Julio 2010 1° Cooperativismo. Movilización mundial

 Cooperativismo. Naciones Unidas (O.N.U.). Movilización Mundial año 2012

La Paz y el Bienestar sean con ustedes queridos lectores y lectoras, con sus familias y vuestra comunidad. Si así no es, entonces solo cabe la lucha y el trabajo, para lograr esos objetivos. Ello es así, dado que constituye un deber moral, cívico y espiritual. (N.C.Y.)

En esta primer quincena, donde comenzare a escribir algunas de las inquietudes, que mantienen ocupado mis pensamientos y mis análisis, considero corresponde escribir muy especialmente, sobre el Movimiento Cooperativo en general, atento a que estamos en la quincena que corresponde al festejo del Día Internacional del Cooperativismo o sea el primer Sábado del Mes de Julio de todos los años.

Al respecto esbozare una “idea” que espero pueda ser útil, para poder incrementar el interés hacia el cooperativismo en todo el planeta. Más aun, espero que los lectores y lectoras, puedan mejorarla aun mas y en lo que pueda corresponder.

Es una idea que construyo utilizando los elementos o herramientas conceptuales, que se plantean a nivel internacional, por la principal organización que representa a las naciones del planeta.(la ONU), al declarar al año 2012, como Año Internacional del Cooperativismo.

Cabe señalar en el desarrollo de esta idea que expondré, que su primer esbozo o concepción, es decir aquel “momento especial” que quizás haya durado tan solo unos minutos, se articula al día en que fui a inscribir los derechos de autor del libro que aquí se promociona, a la ciudad de Buenos Aires.

´ Ello, fue el día 10 de mayo del presente año. Recuerdo que descendí del colectivo, en la terminal de Retiro de dicha ciudad, el cual venia de la ciudad de Santa fe. Desde la terminal de colectivos, tenía varias opciones, tomaba un taxi o el subterráneo o el transporte de colectivos o caminaba unas 25 cuadras, hasta llegar a la oficina de registro, de los derechos de autor. Elegí esta última opción, porque necesitaba “conectarme” a la megalópolis bonaerense, necesitaba “aspirar mentalmente”, su paisaje, sus ruidos, sus movimientos, los gestos de sus habitantes.

Después de todo, caminar paisajes y distancias, a la edad de 55 años, con una libreta y un humilde lápiz, se habían convertido en mi deporte favorito. Lejos ya quedaba aquella juventud, de 20 años, donde el atletismo, el yudo, y el gimnasio, ocupaban parte del vigor físico. En estos años de anotaciones y reflexiones, la fuerza estaba y está, en la observación científica, en la formulación de esperanzas, en la transmisión de principios.

Recuerdo que antes de salir de Santa fe, mi esposa me había especialmente recomendado, ir vestido de traje y corbata. Yo me había negado, preferí viajar de campera, vaquero y borceguíes, cuando caminaba por la Avenida 9 de Julio, hacia la Dirección Nacional del Autor en calle Moreno, me agradecí a mi mismo haber tomado la decisión correcta. Si me hubiera vestido de saco y corbata, no hubiera podido diagnosticar, “in situ”, las enfermedades que posee, la megalópolis Argentina, de la cual ya se han escrito varios libros. Camine lentamente, observando el paisaje, confundiéndome con el todo urbano y me convencía aun mas, que lo que había escrito en mi libro, sobre la obsolescencia de las megalópolis, era más que correcto (leer capitulo 23). Se hacía más que necesario y urgente, generar la corriente humana migratoria, desde las grandes ciudades, hacia el campo, construyendo los “pueblos o ciudades cooperativas”, de las que escribí y planifique.

Caminando por avenida 9 de Julio y llegando al obelisco, monumento, símbolo, y emblema de la ciudad de Buenos Aires, pude observar la construcción de los escenarios, y los distintos puestos, para los festejos del Bicentenario de la República Argentina. Así es, queridos lectores y lectoras, mi país, estaba y está, conmemorando doscientos años de existencia.

Observe, al personal que estaba trabajando, algunos bien equipados y vestidos, otros no tanto, trate de observar y adivinar con el microscopio mental, (el que surge de la academia y la existencia social), cuáles eran trabajadores registrados (en blanco) y cuales ilegalmente (en negro), que no te asuste estimado lector esta apreciación que hago, dado que no sería nada raro, que hayan estado trabajando para los festejos del Bicentenario, trabajadores no registrados. Es una realidad y fenómeno social, que supera a los distintos gobiernos del planeta, una realidad que el libro que escribo, pretende realizar aportes para solucionar.

