ENERO 2012 – 1° entrega- Las F.A.P y las F.U.P. n°3

ENERO 1º : Las F.A.P. y las F.U.P Nº 3

Las F.A.P. y las F.U.P. Nº3

” La Paz y el Bienestar sean con ustedes queridos lectores y lectoras, con sus familias y vuestra comunidad. Si así no es, entonces solo cabe la lucha y el trabajo, para lograr esos objetivos. Ello es así, dado que constituye un deber moral, cívico y espiritual” (N.C.Y.)

Índice:

  • Las FAP y las FUP
  • Los antecedentes de la Fabrica de pueblos en Argentina
  • La década del setenta
  • El actual contexto
  • El articulo Nª1
  • Clasificación de las F.A.P. o de las FU.P
  • Resumen de la Industrialización de la ruralidad
  • ¿Conclusiones?

 

LAS F.A.P. (y las FUP)

Las Fabrica Argentina de Pueblos, (F.A.P.) , como lo escribí, al principio de la quincena anterior, no existe como edificio, tampoco depende de algún ministerio o de secretaria de gobierno, tampoco existen empresas privadas, donde veas grandes galpones y maquinas, que se dediquen a “fabricar pueblos”.

¿Existen fábricas de pueblos? Hasta el día de hoy, o dicho de otra manera, hasta el momento de escribir estas páginas, no existen empresas públicas o privadas, que anuncien o promocionen la creación de nuevos pueblos o miniciudades. Al menos conforme, las finalidades que se plantean en estos escritos o en el capitulo Nº23 del libro.

Creo que generar la corriente migratoria, desde los centros urbanos, hacia la ruralidad o campo, es decir “la industrialización de la ruralidad”, hará que aparezcan estas empresas multidisciplinarias tanto a de carácter publico como privado (cooperativismo) que generen esta fase de la industrialización, que nada tiene que ver con la “industria del tomate o de la zanahoria”, sino que abarca a todas las industrias que pueden llegar a existir en un determinado territorio, donde el eje central del pueblo, es la austosustentabilidad alimentaria y desarrollo de capacidades de sus habitantes.

Hablar o escribir de industrialización, también nos lleva a la “fabricación del concepto”, de estas FABRICAS DE PUEBLOS , ya sea de Argentina o de cualquier lugar del mundo.

Recordemos que el tema, no es un tema menor. Aquí se esta jugando el destino en lo que a la república Argentina, corresponde el de unos cuantos millones de habitantes, pero en lo que hace al planeta, se trata de cientos de millones de seres humanos.

La señora Presidenta, lo dijo y yo lo reafirmo, mas aun, lo reafirmo elevado a la décima potencia, este es “un TEMA CLAVE”, para los tiempos actuales y los que vienen. Ello es así, querido internauta, guste o no guste.

LOS ANTECEDENTES DE LA FÁBRICA DE PUEBLOS, EN ARGENTINA

Como lo escribí, en la quincena anterior, si hablamos de industrialización, necesariamente tenemos que hablar de FÁBRICAS.

En Argentina, se puede citar como fuente analógica o de inspiración, para crear esta Fabrica de Pueblos, lo que estaba dispuesto en la ley 14.392,  para algo que se llamo, CONSEJO AGRARIO NACIONAL, obviamente que actualizado, a la idea de una Fabrica. Si allí, en una materia que estudian todos los abogados de Argentina, a la cual llamamos DERECHO AGRARIO. Se la estudia en un capitulo muy especial, llamado COLONIZACION AGRARIA. Y que es obvio, que nuestra Presidenta, también ha estudiado.

Me estoy refiriendo a la dinámica de las colonizaciones, entendidas estas no como lo que se entendía en el siglo XIX o principios del XX, es decir como “colonialismo”, o lo que hoy se entiende en virtud de la invasión a Libia y asesinato de Gadhafi, como “neocolonialismo”.

