La muerte histórica, de un Justo Líder. Analisis. Vida y Muerte, en las fronteras del Pensamiento.

La muerte histórica, de un Justo Líder. Analisis. Vida y Muerte, en las fronteras del Pensamiento.

I.- El hecho. Condolencias.

Ante la presencia de la Muerte biológica, allí en la familia Presidencial Argentina, allí en las estructuras de Gobierno, en la militancia popular y progresista, presencia que se encarna en Néstor Carlos Kirchner, el 27 de octubre de este año, hago llegar por este medio, y queden aquí escritas, mis condolencias, y mis deseos de recuperación, como así también mis pensamientos de apoyo, tanto a la familia presidencial, como a todos los luchadores, comprometidos en la causa de un proceso de recuperación nacional, teniendo como objetivos a lograr, la soberanía política, la justicia social, la independencia económica, y la Patria grande, entre otros principios y valores positivos.

II.- Los análisis.

Todas las páginas, que se escriben en esta sección en forma quincenal, están destinadas a realizar análisis PPF (Pasado. Presente. Futuro probabilístico –Prognosis-), sobre situaciones, acontecimientos y estructuras sociales.

Dentro de este marco, sin duda alguna, que la muerte de Néstor Carlos Kirchner, constituye motivo suficiente de reflexiones, consideraciones y epitafios hechos párrafos y paginas, no solo para lo que es la primera quincena de noviembre, sino como un testimonio dado en tiempo, espacio, dinámica y circunstancias históricas.

En ese sentido y vía excepción, para el mes de noviembre y diciembre del 2010, se realizan cuatro entregas, a los lectores y lectoras, que siguen este sitio de Internet.

La primer quincena de noviembre; “La muerte historica de un Justo Lider. Análisis ”. No es un análisis académico de políticas, objetivos o resultados. Es un análisis “fronterizo”, es decir, son palabras y paginas, en “las fronteras” del pensamiento y de la historia.

La segunda quincena de noviembre; “Figuras Presidenciales, en la muerte histórica”. Se trata de escritos con “pensamiento onírico y esenciales”, allí en “estilo libre”, mezclado con sentidos poéticos, místicos, fronterizos, trascendentales, etc. es decir “no es tan racional, ni académico”, dado que esta pensado y escrito, “en las fronteras de los pensamientos de la vida y la muerte”, si allí, donde existen “pensamientos de rayos y tormentas” articulados a realidades mundanas y especialmente sobre las figuras presidenciales, que acudieron al velatorio.

La primer quincena de diciembre. “Presidenta Argentina. Cristina (FK)”. Es una continuación del anterior. También son escritos, con pensamiento onírico y esenciales, de similar manera al anterior, pero son consideraciones más extensas, toda vez que es sobre la presidenta de la Republica Argentina, o sea nuestra Presidenta Cristina (FK), su actualidad y su deseable o probabilístico futuro.

La segunda quincena del mes de diciembre. “¿Qué es el modelo?. Su profundización”. Este escrito, Ya tiene un poco más de análisis “fríos” o académicos o científico o estadístico, o como a los lectores, les guste clasificarlo. En definitiva, más racionalizados o intelectualizados.

Nº1 de 4

LA MUERTE HISTORICA DE UN “JUSTO LIDER”

Durante los días de velatorio, pude ver por televisión, la llegada de los distintos presidentes, y distintos personajes, ya sea de, la farándula, sindicales, empresariales, deportistas, religiosos, etcétera, cada uno a su turno o según el periodista que realizo la nota, fue dando opiniones, que tenían ese “aura de pensamientos oníricos”.

Pues bien, considero necesario escribir, también en ese “estilo”, en el cual se han expresado, muchos famosos, no solo artistas, deportistas, periodistas, políticos, sino también los presidentes.

La diferencia consiste, en que yo lo hago desde una base profunda de la “pirámide poblacional”, vista desde aspectos socioeconómicos, pero a la vez lo hago desde “inmensas alturas”,o sea, desde una parte de esa población intelectual de escritores, que visitan a través de imaginaciones, inspiraciones, lecturas, invocaciones y evocaciones y otros métodos mas, “las fronteras del pensamiento”.

Teniendo en cuenta, que se trata de una “muerte histórica”, no cabe dudas, que estuve “inspirándome en ella”, para escribir algunas líneas ¿Qué abogado -escritor no lo haría?. ¡Seria imperdonable no hacerlo!

