FEBRERO 2012 – 1° entrada – Filosofía Cósmica II

FEBRERO 1º. Filosofía cósmica ( II). Escuelas. Hubble

 

 

FILOSOFIA COSMICA  (febrero 1º quincena)

 1.      Escuelas filosóficas

2.   La revolución del Hubble

 

Categorías: Ciencia + Filosofía + Historia + Teología + Teodicea + Sociología

 

” La Paz y el Bienestar sean con ustedes queridos lectores y lectoras, con sus familias y vuestra comunidad. Si así no es, entonces solo cabe la lucha y el trabajo, para lograr esos objetivos. Ello es así, dado que constituye un deber moral, cívico y espiritual” (N.C.Y.)

 

Escuelas filosóficas.

Conforme lo prometido en la quincena anterior, debo señalarte que en filosofía, no se puede señalar que existan dos, cuatro o seis escuelas, sino mucho mas de las que puedan contar los dedos de ambas manos. Sin embargo podemos hacer algo asi como un resumen, de lo que podriamos llamar “tendencias”, veamos:

Actualmente tienes unas cuatro corrientes interesantes, o grandes tendencias (de otras tantas) ellas son;

a) La Crítica o criticismo

 b) El dogmatismo

 c) El escepticismo

d) El relativismo,

¿Cuál seria la quinta?, creo que podría ser la “Filosofía cooperativa asociada a su vez a la filosófica cósmica”, las cuales dan sustento a su vez, a la articulación con lo que yo denomino “índice 53NABS” e “índice 4G”.

¿Cuál seria su eje?, Considero que surge a partir de la observación cósmica, articulada a la realidad social. Existen hechos y situaciones sociales asimétricas, de carácter  muy injusto, al principio del siglo XXI, como ser que se vayan a morir (ya se están muriendo) mas de 800 millones de personas de hambre, esa cantidad de millones de personas, mas fácilmente unos 5.000 millones mas, están por debajo del índice 53NABS, todo lo cual no es un tema menor y da lugar a estas “reflexiones cooperativistas”.

Que alguien este por debajo del índice 53NABS, sin duda alguna configura “enfermedad social grave”,  a su vez que cualquier persona, pueda estar por arriba del índice 4G, también configura enfermedad social grave o lo que yo llamaría “locura existencial” o falta de “ubicación en tiempo y espacio” del ser humano, que este por arriba del índice 4G.

Mas aun, si todos los seres humanos, pudieran tener satisfecho el índice 53 NABS, del cual escribí en quincenas anteriores, no haría falta siquiera pensar en el índice 4G, porque se regularía automáticamente la existencia social humana, y en consecuencia  se produciría una gran explosión de las ciencias y el bienestar general. Algo que siempre la humanidad estuvo deseando. Estos argumentos centrales, es lo que puedo a grandes rasgos esbozar sobre los ejes de la “filosofía cooperativista”, sin contar lo que escribo o detallo en el libro.

También existe en el libro, una enumeración de las distintas escuelas filosóficas. A lo largo de los siglos, existieron decenas de escuelas y orientaciones filosóficas, desde la existencia y consideración de la mitología, hasta la escuela pitagórica o epicúrea, llegando hasta la escuela de Frankfurt o las analíticas con Bertrand Russel.

Pero sin embargo, es la “Filosofía cósmica o del universo”, que surge a partir de la contemplación directa o visual, de la inmensidad cuantitativa y cualitativa de los elementos que nos rodean, la cual puedes observar en el monitor de tu computadora, la que lleva a fortalecer la idea de una “Filosofía cooperativista”.

Contemplación del Cosmos, que no puedes realizar a simple vista, insisto,  ni siquiera con uno de los modernos aparatos instalados en el patio de tu vivienda, pero si lo puedes hacer en un instante, en un “click”, con las fotografías del Hubble, que puedes encontrar en Internet.

Ello es así, porque la “Filosofía Cósmica”, pone en tela de juicio y obsolescencia, la existencia misma de algunas relaciones laborales, o modos de producción, como así también la acumulación de riquezas. Esa filosófica cósmica, es la que ha me ha servido también, para enunciar tanto el índice 53NABS como el índice 4G.

En esencia, la filosofía cósmica, no es otra cosa, que “observar a través de la pantalla de tu computadora”, las hermosas fotos del telescopio hubble y otras, y seguir preguntándonos como lo venimos haciendo desde hace mucho tiempo,  las dos preguntas con las que inicie la quincena anterior, es decir, ¿De donde venimos y hacia donde vamos?, y en ese camino, ¿Cuál es nuestro obrar correcto?

Las respuestas, que se vayan dando, configuran “parte”, tan solo “una muy pequeña parte” de la filosofía cósmica.

 

La revolución del Hubble.

Sin duda, que las primeras respuestas, que tenemos,  sobre lo escrito las quincenas anteriores sobre “Filosofía Cósmica y/o Cosmogonía” y sobre todo con respecto a las preguntas de la “triple existencia del Alma”, o sea ¿De donde venimos y hacia donde vamos?  es sencillamente que no tenemos respuestas “científicas”, para las mismas y para ese “todo”, que podemos ver en  hermosas fotografías, en las pantallas de los ordenadores.

Por lo tanto, estimados lectores/as se acrecienta el Misterio, y se potencia la creatividad y las probabilidades de combinatorias, dando saltos cualitativos inmensos, en la civilización humana.

Estos temas, hace unas pocas décadas atrás, eran motivo de dialogo y debate, tan solo de exquisitas minorías adineradas y privilegiadas, que accedían al conocimiento de ellos, a través de ilustrados doctrinarios, científicos y profesores universitarios.