No se trata de ese tipo de colonialismo. Sino que me refiero al colonialismo como el hecho de ocupar territorios deshabitados para hacer crecer nuevas “colonias”, es decir nuevos pueblos o ciudades, lo cual es algo antiguo. Roma misma surge como expresión fenomenológica de estos procesos emigratorios o fundacionales, ni que decir sobre la legendaria Cartago, (colonia fenicia), que término superando en mucho a su metrópoli fundadora y así con otros tantos miles de ejemplos, como pueden ser lo que se denomino, las “Aldeas cooperativas de Owen”

Por lo tanto “Colonizar”, tal cual lo planteo en el libro “La humanidad…”, en el capitulo Nº23, tiene otra connotación, y es básicamente la de trasladar determinada cantidad de gente hacia zonas inexplotadas o mal explotadas, DE UN DETERMINADO TERRITORIO NACIONAL.

Ese hecho de “colonizar” o formar nuevos pueblos o ciudades, por naturaleza conceptual implica, trasladar gente hacia esos lugares, y por otro lado incorporar territorios al circuito productivo, elevando el P.B.I. de una determinada nación

Muchas veces se confunde el tema de la Colonización y el de la Reforma Agraria. Normalmente son temas de debates, aun inconclusos, pero lo cierto es que la “Reforma”, presupone necesariamente en el juego dialectico del análisis, la existencia de una situación socioeconómica, que debe ser reformada y si debe ser reformada, es porque vista desde una determinada escala axiológica, la misma resulta injusta o inaceptable.

En cambio la “Colonización”, implica en primer lugar, la existencia de una determinada cantidad de seres humanos, que deseen ir “a colonizar” nuevas tierras y en segundo lugar, lo que se necesita, es que existan esas nuevas tierras.

Pues bien en Argentina, y en todo Sudamérica, nos sobran las dos cosas.

Primero porque existe mucha gente abarrotada y en situación de promiscuidad en gran cantidad de núcleos urbanos (Buenos Aires, Rosario, Sao Pablo, Río de Janeiro, México, etcétera) todas esos grandes conglomerados, no tendrán la menor de las dudas en iniciar “La emigración interna”, si se le hace llegar el adecuado mensaje y las infraestructuras mínimas, que alienten la esperanza revolucionaria en un futuro mejor, a partir de la cultura del trabajo y el esfuerzo propio.

Todo el capitulo Nº23, de mi libro, esta imbuido, de esta situación de nuevos pueblos o ciudades, vinculados a la actualización de determinados parámetros doctrinarios, y en función de los fenómenos sociales, que han ocurrido, luego de la caída del “Estado de Bienestar” (crisis petrolera del 70) o mejor dicho, la aparición del imperialismo de la fotocopiadora de papel moneda y su metodología usurera, basada en la esclavitud por deudas, cuyo pilar es el sistema de interés compuesto o sistema francés.

Ahora bien, como lo manifiesto, en dicho capitulo, una de las fuentes en que me inspire, para escribir el capitulo Nº23, fue una materia que corresponde a la carrera de abogado y también al hecho de haber trabajado en el campo y conocer esa situación de carencias y olvidos. La materia a la que me refiero, cabe reiterarlo, se llama Derecho Agrario.

LA DECADA DEL SETENTA

En la década del setenta, se estudiaba en dicha materia universitaria, todo lo referido a la Colonización Agraria, para lo que significa la “Colonización Agraria”, en aquellos tiempos, algo que por supuesto hoy conforme mi opinión, por colonización agraria deberíamos entender lisa y llanamente, la creación de nuevos pueblos o miniciudades, conforme lo describo en el capitulo 23.

Las leyes que sirvieron de antecedentes o estuvieron vigentes, fueron la ley Nº 12.626 y la ley 14.392. Atento la introducción por la excelentísima señora Presidenta, a la arena del debate, el tema de la INDUSTRIALIZACION DE LA RURALIDAD, no cabe la menor de las dudas, que la polémica no será menor y tampoco deberá perderse mayor tiempo, porque nadie en su sano juicio, puede dudar, que a esta altura de los acontecimientos, hay que caminar, hacia la industrialización de la ruralidad.