Más aun, ¿Sabías que en el atentado en los EEUU, a las torres gemelas, murieron muchísimas personas, que eran “trabajadores indocumentados”, las “asociaciones de familiares de víctimas del atentado” insta desde hace unos años atrás, a que el gobierno de EEUU, reconozca a dichas víctimas. No es acaso una brutal y trágica ironía, que “uno de los centros principales”, del corazón mismo del sistema seudocapitalista, que exige a los países del tercer mundo, seguridad jurídica y transparencia, se encuentre con un escándalo de indocumentados, sobre estos temas también podrás leer en mi libro.

En definitiva, aquel diez de mayo, yo veía a pocos metros, como estaban levantando los escenarios, que hacían al festejo patrio, debidamente propagandizado desde hace unos años. Allí me preguntaba, si nuestra Presidenta, la Dra. Cristina Fernández de Kirchner comprendería el gran rol e importancia estratégica, que tendrían las cooperativas de trabajo en Argentina, al menos las que yo sugería en mi libro, es decir aquellas que permitirían control de mercado y territorios. Estas eran reflexiones que yo hacía mientras descansaba unos minutos de la caminata, allí sentado en un banco de un paseo público, reflexiones necesarias toda vez que tenia planificado ir a la Casa de Gobierno, a dejar una nota y un ejemplar de mi libro.

Pero mientras tanto, allí sentado en un banco del paseo central de la avenida 9 de Julio, anotaba en mi libreta, algunos temas que podrían ser de inquietud, de esos trabajadores, que estaban a escasos metros de donde yo estaba sentado, preguntándose quizás ellos, que yo podría ser algún inspector, que estaba fiscalizando las obras para el gobierno.

No era así, yo estaba “aspirando mentalmente”, estaba estudiando el paisaje y la obra que se estaba ejecutando, es decir, puestos de exhibición y un gran escenario, para “afirmar la memoria de un pueblo”, para “reconstruir una identidad y un proyecto de país”, que las sucesivas crisis socioeconómicas y especialmente la del 2001/02 en Argentina nos habían llevado al borde del precipicio de la disgregación territorial. (En el capitulo dos de mi libro, se encuentran análisis al respecto) Allí estaban los obreros, montando escenarios, para que el pasado de doscientos años se haga presente, a efectos de fortalecer “las columnas estructurales subjetivas de la actualidad”, y que hace a la identidad nacional de un pueblo, a un país y a un continente sudamericano. Allí pensé, que algún día, sería interesante que se hagan festejos similares, para festejar el día internacional del cooperativismo.

No es antojadiza la idea, la realidad me mostraba, que eran y son tiempos, donde “la festividad popular masiva, asociada a una efeméride significativa”, se constituye en el elemento central que permite unificar, identidades, resistencias, revoluciones y trascendencias. Esta situación era, la que yo explicaba en las Asambleas Populares del año 2002, cuando el F.M.I, se había quedado sin “respuestas públicas”, con respecto a su supuesto mejor alumno (Argentina), la catástrofe sistémica, que sobrevino en mi país en dicho año, junto al atentado de las torres en EEUU, fue sin duda, la antesala de la invasión a Afganistán e Irak, esos hechos no están desarticulados, el respaldo del petróleo y recursos naturales, a la fotocopiadora y burbujas de papel moneda del imperio, era más que necesario. Ya en Junio del 2001, en la conferencia de Dawo, se analizaban, los efectos de la inminente catástrofe, obvio que no existió notificación alguna al pueblo argentino, para que trate de resguardarse. Es obvio también, que el obrero que me está observando discretamente y a la distancia, no imagina lo que estoy anotando en el banco de este paseo, de una gran megalópolis, quizás no pueda entender, o comprender, lo que estoy anotando, aun leyéndolo y en hipótesis, solo sabe de alimentar y cuidar a una familia, para cumplir una costumbre, para cumplir un destino.

Ese grupo de obreros, estaba trabajando para armar un escenario, para el 25 de mayo del 2010, (ese día, es fecha patria en Argentina), mientras tanto yo estaba sentado en el banco, anotando y recordando un 25 de mayo, pero del año 2002, cuando en Santa fe, junto a unos miles de personas, irrumpimos en la plaza central frente a la casa de gobierno, luego de que cayeran las defensas de la policía, incluso pude observar que el Ejercito, que también estaba presente, disponía a sus hombres estratégicamente por si las cosas pasaban a escalas mayores. Recuerdo que avanzamos gritando consignas reivindicativas y al grito de ¡Viva la Patria!, una patria que quería y quiere ser desmembrada por los capitales, del “Imperio de la fotocopiadora de papel moneda!. Ocho años después, estoy sentado en un paseo, observando cómo se prepara la gran fiesta popular, para este 25 de mayo.

