadas.

Insisto, todos los argentinos, podemos dar cátedra de lo que significo y significa, tener “democracias endeudadas”, la inflación y los demás cuentos, lamentablemente los libios, recién comienzan el camino. Espero que no les toque pasar, todo lo que tuvimos que pasar nosotros, aquí en Argentina y Sudamérica.

Frenar a la barbarie imperialista de la fotocopiadora de papel moneda, es nuestro deber, nuestro destino. Yo considero, que el mejor método, son las cooperativas de trabajo medianas o grandes, que colaboren con el Estado, a controlar mercados y territoriosl. La próxima quincena, volveré a escribir, sobre otro tipo de temas, especialmente lo referido a la F.A.P (Fabrica Argentina de Pueblos). Es obvio, que será otro estilo de escritura y análisis.

Proxima quincena. LAS F.A.P.

(Carlos Ali – Santa fe – DICIEMBRE del 2011).