En el articulo 3º de la ley 14.392, se enumeran las funciones y deberes de lo que se conoció como C.A.N (Consejo Agrario Nacional), el cual en su inciso g) nos remite a la “implantación de industrias rurales transformadoras de acuerdo con la naturaleza de los cultivos que se realicen…” .

En estos últimos tiempos, y en función de las consignas lanzadas por la Presidenta de la Nación, tuve la oportunidad de leer en los diarios, algunas declaraciones de dirigentes vinculados a la Federación Agraria, de que se debería reactivar el C.A.N. yo creo que no es necesario, incluso podría ser contraproducente, nadie puede estar en desacuerdo con las funciones que allí estaban previstas, pero considero que el siglo XXI, y a partir del marco en que nuestra Presidenta, lanzo la política de “Industrializar la ruralidad”, dicha industrialización debe tener otro contexto, QUE NO TIENE ARTICULACION A LA DECADA DEL SETENTA, sino a la era de LAS COMPUTADORAS, LOS SATELITES, EL TELEFONO CELULAR y un montón de inventos que son propios del SIGLO XXI.

Lo que este humilde abogado propone desde este sitio web, ES SENCILLO, en lugar del C.A.N. (Consejo Agrario Nacional) es hora que surja la F.A.P (Fabrica Argentina de Pueblos). Obviamente que aggiornizado y reelaborado, para que esta vez, SEA EN SERIO y no como en el siglo pasado.

No es nada difícil o imposible, Argentina, tuvo muchas industrias, que hoy solo son muestras de museos activos, allí en Tecno polis, pero debemos saber, que así como tuvimos una fabrica de autos y camionetas propias (argentinas) como puede ser EL RASTROJERO, y también otras tantas grandes fabricas, hoy podemos muy bien, FABRICAR PUEBLOS, para alentar la corriente emigratoria hacia el campo.

EL ACTUAL CONTEXTO.

¿Cuál es el marco o contexto del lanzamiento de la industrialización de la ruralidad?. Es simple de visualizar o entender, en primer lugar, estamos en el siglo XXI, cuando la ley 14.392 se sanciono fue en 1954, es decir que en aquel tiempo el contexto era totalmente distinto, los autos no circulaban a mas de 70 km/hora y no existían los aviones, que hoy existen, ni siquiera Internet, celulares, etcétera. Por lo tanto recrear el C.A.N. como un organismo o secretaria o algo parecido, es absolutamente desaconsejable. Si considero que hay que rescatar sus funciones y agregar otras tantas mas.

Lo que si entiendo conforme el contexto en que lanzo la Presidenta, la consigna revolucionaria del siglo XXI y quizás del Milenio, esto es la “industrialización de la ruralidad”, que el organismo que habría que crear para materializar esa realidad, es la creación de nuevos pueblos o miniciudades, o reciclados de algunos en extinción, de una manera igual o similar o parecida a lo previsto en el capitulo 23 de libro, que aquí se promociona y de lo que escribo en las quincenas del mes de febrero, marzo del año 2011.

En ese sentido no es utópico, crear una Fabrica de Pueblos, que sustituya o mejore o potencie, las antiguas y reformista disposiciones del artículo 3 de la ley 14.392. El contexto en el cual surge la “actual industrialización de la ruralidad”, tiene que ver con cuestiones geoestratégicas de gran magnitud, y el tema no es menor, como lo podía ser allá en los años 1954.

La industrialización de la ruralidad, surge como comunidad de pensamiento, absolutamente progresista y revolucionario. Quizás de una manera similar, a lo que vengo escribiendo en las quincenas referidas al “Remedio Avicena”.