En fin, este nuevo 25 de mayo, – yo anotaba – es también otro aporte desde la alegría y participación popular, a la consolidación de una identidad, de un territorio y mis anotaciones, no eran otra cosa, que observar y anotar para construir una esperanza, una esperanza cooperativa.

Porque fue allí, cuando pensaba, si el gobierno de Cristina Fernández, aquí en Argentina, el de Hugo Chávez en Venezuela, el de Lula Da Silva en Brasil, el de Correa en Ecuador, o Evo en Bolivia y otros tantos, realizaban megafiestas populares, para rescatar y alimentar raíces del pasado, en procura de afianzar “UNA IDENTIDAD NACIONAL”, lo cual me parece bien, la otra cuestión era porque no se podrían hacer entonces, similares acontecimientos, masivos y populares para afianzar una IDENTIDAD COOPERATIVA, una identidad y una doctrina, que la mismísima ONU, está impulsando a partir del hecho de que en diciembre del 2009, por resolución de la Asamblea General, se había fijado para el año 2012, como año internacional del cooperativismo.

La pregunta era y es; ¿Que pasaría, si todo el movimiento cooperativo mundial, bajo los auspicios de la ONU y de los gobiernos firmantes de dicha resolución, ocuparan durante algunos días, de la primer quincena de Julio del año 2012, la plaza central de la capital o de un paseo público importante, en cada capital política o ciudad importante de cada país?

Deje de anotar, me levante del Banco de plaza, donde estaba sentado y me dije a mi mismo, sería interesante que desde Cristina Fernández en Argentina hasta Barak Hussein Obama, en EEUU, desde Hugo Chávez en Venezuela, hasta Lula Da Silva en Brasil o allí en Rusia, desde china, desde Irán, Turquía, India, Francia, Inglaterra (cuna de los pioneros de Rochdale), Chile, Bolivia, Ecuador, Colombia, México hasta Siria, Arabia, Sudan, Nigeria, Filipinas, Australia, Japón, y otros tantos países, se hiciera similares preparativos de festejos como los que yo estaba apreciando, pero para el año 2012, en la primer quincena de Julio.

Considere y considero, que sería una propuesta muy interesante, para llevar adelante las recomendaciones de la ONU, para el objetivo propuesto por la Asamblea. Seguí caminando por la Avenida 9 de Julio, me dirigía a la Dirección Nacional del Autor. Iba camino a registrar una Esperanza, nacida en las trincheras mismas del combate contra el “imperio de la fotocopiadora de papel moneda” o sea el “imperio neo feudal usurero internacional”, cuyas principales capitales, son inexpugnables paraísos fiscales, y donde la base monetaria internacional, tiene un doble movimiento, porque no está respaldada ni por el oro, ni por el petróleo, ni por los recursos naturales, pero por otro lado, si desea poseer por siempre a los mismos. Su artilugio principal, se construye a partir de la mentira sistémica, la ignorancia, la difamación y un aparato militar integrado por mercenarios, cuya naturaleza cualitativa es la cobardía, la limosna mal ganada, y el enfrentamiento en el campo del deshonor, jamás en el territorio de la gloria. Quizás algún día, surjan “las infanterías de comandos cooperativistas”, de las que escribo en mi libro. Allí será el día, en que junto a los recursos naturales, el “papel moneda”, tendrá quien le fiscalice debidamente su legitimidad y dignidad, como producto de la cultura del trabajo.

Es de allí, que los criterios respecto a esta convocatoria a movilización, festejos, talleres, de carácter mundial y fines previstos en la ONU, y en lo que hace a cuestiones o aspectos legales, cuestiones económicas, técnicas, visiones ideológicas, etc. Ya están planteados en la dinámica social, en esta exposición que hago, en este sitio Web, no hago más que utilizar los criterios paradigmáticos, que surgen de la misma organización mundial (ONU) y de las ideas doctrinarias, que movilizan a los distintos grupos de interés ya existentes en el planeta.

La festividad que se llevo a cabo en Argentina, el 25 de mayo de este año, culmino con MILLONES DE PERSONAS EN LAS CALLES EXPRESANDO ESE ANHELO DE IDENTIDAD, ESE ANHELO DE LIBERTAD, IGUALDAD Y PROGRESO, todo ello en legal forma y pacíficamente, sin un solo incidente que lamentar. ¿¡ Quizás dudes de lo que estoy escribiendo, o directamente no creas que fue así!?, debo insistirte querido lector, fue así, mas de 4.000.000 millones de personas se dieron cita, para “Festejar y participar”, en una efeméride que convoca desde la mística y la trascendencia y en una sola ciudad, la capital federal de mi país.

