FEBRERO 2012 – 2° entrada – Filosofía Cósmica III

FEBRERO 2º: Filosofía cósmica (III). La informática. El pasado

 

FILOSOFIA COSMICA  (febrero 2º quincena)

 1.      La informática. El antes y el después. Dialoguemos

 2.  El análisis del pasado

 Categorías: Ciencia + Filosofía + Historia + Teología + Teodicea + Sociología

 ” La Paz y el Bienestar sean con ustedes queridos lectores y lectoras, con sus familias y vuestra comunidad. Si así no es, entonces solo cabe la lucha y el trabajo, para lograr esos objetivos. Ello es así, dado que constituye un deber moral, cívico y espiritual” (N.C.Y.)

 

1.      La informática. El antes y el después. Dialoguemos

¿Estas de vacaciones todavía?, ¿Ya has regresado a tu trabajo?, pues bien, sea en una u otra de las alternativas que te toque vivir, sin duda, estas quincenas, se siguen prestando para leer sobre estos temas.

Es obvio, como lo vengo sosteniendo en las quincenas anteriores, que semejantes planteos, que realizo ya sea sobre el telescopio Hubble o sobre la  “Filosofía cósmica” y/o Cosmogonía, pueda llevar a ciertas consideraciones que no siempre son positivas, habrá rechazos, sarcasmos, chistes, dudas, inquietudes, y muchas conductas, que en forma de abanico, se irán desplegando.

 

Lo que estoy tratando de hacer, con el escrito de esta quincena, y  donde es época de vacaciones, (al menos en Argentina  o Sudamérica) es el generar  simples disparadores o despertador de inquietudes, para dialogar y generar infraestructuras de conciencia, que considero desde todo punto de vista absolutamente positiva  y necesaria, para los tiempos actuales y los que vienen.

 

No solo se trata del telescopio hubble, tan solo, sino también de la revolución informática, es de tal magnitud, el cambio operado en apenas décadas, con la revolución de las computadoras, que sus efectos también generan reflexiones que hacen a “ese nuevo conjunto filosófico”.

El tema no es menor, en las actuales computadoras, se puede ingresar a determinados software, que permiten un viaje virtual, por ciertas zonas del cosmos o universo. Basta poner en el buscador de esos programas, el nombre de alguna estrella, para que el mismo te brinde sus datos principales.

Toda esta situación de claro carácter objetivo y “tangible”, en el sentido de su apreciación inmediata, constituye “por si misma”, un campo de estudio y apreciación, a nivel de pensamiento filosófico.

Dentro de ese campo, el objeto mismo de estudio o apreciación filosófica, es el “Cosmos o Universo”, donde las personas que investigan o reflexionan, ya no son investigadores o ingenieros de alta capacitación, que trabajan para agencias estatales como la Nasa, sino cualquier ciudadano, que ingrese a través de su computadora, a la apreciación del mismo.

Hoy los astrónomos, ya no son “minorías privilegiadas”, sino que surgen los astrónomos empíricos y en cantidad de cientos de miles.

Si allí, en aquellos jóvenes que ingresan a través de sus computadoras no solo a recorrer distintos países y ciudades, para ver los techos de sus propias casas, a través del famoso “Google Hear”,  sino también los que ingresan, a los software, que recorren todo el sistema solar y mas también.

Es muy probable que Internet, reemplace a la televisión, en muchos aspectos o por lo menos en algunos campos. El futbol o cualquier otro deporte en Internet, tiene sus seguidores. Los sitios dedicados a la gastronomía también. Los sitios sexuales, no cabe duda que también y así sucesivamente.

Ahora bien, lo mismo sucede con “la geografía de nuestro planeta” y la “geografía del cosmos”, allí también se incrementa de manera exponencial, los seguidores o visitantes, de dichos sitios webs, ello lleva a la consideración, que en cada visita existen reflexiones y consideraciones.

El conjunto de estas últimas, genera la suficiente  energía intelectual, para que consideremos seriamente, no solo su cuantificación y calidad, sino también la estructuración de ese pensar filosófico.

 

El análisis del pasado.

Ante la majestuosidad que nos plantean dichas fotografías y/o videos, podemos hacer “filosófica cósmica”, en las tres etapas clásicas del tiempo convencional, pasado, presente y futuro.

Algunos me dirán, que en el pasado,  no fue ni era necesaria, la existencia del Telescopio Hubble y las imágenes que nos ha brindado, para acceder a esa “filosofía cósmica”,  y que ya los sumerios, generaban este tipo de pensamientos articulados al cosmos o universos.

De ese tipo de consideraciones,  es probable que el debate siga con los anunnaki o las tablillas descifradas  por Zacharia Zechin,, las del planeta Niburu, la necesidad del oro y de allí  pasaremos a los extraterrestres, a los ovnis, a nuestros orígenes, al debate sobre los mitos o la mitología egipcia, babilónica o griega, etc.

Pues bien, cual es el problema; ¡Solo hay que dialogar!, no hay porque enojarse, no hay porque ser intolerante, no hay porque creerse “el dueño de la verdad”, no hay porque tener miedo a que se “sacudan” algunas “verdades” que consideramos o considerábamos sacrosantas e intocables.

Yo diré, que gracias a la informática, podemos generalizar el conocimiento, que la velocidad de búsqueda se ha incrementado, en un aspecto tanto cuantitativo como cualitativo, hasta ahora nunca visto y que esa situación, nos lleva a plantearnos nuevas preguntas y respuestas, en un marco de dialogo y tolerancia.

Es mas, diré, que hay que seguir investigando el pasado, sin perder nunca de vista el futuro.

Se me dirá, que no hace falta la informática, para buscar las respuestas, porque estas están en conocimientos que vienen desde hace milenios, allí en las preguntas de siempre, allí en las religiones de siempre. Y yo diré ¿Cuál es el problema?, todo aporta, ¡Solo hay que dialogar!.