Si leemos o estudiamos, los discursos de nuestra Presidenta, ella se ha referido a “anarcocapitalismo”, en pleno G-20 y por otro lado tiende a rescatar y potenciar a las pymes (verdadero capitalismo), incluso se genera en el INAES, el primer encuentro asociativo de pymes, lo cual constituye un paso revolucionario en si mismo, para recuperar no solo al sector industrial, sino también comercial de carácter nacional, algo que no sucedía en los años cincuenta. Es obvio, querido lector, que el ANARCOCAPITALISMO, tiene muchísima relación con la figura que yo utilizo de LA FOTOCOPIADORA DE PAPEL MONEDA. Los abogados, que manejábamos o conocemos, el vocabulario político de nuestra presidenta, sabemos o interpretamos lo que ella quiere decir, cuando se refiere a “anarcocapitalismo”. Quizás la “conciencia promedio”, del pueblo, seguramente “no lo entiende”, por eso es que yo escribo sobre “Fotocopiadoras”. Es obvio, que ningún Presidente sea de cualquier país, no puede estar hablando de LA FOTOCOPIADORA DE PAPEL MONEDA IMPERIAL, y no puede hablar por razones “de estilo” o “políticas”, eso no significa, que la fotocopiadora (emisión monetaria sin respaldo y/o paraísos fiscales) no exista o que no este trabajando las 24 hs.. Es decir, guste o no, el contexto, no es ni será el mismo, en el cual se sanciono la ley 14.392

Pero hay mas todavía, el contexto (primer década del siglo XXI y probablemente toda la segunda) se da en situaciones de graves crisis europeas y norteamericanas, con salvajes presiones e intervenciones militares en Irak, Afganistán, Libia, e incluso tratando de generar guerras civiles en Siria, Bolivia, amenazas a Venezuela, etc. Es decir, por un lado el contexto de generar la alianza continental Sur – Sur, y por el otro, la “molestia” que generan dichas construcciones, al imperio de la fotocopiadora de papel moneda y a sus lacayos, los cuales no son otra cosa que payasos o traidores, simples excrementos de la lujuria seudocapitalista del dinero fotocopiado.

Cabe hacer notar también la parte positiva, es decir la creación de la actual CELAC, también forma parte de ese contexto. Mas todavía, (y por si fuera poco) la industrialización de la ruralidad, hace a una política activa, hacia un verdadero aporte revolucionario no en las palabras, sino en los discursos presidenciales que debemos acompañar, toda vez que se enmarca tanto en los ODM (objetivos del milenio-ONU), como también en la generación de aportes hacia la cuestión climática, ya que trata según las propias palabras de la Presidenta Cristina Fernández , de lograr generar la reacción contraria a esa gran corriente de urbanización que se vivió en décadas anteriores.

EL ARTICULO Nº 1

Veamos que es lo que dispone la ley 14.392 como objeto de la misma, allí en su artículo 1, nos dice;

“La Nación aplicará, de acuerdo con las normas de la presente ley;

• Planes agrarios destinados a poblar el interior del país.

• Racionalizar las explotaciones rurales

• Subdividir la tierra

• Estabilizar la población rural sobre la base de la propiedad de la misma

• Radicar inmigrantes agricultores

• Llevar mayor bienestar a los trabajadores rurales.

La propiedad de la tierra rural colonizada en cumplimiento de esta ley, queda sujeta a las limitaciones y restricciones que se determinan en ella. (fin del articulo)

Esto es lo que señala el articulo 1 de dicha ley, ahora bien, el primer objetivo es “poblar el interior del país”, si la Presidenta Cristina Fernández, tiene como objetivo generar algunos planes para otorgar créditos, o hacer alguna obra de canalización, o de riego, etc, todo ello para “industrializar la ruralidad”, entonces cabe decir, que NADIE VA A QUERER EMIGRAR HACIA EL CAMPO y la gente se seguirá acumulando y reproduciendo en las ciudades.

