CRITICAS

Critica o dobles discursos

CRITICASJulio 2° quincena

JULIO 2° quincena

Titulo:   ¿Hasta dónde es válida la crítica? ¿Critica o Doble y triple discurso?

  ”La Paz y el Bienestar sean con ustedes queridos lectores y lectoras, con sus familias y vuestra comunidad. Si así no es, entonces solo cabe la lucha y el trabajo, para lograr esos objetivos. Ello es así, dado que constituye un deber moral, cívico, material y espiritual” (N.C.Y.)

 

 Categorías: Suceso +  Ciencia Política + Economía política + Historia + Sociología

Temporalidades: Este articulo como muchos otros, de este sitio web, si bien tienen fecha de publicación, la mayoría de ellos, son generalmente “atemporales”. Su vigencia conceptual o descriptiva, puede ser medida sea en años, o décadas o siglos, pero no se escribe como en un diario, para que sea noticia o informe del dia.

Se escriben o construyen, teniendo en cuenta o referencia, la bibliografía del libro “la humanidad…” y se escriben desde el enfoque de la tabla de los elementos o factores subjetivos o magnéticos. Los artículos “del momento”, es decir los que sean específicos, para un determinado lugar y fecha, no superior a 5 años, no llevaran esta leyenda.

 

  1. Desde cuándo y hasta cuanto es “valida”, ciertas  críticas. Los limites. El “periodismo mercenario”.

Algunas personas se molestan y mucho, cuando se las critica. No está mal criticar a alguien, si su conducta o pensamientos, no nos parece correcto, pero  las preguntas son :

 ¿Cual es la antigüedad de la crítica?, ¿Nació con la democracia?  y  ¿ Es válida o no es válida, la crítica?. He allí, la cuestión

La crítica o el pensamiento crítico, forma parte de todo un movimiento filosófico, que no es menor, y seguramente nace con la humanidad misma, creer que “la critica, nació o nace con la democracia”, es todo un gran error. Aun en la peor de las dictaduras, “la critica tiene existencia”. Como toda esencia conceptual, que hace a la dinámica social, existe en tanto existe sociedades o grupos humanos y a su vez puede ser motor o estorbo, para  ciertas dinámicas tanto intelectuales como en el accionar mismo sea de autoridades públicas o simples ciudadanos.

Dentro de la democracia, es totalmente legal y legitimo, ejercer el DERECHO a la crítica. Pero la crítica, a su vez, tiene límites, que tienen que respetarse, porque caso contrario dejan de ser criticas, para pasar a ser difamaciones, injurias, o calumnias.

Muchos funcionarios, políticos y muy, pero muy especialmente los periodistas, ejercen el estilo de criticar no por la crítica misma, sino que la “critica” a ellos les permite generar varios roles, desde generar “rating” y con ello mayor facturación en publicidad, hasta algunos roles no siempre positivos, como lisa y llanamente DIFAMAR.

Es decir  cometer delitos a la vista de toda la gente, sin que esta tenga la menor idea de que  dichos periodistas están cometiendo un delito grave.

 

  • El periodismo (la parte famosa).  En realidad, y bajo la lupa de un análisis riguroso, se podría decir que decenas  de periodistas argentinos, de los más famosos o referenciales, ya sea en forma consciente o inconsciente (títeres), son verdaderos asesinos seriales de lo que conocemos como VERDAD.

Tan acostumbrados están a la “mentira-disfrazada-critica”, que supongo juegan entre ellos verdaderos campeonatos de mentirosos o asesinos o incluso bajo el disfraz del estilo o del modo adverbial o de la necesidad de tener el famoso “rating”, se “matan incluso entre ellos”, para llegar al podio de la fama.

Es decir de la fama en donde se consagran como “grandes y profundos críticos”, que de acuerdo a las líneas que aquí escribo, sería algo así como el podio, donde se premia a los “hipócritas y mentirosos sistémicos más destacados”.

No sienten ni preocupación alguna, ni siquiera molestia, al contrario. Para ellos  “la mentira-critica”, es tan solo una herramienta de trabajo, el asunto es tener “la medalla al merito”, en el campeonato de los mentirosos, que no son mentirosos conforme su conciencia, porque ellos “ejercen la crítica”. O sea disfrazan la difamación y la injuria, con el manto positivo de la crítica constructiva.

Son verdaderos sicópatas, dado que no sienten culpa o negligencia alguna, al contrario los hace sentirse feliz, la impunidad de la que gozan. Y ese estilo de hablar, debatir o analizar, es obvio que se traslada al resto del tejido social, vía medios de comunicación, que terminamos teniendo dentro de nuestra población, millones de personas, que practican ese arte, contaminado de disvalores, sin tener la menor idea, de que son objeto de manipulación sistémica.

Si quisieras llevar  a cualquiera de esos políticos o periodistas famosos, al banquillo de los acusados en  cualquier tribunal de Argentina, y por jueces honestos, es decir  que no estén contaminados por la política de los monopolios y oligopolios seudocapitalistas,  ellos esgrimirán, su mejor arma de defensa, que los abogados la conocemos como la “doctrina de la real malicia”.