La idea concreta.

Dicha Idea, consiste en: REALIZAR LA MAYOR CONVOCATORIA Y MOVILIZACION MUNDIAL QUE HAYA TENIDO EXISTENCIA EN EL PLANETA, hasta el presente, la cual no tiene mayores costos o utilización de recursos dinerarios, si se hace conforme a uno de los parámetros del cooperativismo, es decir “el esfuerzo propio”, no en forma individual, lo cual siempre lleva al desgaste, sino en equipo, en forma asociativa y ordenada, lo cual siempre lleva a la multiplicación.

Dicha movilización y convocatoria, consiste en realizar “festejos o actividades” similares a las que se realizaron para el Bicentenario de la Republica Argentina, y de algunos países de Sudamérica, pero a los efectos de la difusión del cooperativismo.

Es así, que debe tomarse como objetivo, la primera quincena de Julio del año 2012, serian cuatro días, Jueves 5, Viernes 6, Sábado 7 y Domingo 8 de Julio del 2012, en esos días, en cada capital de un total de unos doscientos países, se debería ocupar la plaza principal o algún paseo principal.

Es decir habría un total aproximado de doscientas capitales mundiales, donde se trataría de convocar a un promedio de 2.000.000 de personas, unas quinientas mil por día y por capital, lo cual nos daría una movilización o concentración mundial promedio de 400.000.000 de personas, “activadas en paz y con deseos constructivos”, para solucionar los gravísimos problemas de la humanidad.

Si tenemos en cuenta, que se considera la existencia de unos ochocientos millones de cooperativistas en el mundo, la idea es aceptable. Incluso quizás pueda suceder, que las “expectativas sean superadas”, y sean muchísimos millones más los convocados.

Las consignas de la convocatoria y movilización, están previstas en la misma resolución de la O.N.U. aprobada por la Asamblea General, lo cual no solo está articulado a los “Objetivos del Milenio”, para el año 2015, sino también a los objetivos del “Pacto Mundial”, es decir, la resolución sobre el cooperativismo prevé una serie de pautas, por las cuales legítimamente desde este sitio Web, se llama a movilizarse por un;

Desarrollo económico, cultural y social, teniendo como objetivo la eliminación de la pobreza, a partir de la generación de empleo o trabajo pleno y productivo, en un marco de mayor integración social. La resolución considera, que el cooperativismo, puede tener un papel protagónico, en lo que concierne a Desarrollo sostenible, en las áreas urbanas y rurales, fortaleciendo los mecanismos de comercialización, de sanas prácticas financieras de carácter inclusivo (es decir el NO, a la usura internacional) y expandiendo los factores de alfabetización, de conciencia ciudadana, en un gran salto cualitativo de la humanidad. Ello es así, toda vez que la resolución ha previsto este llamado, teniendo muy en cuenta, distintas cumbres anteriores, de las cuales se deja debida constancia, en dicha resolución.

Por lo tanto, en el marco del “Camino al año internacional del cooperativismo en 2012”, y como para “entrar en clima o entrenamiento”, también se propone desde la pagina Web de este libro, realizar distintas tipos de tareas de difusión, jornadas, o convocatorias o movilizaciones con ese fin y con los fines propuestos, en dicha resolución, a lo largo del año 2010 y 2011, es decir combatir la pobreza, y las profundas e injustas asimetrías sociales. Esta página, ya forma parte de ese camino.

Esta vez, no estoy escribiendo o anotando, sentado en el banco de una plaza, mientras observo los preparativos de una gran fiesta popular y nacional, como ocurrió en Argentina, esta vez, estoy escribiendo en mi escritorio, rodeado de computadoras y junto a muchos libros, donde están materializados los pensamientos, de las glorias más relevantes de la literatura y doctrina universal.

Allí rodeado de tecnología y libros, cabe expresar el deseo de que esta idea-propuesta, se pueda concretar.

¡Que así sea, para el bien de todos!

Si el contenido de este escrito, te parece interesante, entonces divúlgalo o considera este sitio Web ( www.librolahumanidad.com.ar) como uno de tus sitios favoritos. Toda crítica, duda, observación, pregunta o comentario, será bienvenido, puedes remitirlo en nuestro contacto, con el Nombre de COMENTARIO A LA NOTA de la quincena.

(Carlos Ali – Escrito en Santa fe – Republica Argentina.
Julio del 2010).