Muy distinto es el caso, de si la política Presidencial se propone llevar adelante nuevos pueblos o reciclar los que están en extinción, los cuales suman cifras superiores a las seiscientas localidades.

Reciclarlos con una infraestructura de autosostenibilidad, como esta previsto en el capitulo 23 del libro “La humanidad…” llevaría a que tan solo con 1.000 pueblos a razón de 2.500 familias o 10.000 seres humanos por pueblo, la población beneficiada con dicha política, estaría en el orden de los 10.000.000 de personas, algo absolutamente revolucionario y que seria digno de imitar por los demás países integrantes de la CELAC.

Además y por si fuera poco, todas las funciones que estaban previstas en el C.A.N. También se pueden trasladar hacia la F.A.P. , es decir la fabrica de nuevos pueblos, en lugar de estar generando emprendimientos aislados o desconectados de un diseño de autosustentabilidad, tanto en infraestructura como superestructura en su modo de producción. No se puede dejar de escribir, que es más que obvio, que EL COOPERATIVISMO DE TRABAJO o PRODUCCION, junto a las “redes cooperativas de Pymes”, tendrán que tener gran protagonismo.

Se me dirá, que es algo utópico, yo señalo que no es así, al contrario, me hago eco, de la visión y mística presidencial, si la señora Presidenta dice en sus discursos que “hay que ir por mas valor agregado”, yo también, desde el espíritu del ciudadano militante, digo y escribo “Vamos por mas”. Pero no solo, en aquello de “agregar valor a las materias primas o industrialización”, sino también “agregar valor” al Pensamiento, a las doctrinas y que es algo que estoy tratando de hacer desde estas paginas.

Y en ese “Vamos por mas”, en ese “agregar valor doctrinario e innovación”, dejo escrito la idea de lo que seria la FABRICA ARGENTINA DE PUEBLOS (F.A.P), que no es otra cosa, querido lector o lectora, que lo que estas leyendo en estos párrafos, en lo que se llama “Visión o Idea macrosistemica”.

Quizás algún día tengamos, ya sea desde el sector publico o del sector privado, una FAP, con grandes galpones, maquinas niveladoras, oficinas de diseño, departamentos de capacitación , de administración, de legales, etcétera, por lo pronto a las “maquinas de hacer pueblos”, que figuran en el capitulo Nº 23 del libro, agrego ahora, imbuido del discurso presidencial, las ideas que expongo con respecto a las FAP, la cual no me cabe la menor de las dudas, deberá ser exportada hacia todas las regiones de la CELAC.

CLASIFICACION DE LAS FAP o de las FUP

Muchos pueden pensar, que esta iniciativa debe corresponder en exclusividad al Estado. Desde mi punto de vista y en función de antecedentes históricos y legales, el sector privado, puede tener un gran protagonismo. No olvidemos que las cooperativas de trabajo, son empresas que corresponden al sector privado, y mas allá, de que es mas que plausible, que trabajen coadyuvando al Estado, como también lo deberían hacer las empresas capitalistas. En cuanto a las “seudocapitalistas”, sabemos que solo trabajan para alimentar su propia codicia, que suele ser de carácter internacional. Dentro de esta apreciación, es indudable que surgen distintas FAP o FUP, según se considere el orden nacional o internacional.

En pocas palabras, para que exista una FAP, no necesariamente tiene que ser del sector público o estatal. Aunque seria preferible que lo sea. En todo caso, pueden coexistir tanto el sector público y privado (especialmente cooperativo).

Bien puede existir y en quincenas próximas me encargare de escribir al respecto, según sea el tiempo disponible, que pueden existir F.A.P. privadas y no es difícil hacerlas, al contrario, solo se trata de generar un “cluster” de empresas cooperativas o no, vinculadas a este tipo de temáticas.

Dicho sea de paso, ya con la ley 12.636 de colonización de argentina, estaba previsto la COLONIZACION tanto por empresas como en forma individual. En el caso de las empresas privadas, podían ser con o sin fin de lucro. En ese sentido las cooperativas de trabajo, tenían un gran rol protagónico en la cosmovisión de la colonización.

