JUNIO 2012 – 1° entrega . Desertificación y Cooperativismo

DESERTIFICACION y COOPERATIVISMO

 

La Paz y el Bienestar sean con ustedes queridos lectores y lectoras, con sus familias y vuestra comunidad. Si así no es, entonces solo cabe la lucha y el trabajo, para lograr esos objetivos. Ello es así, dado que constituye un deber moral, cívico y espiritual. (N.C.Y.)
Estaba visitando el sitio web de la ONU (algo que suelo hacer a menudo) y de todos los “Días internacionales”, que corresponden al mes de junio, considero que el más preocupante o que mas nos debería llamar a la reflexión, es el de la LUCHA contra la DESERTIFICACION, el cual se conmemora el 17 de Junio.

En mi caso, he tenido la suerte de nacer y vivir en un país, que posee poca o ninguna escasez de agua (ver mapa), pero se puede observar que en el mundo, donde existen los lugares mas poblados del planeta, ejemplo India o China, o África, el agua dulce es un bien escaso.

 

ESCASES de agua

El tema no es menor, de toda el agua en la tierra, sólo el 2,5 por ciento es agua dulce. Y de toda esta agua dulce, sólo se puede usar menos del 1 por ciento para los ecosistemas y los seres humanos. Pero más grave aun, el actual sistema de cultivos o sea el “modo de producción imperante”, ha hecho que en las ultimas 7 décadas, mas del 50% de la tierra cultivable del planeta, se convierta en estéril, cabe la pregunta ¿Hacia donde vamos?, o en todo caso ¿Qué haremos cuando ya no haya tierras cultivables?

Es en este contexto, como también lo escribo en el capitulo Nº 23 del libro, sobre la necesidad de crear nuevas miniciudades, que el cooperativismo de trabajo o de producción, cobra una importancia mundial. Alentar la formación de cooperativas de producción, es una obligación impostergable de los distintos estados, a efectos de jerarquizar los modelos productivos, generando el cuidado del medio ambiente y una distribución equitativa de las riquezas, a mas de lograr el control de los mercados y el territorio.

Es un tema, que debería constituir “política de estado mundial”, no solo se trata de cuidar que haya agua dulce en el planeta, no solo se trata del medio ambiente y evitar el avance de la desertificación, sobre todas las cosas se trata de cuidar a la humanidad, cuidar el futuro de nuestras generaciones humanas, porque aquí ya no se trata de nacionalidades o partidos políticos o ideologías, se trata de la humanidad misma, y por lo que discute en los congresos internacionales que al respecto de realizan, al parecer no cabe otro sistema productivo, que pueda neutralizar y revitalizar todo el daño que ya se hizo, que no sea el “éxodo urbano”, generando nuevas miniciudades en base al modelo de producción cooperativa.

Espero que los lectores que lean esta humilde reflexión, se encarguen de profundizar en la misma y generar conciencia cívica al respecto.

 

Si el contenido de este escrito, te parece interesante, entonces divúlgalo o considera este sitio web como uno de tus sitios favoritos. Toda crítica, duda, observación, pregunta o comentario, será bienvenido, puedes remitirlo en nuestro contacto, con el nombre de COMENTARIO A LA NOTA de la quincena.
(Carlos Ali – Escrito en Santa fe – Republica Argentina. Junio del 2012).