Queden aquí entonces objetivados mis pensamientos y palabras, mis sentimientos y pesares, mis análisis y observaciones, mis angustias y mis esperanzas. En definitiva, las condolencias formales, pero también las reales.

Conforme lo expresado, he aquí, algunos escritos y análisis ya sean narrativos, expositivos, descriptivos, que no siempre, y mas aun en este caso, siguen “formulas de rigor científico o literario”, espero querido lector o lectora internauta, que te sirvan los próximos párrafos. De no ser así, te pido disculpas, sinceras y respetuosas, por el tiempo, que has invertido en leerlos y solicito amablemente, me hagas llegar vía email, las criticas pertinentes.

¡Que salgan entonces, palabras y frases, que el Pensamiento vibre y las manos escriban!

El Día.

27 de octubre del 2010, día del censo nacional. Hoy es feriado, son las 6 de la mañana y como todo buen provinciano, levantarse temprano es una consigna, de la misma manera, que dormir una siesta, mucho mas aun, si uno es Santafecino.

Avanza el reloj, son las 6,30 hs, a esa hora, luego de mis oraciones y de desayunar con el infaltable mate, ya ando escribiendo con papel y lápiz, o en una vieja computadora. Tengo otras computadoras nuevas, pero la mas vieja, me conecta en cierta manera a “la etapa de transición”, entre lo que fue la maquina de escribir y las actuales tecnologías. Es increíble escuchar a gente joven, en su necesidad de desprenderse de artefactos que tienen tanta tecnología, que ellos mismos no aprovechan o desperdician, si supieran lo que ha aprendido este abogado-escritor, como muchos otros de la misma generación, si cabe señalar que pertenezco y sin “nostalgia” de “ancianidad”, pero con mucho respecto, a esa generación que usaba las maquinas de escribir, el papel carbónico, el liquido corrector, o incluso escribir con papel y lápiz, algo que no debe ser abandonado, por la sencilla razón de que hace “al ejercicio del Pensamiento”, de la misma manera que los niños deben primero, aprender a multiplicar con el pensamiento y no con la calculadora.

Avanza el reloj, son las 7 hs, una de mis hijas se había anotado como censista. Así que estuvo desde temprano, repasando el formulario que debía ser llenado. Ese día, iba a trabajar. En mi casa, todos trabajamos en algo, a pesar de ser feriado, ya es una costumbre provinciana. Mi otra hija, ya esta preparando en su escritorio, los libros y carpetas, para rendir exámenes en la facultad. En fin, todos haciendo algo.

Avanza el reloj, son las 7,30 hs, estoy corrigiendo algunos borradores y preparando algunos escritos. Es decir investigando temas en libros, notas, etc., o directamente temas, ligados a las fronteras de distintas inquietudes. ¡Si allí, donde uno no sabe que es normal y que no lo es!, ¡Si allí, donde el pensamiento se ve forzado a elaborar códigos, normas, sugerencias y recetas!, como ser este escrito, es decir ¿Cuándo una muerte es histórica y cuando no?.

Avanza el reloj, son las 8 hs, sigo analizando distintos materiales, desde documentos a discursos, leyendo estadísticas, (estas son las que determinan “normalidades”), en fin, la rutina de siempre, en definitiva analizando materiales y organizando carpetas “tangibles” de “cartulina o cartón” o las modernas carpetas “intangibles o virtuales”, allí en los marcadores o favoritos, que voy recolectando a lo largo de la semana en la Web. Estoy haciendo, estoy construyendo, estoy descansando

Avanza el reloj, son las 9 hs. en la vieja computadora, que puede hacer mil maravillas, que para algunos solo sirve para reemplazar a una maquina de escribir. Me levanto, me voy al otro extremo de la casa, salgo al patio y doy de comer a las mascotas. Disfruto un rato el jardín, sus árboles y plantas, la enredadera y las uvas que comienzan a germinar, el olivo y el laurel, la planta de higos y la de limón, la de palta, naranja y otras más. Si lector, muchos años, estuve viviendo en “departamentos o casa” sin árboles, ni plantas, solo cemento, hoy disfruto con intensidad, el cambio cualitativo. Me voy a ver la hora al comedor de la casa.