Así como en el fenómeno de la industrialización del automóvil, surgieron empresas privadas y estatales, como en cualquier otro ámbito de las industrializaciones, ya sea de la zanahoria o de la energía, o del petróleo y de los cereales. Las fabricas de pueblos, también entran en esa “dinámica social”.

Las FAP o FUP, se pueden clasificar, siguiendo los lineamientos, de las distintas opciones laborales “sistémicas”, que existen en el planeta tierra, (ver quincena respectiva), las cuales en síntesis son; a) Independientes b) empleados c) Sociedades, todas ellas con sus subdivisiones, por lo tanto, pueden ser; a) FAP o FUP, de carácter cooperativista de trabajo, y de independientes, complementaria a la acción estatal. Esta fabrica, quizás sea la mas económica, a los efectos de su implementación y la de mayor potencia de desarrollo, no solo en sus aspectos sociales, sino también económicos y culturales. b) FAP o FUP, de gente que trabaje en relación de dependencia. Aquí se pueden visualizar fábricas de pueblos, desarrolladas por el Estado, para generar asentamientos, en lugares estratégicos de la nación, lo cual se puede complementar con distintos tipos de emprendimientos. También pueden ser FAP de grandes empresas, que generen proyectos sustentables en tiempos superiores al siglo, donde sus pobladores, tengan relación directa o indirecta con dicho proyecto. c) FAP o FUP, de carácter asociativo, entre distintos tipos de formatos empresariales, que deciden llevar adelante determinados proyectos en un determinado espacio. Obvio es, que esta clasificación no es exhaustiva, toda vez que de las combinatorias pertinentes surgen otras variantes. Tal cual lo tengo planteado en el capitulo Nª23, pueden existir FAP , destinadas a personas ricas o de alto nivel económico, que deseen invertir en lugares “seguros”, y autosustentables, para su descendencia. Recordemos que el “principio dinástico”, si bien siempre fue aplicado a reyes y gobernantes, se da en todo el ámbito social, esta en la naturaleza del ser humano.

En fin, esta clasificación, será complementada, en el transcurrir del año 2012. Lo cierto e importante, es que el tema ha sido lanzado a la arena del debate, allí al escenario de las propuestas. Desde este sitio web, tratare de aportar y construir, para lo que yo también considero, es el tema clave de estos tiempos y de los próximos siglos.

En próximas quincenas, y según se vayan dando las noticias o el discurso presidencial, seguramente, y Dios mediante, seguiré escribiendo, sobre la industrialización de la ruralidad, conforme la visión interpretativa de este sitio web, y será en temas como los antecedentes legales, el CAN, los sistemas de colonización, cuales deberían ser las tierras colonizables, las dinámicas y desviaciones especulativas que existieron durante el siglo pasado y vinculado a estas temáticas, etc. En la medida de lo posible, escribiré, no solo para Argentina, sino también para la actual CELAC y para todo el llamado Tercer Mundo.

RESUMEN DE LA INDUSTRIALIZACION DE LA RURALIDAD.

Desde mi interpretación y quizás también condimentado con algo de deseos subjetivos con base científica, interpreto que el lanzamiento de la industrialización de la ruralidad, que ha lanzado como consigna la Presidenta de la República Argentina, tiene dos aspectos básicos a considerar, conforme lo que emana de sus propias palabras; a) La industrialización en los conceptos clásicos, de la industrialización; ejemplo, la industrialización del tomate o de los cereales, a efectos de agregar valor en origen y conforme expuse en la quincena anterior. Lo cual no esta nada mal, y hay que hacerlo, es mas existe una mora, en el sector, que alcanza a varias décadas. El cooperativismo, tiene que tener protagonismo allí. b) La industrialización de la ruralidad, tomada esta, EN EL SENTIDO INNOVADOR Y DE VERDADERA TRANSFORMACION O CAMBIO, es decir, en el sentido de “agregar valor” a los espacios territoriales de nuestro país, aquí la entidad “pueblo o miniciudad” es tomada como objeto de industrialización, de la misma manera que el tomate, los cereales o el ganado. El cooperativismo allí, tendrá que ser vanguardia.