Acaso no es más que factible, que en los “antiguos” libros sagrados también se encuentren respuestas sobre nuestro presente y sobre nuestro futuro.

 El antes y el después. El “salto”.

Nadie puede negar, que existe un antes y un después de la aparición y desarrollo de la informática en forma masiva. Eso debe ser reconocido, hace al sentido común, y no a la filosofía.

Es cierto, que en la actualidad también existen “mitos modernos”, como ser los “iconos de la sociedad de consumo”. Es verdad que estos “iconos” son fabricados con base de sustentación filosófica, de similar manera en que lo podían hacer los griegos. Pero eso no significa, que no hayan existido cambios más que sustanciales.

La prueba es que yo escribo estas páginas en una computadora y tú la lees también en una de ellas querido lector o lectora.

A lo largo de la historia humana, siempre hubo “un antes y después”, es lo que llamamos “saltos”, pues bien, considero que estamos “viviendo uno de esos grandes saltos”.

Cuando se da un “salto” también se sacuden “las miradas del mundo”, ello es así, porque en cada salto surgen “nuevas filosofías”, lo cual complementan, extinguen o reforman a las “viejas”.

Algunas personas o quizás grupos numerosos, consideraran que no hay que dar “ningún salto”, sino que hay que vivir el presente y  mirar hacia atrás, para tomar conciencia, porque allí están las respuestas y la valorización del presente, siendo inexpugnable el futuro.

Comparto “en  parte” ese criterio, mas aun, cuando escribo sobre historia en el libro, (capitulo Nº 6) y con una visión critica de la misma. Considero que debemos trabajar intensamente para ampliar las fronteras de su conocimiento, sin duda que los arqueólogos, antropólogos y demás científicos pueden darnos muchas respuestas de carácter histórico.

Ahora bien, ello no significa, abstenerse de reflexiones y consideraciones que tengan relación con hipótesis futuristas o simples conjeturas racionales, que tengan como objeto de estudio y reflexión al mismísimo Cosmos o Universo, más aun ante la presencia de hermosas fotografías.

Ante su sola vista, la filosofía surgirá por si sola, sin pedir permiso a nadie.

Habrá mucha gente, que hablara también, sobre el conocimiento de los “chackras”, o “puntos energéticos”, el elemento divino y cósmico, allí con los hindúes o con la iluminación de los budistas. Habrá otros, que plantearan la “Gran Consigna”, aquella de “Yo soy el camino…”, si allí, con Jesucristo, o allí con el sello de los profetas llamado Muhammad y consideraran que todo el telescopio hubble o la informática o lo que sea, no puede superar esas palabras.

Y desde mi humilde posición, yo diré, “Todo aporta”, ¡Solo hay que dialogar”, a este gran grupo de gente, yo los invito a leer el libro de Enoch, quizás allí , también hay aportes o a realizar analogías con el “viaje nocturno” de Muhammad o ¿Por qué no, cuando el Corán “habla en mas de una oportunidad”, utilizando el “nosotros”?, ¿O porque no, cuando existe una sura,  que se llama el “espermatozoide”, en una época, siglo VI, donde no existían microscopios?, etc.

Así tendremos también, aquellos que nos hablaran de la milenaria “pachamama”,  o su versión más moderna de “Gaia” o también aquellos que articularan la filosofía cósmica, al calendario maya, y al final de un ciclo para diciembre de este año.

No es un tema menor, la concepción de la pachamama y su “visión filosófica”, ha hecho que el gobierno de Bolivia, encabezado por Evo Morales, haya dejado inconclusa una carretera de extraordinaria articulación estratégica, además de todo el desgaste institucional.

Por ello digo, miremos  (“observemos”)  las fotografías del Hubble, utilicemos positivamente a la informática e internet.

Logremos desarrollo con armonía, teniendo en cuenta la magnificencia del Cosmos.

También habrá, quienes nos hablaran de Hermes, de Osiris,  de las leyes de Kibalion, del orden del cosmos, de los secretos de la escuela pitagórica,  de la masonería en general, de los secretos del Vaticano, de la Atlántida, de las conspiraciones y del nuevo orden mundial,  de los ciclos de la humanidad que planteara Fourier, o los babilónicos o los mayas y de varios etcéteras o de otros tantos conocimientos esotéricos o no, que hacen incluso a la consideración de seres extraterrestres cohabitando en el planeta tierra, desde hace milenios.

¿Cuál es el problema? ¡Solo hay que dialogar! Yo simplemente escribo, que “todo aporta cooperativamente”.

Observemos las fotografías del hubble, reflexionemos sobre ella, meditemos allí en las grandes nubes y corrientes cósmicas, allí en los vientos solares del universo, allí en la materia oscura, que probablemente tiene rutas y caminos, como los tiene internamente el océano, en cuya superficie nos extasiamos

Debemos dialogar. Porque la dialéctica, también es fuente de principios y paradigmas, luego del gran salto que diéramos con el telescopio hubble, la informática y otras tantas disciplinas afines, que sin duda también obligan por condicionamientos de infraestructura social, a dar saltos en la conciencia social, a partir de imaginaciones o hipótesis probabilísticas.

 

———————————————————————————————————

Si el contenido de este escrito, te parece interesante, entonces divúlgalo o considera este sitio web  como uno de tus sitios favoritos. Toda crítica, duda, observación, pregunta o comentario, será bienvenido, puedes remitirlo en nuestro contacto, con el nombre de COMENTARIO A LA NOTA de la quincena.

(Escrito en Santa fe – Republica Argentina.- febrero 2012).

——————————————————————————————————–

En la próxima quincena;  La visión social. Preguntas fundamentales