¿Avanza el reloj?, ¿Qué hora es?. El reloj de la pared, allí detenido, no recuerdo a que hora, trato de arreglarlo, hago girar las agujas, quizás la pila floja o ya agotada. Prendo el televisor, sabiendo que publicitan las horas, hay propagandas, miro la hora, eran las 9,30 hs, y aparece el titular ¡Murió Néstor Kirchner!, sonreí y dije es una broma. Décimas de segundos e instantes, se fue la sonrisa y surgió la exclamación ¡Queee!. ¡No puede ser!

¡Hermana Muerte!, ¿Qué has hecho, cual es tu señal?

Desde aquel momento, todo fue seguir las noticias y acontecimientos por televisión. Me dirijo, a la computadora mas nueva, esta se conecta a Internet, busco, averiguo, ya ando navegando. El reloj, siguió descompuesto, sin avanzar, no lo quise arreglar, hasta no terminar mis anotaciones, mis reflexiones. Días después, todo vuelve a “la normalidad.”, de las continuas e imprevistas vicisitudes.

El reloj en la pared, sigue detenido, a pesar de los días, ¡Si lo dejo a propósito detenido!. Las horas calmadas, las manos escriben, lo que el pensamiento fronterizo dicta, allí mezclados en sueños, junto a la problemática social, allí en la base de la infraestructura popular.

Decidí anotar, muchas de las cosas que iban ocurriendo, las cuales he resumido. ¡Si!, son las páginas que siguen, en las cuatro entregas, espero que sean alimento para almas hambrientas de militancia, espero que sean calma creativa y constructiva, luego del paso, de vientos huracanados llenos de sentimientos, intelecto, incertidumbres y esperanzas, para una gran parte del pueblo. Si allí, reitero, en los largos momentos donde se concentran, pensamientos oníricos y realidades mundanas.

1. Articulación. El eje vida- muerte y nuestra actualidad nacional, latinoamericana y mundial.

Estimados lectores y lectoras, el tema de la vida y la muerte, lo he desarrollado en el libro en el capitulo Nº 6, en la sección teología y teodicea, esta es una de las ocho (8) disciplinas, de las ciencias sociales, que he utilizado, para cimentar mi libro.

A todo lo allí expresado y analizado, me remito, en especial para los lectores o lectoras, que se inician en estos tipos de lecturas. Allí donde la racionalidad, el empirismo, el intelectualismo, el apriorismo, el dogmatismo, el relativismo, el criticismo y otras tantas disciplinas, solo balbucean respuestas o intentan dibujar en el agua, la certeza de una realidad fenomenológica, que todos los días lleva del otro lado de la frontera a seres humanos, animales, plantas e infinidad de unidades que se reproducen en forma sostenida, en el campo de la “vida”, a través de los ciclos vitales.

Cabe señalar, que yo no soy afiliado al Partido Justicialista, ni al Radical, ni a Socialistas, o Comunistas, o Vecinalistas, ningún partido político o “istas”. Salvo claro esta, a la doctrina de los “Cooperativistas”, de la cual me considero un humilde militante, que expone a través de un libro la consideración de vanguardia revolucionaria y cooperativista, si allí al frente, de la mejor opción macrosistémica que existe en la actualidad.

Tal cual figura en mi biografía en este sitio Web, he participado de movimientos y organizaciones , vinculadas a los anteriores movimientos y partidos políticos, de eso no existe dudas y tengo el mayor de los respetos a todos ellos, porque los considero, columnas vertebrales de la democracia, por la cual mas de una vez, he arriesgado grandes dosis de adrenalina. Hoy sigo militando, de eso tampoco cabe la menor dudas, dado que estoy seguro moriré en la militancia (igual que Néstor). No lo hago desde un partido o estructura, no lo hago desde un sindicato o asociación, o una “orga”. Solo lo hago desde mis pensamientos, desde el arte de la escritura, desde la poesía del alma hecha palabra, desde la cátedra, desde la conferencia, desde la posición ideológica o critica y fundamentalmente o principalmente, milito desde la doctrina cooperativa y la un proyecto de generar miles de nuevas mini ciudades.

2.- Las palabras científicas y por si mismas.

Dicho esto, cabe decir también, que he visto por televisión, mucha gente que fue agradecer los beneficios de las políticas llevadas a cabo por Néstor Kirchner y Cristina, todo lo cual me parece bien, legítimo y aceptable. Algunos la jubilación, otros la asignación por hijos, otros que no le hayan rematado las propiedades, otros varios etcétera. Es aceptable, e incluso recomendable.