Para entender, la segunda variante, ¿Qué es lo que hay que hacer?, muy simple, querido lector internauta, debes colocar sobre una mesa de trabajo, un mapa físico político de la República Argentina, allí debes pensar lo siguiente, “no quiero que haya una sola persona, en la república argentina, por debajo del índice 53NABS”. Cuando pienses eso, debes imaginar, que vendrán muchos asesores, vinculados a determinados intereses, que te dirán “flexibisemos” la legislación laboral, para que haya mas desarrollo de la industria y del comercio” otros dirán, aumentemos el salario, para reforzar el mercado interno, y otros dirán cosas que se vienen repitiendo desde hace décadas sin resultados. Ahora bien, debes seguir “observando el mapa” y allí debes imaginar, dos opciones, que pueden ser de realización completaría o separada; A) Hacer (fabricar) unos 1.000 pueblos nuevos, conforme capitulo Nª23 B) Reciclar, los mas de 600 pueblos en extinción (o sea la ruralidad)

La pregunta que sigue es ¿En que lugar harías esos pueblos?, esa respuesta, la tiene que dar la “Máxima conducción política” (P.E.N), en función de los intereses geopolíticos y de desarrollo que se plantea el país, y en dos sentidos, a) En el “Hoy”, es decir en la inmediatez, para eliminar la miseria o pobreza y sus efectos negativos b) Hacia el futuro, no para una década, sino para los próximos cien o doscientos años. El potencial de desarrollo de cada miniciudad del capitulo 23, comienza con 10.000 pero puede llegar a cien mil o mas, dentro del mismo espacio territorial.

La otras preguntas que siguen, en este enfoque innovador de la industrialización de la ruralidad, es ¿Cómo hacer que la gente emigre de las ciudades hacia la ruralidad?, ¿Qué empresas se irán a instalar?, ¿Quién o quienes edificaran las casas?,? ¿Cuál será el sistema de producción?, ¿Qué tipo de relaciones jurídicas, sociales y políticas se generaran? etcétera. Todas esas respuestas, están en el capitulo Nª23, en cuanto a las que no están, se irán escribiendo en este sitio web, conforme vayan surgiendo.

¿CONCLUSION?

En fin. Lo que escribí, es tan solo un adelanto de lo que seguiré escribiendo y de lo que yo entiendo, es el proceso revolucionario por excelencia, tanto en Argentina como en el Tercer mundo, que guste o no, tendrá que ir ADAPTADO O MODERNIZADO, a las actuales ideas dominantes estructurales del siglo XXI, es decir, que teniendo en cuenta, a las “clásicas cooperativas o inversiones” previstas en las anteriores leyes, ahora habrá que sumar “cooperativas de trabajo de profesionales universitarios”, habrá que sumar toda la tecnología de la informática, las telecomunicaciones, la electrónica, habrá que sumar varias cosas que no estaban previstas, allá en los años cincuenta. Y que dicho sea de paso, no son de gran presupuesto. Es de allí mi recomendación de la lectura del capitulo 23 del libro “La humanidad…”

Si el contenido de este escrito, te parece interesante, entonces divúlgalo o considera este sitio Web ( www.librolahumanidad.com.ar) como uno de tus sitios favoritos. Toda crítica, duda, observación, pregunta o comentario, será bienvenido, puedes enviarlo a nuestro contacto, con el Nombre de COMENTARIO A LA NOTA de la quincena del mes de: …

PROXIMA QUINCENA. FILOSOFIA COSMICA. La Voyager

(Carlos Ali – Santa fe – ENERO del 2012).