Hoy están al alcance de un click, en fracciones de segundo y para cientos de millones de personas. ¿Cambiaron o no cambiaron las épocas?

Quizás te parezca, a ti querido lector o lectora internauta, que estos temas, siempre estuvieron al alcance de la mayoría de la gente. Te puedo asegurar que no fue  así, ni siquiera existían las fotografías, solo se conjeturaba sobre  soles y planetas, con movimientos de traslación y rotación.  Incluso en la actualidad, año 2012, cuando estamos celebrando el año internacional del cooperativismo, tampoco estos temas están al alcance de las mayorías planetarias,  veamos:

En primer lugar porque no todos tienen Internet, tan solo un 20% promedio de la población mundial, tiene acceso a Internet y si no tienes Internet, no puedes acceder a las fotografías que te estoy recomendando. Pero hay mas,  los que acceden y pueden observar esas hermosas fotografías,  la mayoría de ellos no tiene capacidad reflexiva, sobre los elementos a meditar, es decir están viendo las fotografías, pero le faltan las herramientas conceptuales para interpretarlas, dado que son herramientas de doctrinas que se enseñan en la universidades. Para muchos mirar las fotografías del Hubble y las de un rió o campo o montaña, pueden llegar a tener la misma trascendencia. En definitiva siguen siendo minorías, pero no te preocupes, algo aquí en estas páginas, siempre se trata de enseñar algo  y si aprendes algo, entonces difúndelo, quizás no llegue a ser simple multiplicación, sino potencia.

Quizás tu tengas, menos de 30 años, al momento de esta quincena, pero quien esto escribe, tiene ya 57 años y de la misma manera en que hoy existen jóvenes de diez o quince años, adictos a la computadora antes existían jóvenes de igual edad pero adictos a la lectura de libros y revistas. Puedo asegurártelo, porque yo era uno de ellos. Ahora estoy en la “compu”, tratando de transmitir algunas experiencias de tipo intelectual.

Sin duda que eran otros tiempos, aunque se parecen en algunas cosas. Antes existían autoridades que quemaban libros y arrestaban a sus poseedores, e incluso llegaron a MATAR seres humanos, por distintos motivos, ligados a ciertas literaturas, censuras, prohibiciones, etc. Hoy sucede algo parecido, cuando no encuentras algunas páginas web, o como el caso de wiki leaks, etc.

Es cierto que deben existir ciertas reglamentaciones, pero ¡Oh casualidad!, las que existen, terminan beneficiando a reducidos grupos de interés, ligados a la lujuria internacional.

Lo escribí, en las quincenas anteriores sobre Ghadafi, ¿Crees tu, que no existen, mejores filmaciones del hecho histórico, que las que nos brindan a través de un celular?.

Antes también había estúpidos, que se la creían, igual que ahora. No creo que tu pertenezcas a ese segmento de gente.

Por eso, antes, es decir hace unos treinta años atrás, allá en las décadas del 60/70, cuando leías libros o revistas, era todo un acontecimiento el  dialogar, el comentar y el transferir información sustancial.

Ahora hay tanta información, que no se sabe de que dialogar y terminan muchos comentando algún estúpido video, como si fuera el mejor pasatiempo.

En Internet, hay tantas variedades de chistes y entretenimientos, que uno ya se cansa de reír o de “entretenerse”, al punto tal que el humor y el “entretenimiento”, ya no tienen sentido, al menos para muchos internautas, que andan buscando “cosas nuevas”.

Por eso es importante, hacer clasificaciones de materiales, allí en tus “marcadores o favoritos”, seria útil, que tengas dividido los distintos materiales en “carpetas”, antes yo hacia lo mismo, pero con los diarios y revistas, ahora es mas fácil, basta uno o dos click, pero el método se le parece.

Este  material que estoy ofreciéndote, creo que si bien “es viejo” (como actitud filosófica), pero también “es muy nuevo” (como interpretación de nuevas etapas históricas). Siempre me gusto leer de todo, pero también los  materiales sustanciales. Allí cuando lanzaron la Pioneer o la Voyager, cuando todavía no había computadoras o Internet,  “para el gran publico”, como tu o yo.

Solo los privilegiados accedían a computadoras, como las que tienes ahora,  y en la cual estas leyendo este material, ello supone, que también hoy, existen “otros privilegios”, pues bien, lee y entérate o investiga en todo caso.

Lo importante, es que con la computadora que estas leyendo este material, también puedes acceder con un click, a esas extraordinarias fotografías. Hoy están al alcance de cientos de millones de seres humanos, tan solo haciendo un click, en el buscador, sin embargo son minorías de algunos  millones de seres humanos, en miles de millones,  los que la pueden interpretar y tu serás parte de esa minoría, si sigues a este sitio web.

Esas fotografías forman parte de lo que uno puede considerar “material sustancial”, aunque yo diría, “mas que sustancial”, solo hay que saber valorarlo. O dicho de otra manera, “agregar valor”.

Ese agregar valor, fue y consiste la actual revolución del telescopio hubble, una revolución en las conciencias sociales, para la cual también es necesaria otra revolución, a la cual llamamos “Informática”, porque sin esta, no podrías estar leyendo este material en tu computadora.

 

 

 

 

 

———————————————————————————————————

Si el contenido de este escrito, te parece interesante, entonces divúlgalo o considera este sitio web  como uno de tus sitios favoritos. Toda crítica, duda, observación, pregunta o comentario, será bienvenido, puedes remitirlo en nuestro contacto, con el nombre de COMENTARIO A LA NOTA de la quincena.

 

(Escrito en Santa fe – Republica Argentina.- febrero 2012).

——————————————————————————————————–

En la próxima quincena; La revolución informática