Es decir, no basta que tenga malicia, intencionalidad de atacar o injuriar, etc, sino que debes demostrar que ES REAL, o sea que si tu quieres encarcelar a un periodista “seudocritico”, no te basta con demostrar, que el fulano mintió e incluso difamo.

No, no es tan así, sino que debes demostrar, que el sujeto tenia la clara intención o dolo, de generar ese efecto, no basta decir que podría considerarse “dolo eventual”, etc.  es decir los “parámetros de juzgamiento”,  que se le aplicaría a cualquier ciudadano de la calle, acusado de injurias o difamaciones, para “los medios y sus operadores o sea “el periodismo”,  cambia, allí ” tienes que probar “la doctrina de la real malicia”, dicho en otras palabras y para que el lector/a que no maneja términos jurídicos, lo pueda comprender, tienes que lograr en caso de que tú seas el abogado/a,  que , el mismo periodista,  prácticamente CONFIESE, o diga, que “SI TUVE TODA LA INTENCION DE PERJUDICAR o DIFAMAR a fulano”.

Algo que “prima facie” entiendo es  ilógico, dado que sería como pedirle a un sicópata que se autodiagnostique y se autocondene como sicópata.

¿El Dhammapada?

Que los argentinos, sudamericanos y el mundo en general, se encuentra en crisis, no cabe dudas, y que las causales principales, son la economía y la política, tampoco  caben dudas de ello, y que todo ello es tierra mas que fértil, para realizar criticas tantos destructivas como constructivas, es algo absolutamente normal, ya sea con democracia o con dictadura.

Y si a eso, le agregamos, que  también concurren otros elementos, ( moda, recambios generacionales, revoluciones tecnológicas, etc) como si fuera todo una gran “ensalada” no cabe dudas, que ella estará presente. Desde la religión hasta la filosofía o mundo de las ideas. Desde el ama de casa hasta el ministro o presidente de un país. Pero en dicha ensalada multifacética de la dinámica social, existe también “un derivado” de la crítica, un elemento, que está totalmente esparcido, sin que nadie lo pueda apreciar debidamente y es la IRA,  la ira, o sea el odio, la hostilidad y otros “subderivados”, son efectos complementarios cuando las criticas no se ajustan a ciertos parámetros.

Desde hace décadas, la IRA se esparce en el tejido social y está conforme mi visión, es generada por los medios de comunicación y sus obreros o sea los periodistas o los mercenarios de las palabras y discursos según sea el medio de comunicación.

El fundamento y antigüedad de estos efectos, ya están escritos  en un libro sagrado, llamado El Dhammapada, es el libro sagrado de los Budistas, algo así como la Biblia para los Cristianos o el Sagrado Corán para los Musulmanes. 

Por lo tanto, quedara demostrado, estimado lector/a, que la critica e incluso, la IRA, no son nuevas,  ni ella hace o emerge de la Democracia, sea esta genuina o disfrazada, allí está escrita,  en un libro que tiene milenios de antigüedad. ¿Qué es lo que dice?, En en uno de sus capítulos más precisamente el XVII, que lleva como título LA IRA, señala en el verso 227/228 con respecto a la “critica” lo siguiente:

    227: Cosa vieja es esto, Atula, no es de ahora; critican al que está sentado en silencio, critican al que habla mucho, critican al que habla poco. Nadie en el mundo se libra de la crítica.

  228: No ha existido, no existirá ni existe un hombre que sólo reciba críticas o que sólo reciba elogios.

También puedes encontrar pasajes similares, tanto en la Biblia, el Corán e incluso el Baghava Gita, de los hindúes, o sea que “no es la moda actual”. Sería importante que cuando estés mirando televisión o escuchando radio o leyendo diarios, etc.  tengas en cuenta  estas referencias.

 ES UN TEMA MUY ANTIGUO, lo que sucede en la actualidad, es que se encuentra muy potenciado, dado que la revolución tecnológica a través de los televisores y computadoras entra a todos los hogares,  y si tu no realizas algún que otro “análisis lógico”, o “filtrado cerebral o intelectual”, entonces estarás repitiendo, sin conciencia, lo que otros te vendan como grandes verdades.

Conocer entonces que es “la lógica” o la “cultura de la propuesta”, es algo fundamental no solo en lo que respecta a la cultura cooperativa, sino también al vivir en sociedad.  Una sociedad que tenga al menos, las aspiraciones de superarse y construir un desarrollo mayor.

Si el contenido de este escrito, te parece interesante, entonces divúlgalo o considera este sitio web  como uno de tus sitios favoritos. Toda crítica, duda, observación, pregunta o comentario, será bienvenido, puedes remitirlo en nuestro contacto, con el nombre de COMENTARIO A LA NOTA de la quincena.

(Escrito en Santa fe – República Argentina.- ……………. – Carlos Iusef Ali ).