En mi caso, debo señalar, que nada material he recibido, ni debo agradecerle. Al contrario, algunas de las políticas que permitieron la bancarizacion del sistema, me han perjudicado más que notablemente. Toda vez que la bancarizacion ha favorecido a los sectores más concentrados y no a las PYMES y mucho menos a los profesionales universitarios, ya sean abogados o contadores u otras disciplinas.

Por lo tanto, cuestiones económicas, no tengo que agradecer y no espero recibir tampoco, toda vez que un buen cooperativista, todo lo que recibe o genera, es producto de lucha, de cooperación, de intercambio o legítimos negocios, de saltos cualitativos, jamás de dadivas o favoritismos y mucho menos sin meritos. Eso no significa, que quienes hayan recibido subsidios o sean beneficiarios de políticas, hayan estado en otra categoría cualitativa, no es así, ni es eso lo que escribo, todo lo contrario, quienes algo han recibido, ha sido por reconocimientos, mas aun, quizás extemporáneos, mas aun, bien merecidos. Solo digo y escribo, a las sospechas que todos los espíritus tienen, al “Satanás”, que anida en espíritus de humanos, a las conjeturas que toda alma realiza, y allí afirmo, ¡Soy cooperativista!, comprendo y acepto la disposición bíblica de “ganaras el pan con el sudor de tu frente”, pero no acepte, ni acepto, ser esclavo de lujurias monetarias o usureras. Acepto y entiendo, que la política es negociación, y que a veces existen sectores como moneda de canje. Acepto y entiendo, que la lucha es la que revierte posiciones injustas y que el pueblo, a través de expresiones democráticas, es el que purifica políticas, porque es depositario de la Fe Publica.

Reitero, y en el sentido antes señalado, no tengo que agradecer nada a Kirchner, ni a Menem, ni a Alfonsín, ni a cualquier otro. Quien haya leído, el final de la tercera parte de mi libro, allí en el, “Yo soy..” y el “Yo, no soy yo…”, sin duda, que podrá entender lo que escribo.

Conforme lo expuesto, valgan entonces, mis humildes palabras, con el mucho o poco contenido universitario o científico, por si mismas, es decir como señalan los abogados, “por derecho propio”.

3.- El hecho. Superestructuras e Infraestructuras.

Dentro del contexto señalado, cabe decir, que en Argentina, en el mes de octubre del año 2010, ha muerto un “líder” de las grandes masas, y un “Justo”. En definitiva, un hombre, que ha logrado iniciar un camino, aceptado por muchos y bastardeado por otros.

Señalar que Néstor (K), ha sido un Santo o Divinizarlo, considero es una gran estupidez, considerarlo un revolucionario, es anticientífico, al menos desde las ciencias sociales. Señalar su impecable e inobjetable coherencia o trayectoria, implica hacer olvidar contradicciones, que deben ser tenidas en cuenta en análisis, mas rigurosos ¿Qué decir entonces?, sencillo lo que ha sido, un Líder y un Justo, que tuvo una muerte histórica que trascenderá tiempos y espacios.

Líder porque quedo demostrado, y Justo porque fue equilibrio y armonía, en gravísimas situaciones sistémicas inestables y de fracturación, no solo a nivel nacional sino internacional ¿Te parece poco lector?. Cabe señalar, que la calificación de “Justo”, le otorgue preeminencia en el titulo a la de “Líder”, ello es así, porque es una palabra, de la cual “me inspire”, cuando escuchaba hablar por televisión a una de las principales esencias de Sudamérica, cuando leas, (en la próxima entrega -Chavez- ) lo que escribo sobre los distintos presidentes, que vinieron a su velatorio, te darás cuenta.

Pero permítanme, aquí en las fronteras del pensamiento, donde escribo poesías de la vida y epitafios en las tumbas, hacer referencia a la persona, al hombre, al líder. Permítaseme hacer el ejercicio. Ello es así, porque el ser humano y su Destino, también constituye enigma, como objeto de estudio.

Permítanme señalar un paradigma que muchas veces se manifiesta. El mismo es, que en los grandes liderazgos, como fue el caso de Néstor, no existe una sola persona o personalidad. Si cabe considerar “una esencia”, y varias facetas.

¿Cómo se considera?. Veamos un ejemplo; desde un niño a un anciano, en las fotografías, “uno puede ver” la esencia, a pesar de que “las formas” van cambiando. Como representantes del “todo nacional”, esos líderes, se ven sometidos a continuas presiones tanto de la infraestructuras como de las superestructuras, y es así que surgen “personalidades dinámicas y a veces contradictorias”. Así se puede señalar, que no existió un solo Napoleón, no existió un solo San Martín o un solo Belgrano, o un solo Irigoyen o Perón o tantos otros, pues bien, de la misma manera, cabe señalar que tampoco existió un solo Néstor Carlos Kirchner. De todos los líderes, se puede decir, que contienen una pluralidad de matices, pero una “única esencia”. En el caso de Néstor, inauguro, un camino “no pensado”, “ni planificado”, a pesar de que hubo pensamiento y planificación. Ello es así, porque fue un camino diseñado en las fronteras de la adversidad, fronteras a la que ustedes “lectores de fronteras”, están muy acostumbrados, como también están acostumbrados otros líderes de este país y del planeta.

Es así, que analizare algunos aspectos, concatenados a ese hecho de la vida y la muerte, pero articulados muy poco a la política, y mucho mas a la filosofía, a la metafísica, a la teología, y otros limites del Pensamiento.

4.- El Pasado.

La figura del hombre, que hoy motiva mis reflexiones, inicio un camino, que no arranca desde la comodidad de un despacho, sino de una trinchera de lucha. Si, así fue, y nadie puede negarlo. Una cuestión, es su pasado de militante, o incluso el arranque de la carrera política, allí en su despacho de funcionario de la Caja de Previsión Social, luego como intendente o gobernador, con todas las vicisitudes, desde su consideración y/o amistad con Menem, considerándolo el gran transformador de Argentina, su cuestionado deposito de dólares en el exterior, a partir de un consejo de Domingo Cavallo, los contratos con empresas inglesas, su amistad y/o relación política, con Duhalde y otros etc. eso aquí no es relevante, porque “no es sistémico”, solo hace a una región escasamente habitada del país, obligada a forjar alianzas para sobrevivir o tener un digno desarrollo.

Aquí lo importante, es su “aporte o transformación sistémica”, o al menos su comienzo, y en lo que hace al país, que según mi opinión, se da a partir del “infierno sistémico”. Es allí, donde comienza, el núcleo de su carrera, no en su etapa universitaria, ni como intendente o gobernador, sino cuando fue arrojado a poner pecho y espada, a las manadas de hienas internacionales, que se abalanzaban sobre la patria, coraje que obviamente les falto a muchos.

Señalo que se inicio o arranca, en el “infierno sistémico”, al que se puso el nombre de “default”, en el lugar de la palabra que todos conocíamos, en la palabra “Quiebra”.

Ello fue así, “ese cambio de nombre”, para manipular la conciencia del pueblo y enfriar la violencia de las indignaciones, un infierno sistémico donde las estructuras socioeconómicas nacionales y luego internacionales, se resquebrajaron cual si fuera la cáscara de un huevo aplastada o mas grave aun, la analogía en equivalencia , al terremoto de Haití, del cual se considera científicamente, la probabilidad de que no fue generado por la naturaleza sino por determinados intereses, en el uso de “armas terremotos o climáticas”, es decir de igual manera, que el terremoto socioeconómico, que hundió a millones de argentinos, en el infierno de la insolvencia, de la desocupación, las incertidumbres y de otras enfermedades sociales.

Este hombre (Néstor) no era sino el desconocido habitante y gobernador de una gran provincia territorial, que solo estaba y esta habitada por la irrisoria cantidad de casi 250.000 dignos argentinos, desde allí cabía presumir, que el aspecto cuantitativo, reflejaría preocupaciones y experiencias subjetivas de ese nivel de complejidades. Todo lo cual, serviría, no solo para condicionar su persona, sino también su personalidad, principios y valores, al carecer de un masivo respaldo popular.

Era y es, la vieja y ridícula formula de colocar en la Presidencia, gobernadores con adhesiones limitadas, regalarles y manipularles el fervor, la popularidad y la honra de la gente, a cambio de que la estructura superior de la pirámide (fáctica) de inconfesables intereses feudales o neofeudales, pueda perpetuar su claras posiciones dominantes, sucede en Argentina, sucede en EEUU y en otros lugares y sucedió en épocas feudales también.

Claro esa presunción, sucede en las formulas de manipulación del poder, si consideramos a las personas en función de sus curriculum y no de sus ideales, principios y valores sistémicos. Mas aun, en las formulas de arquitecturas e ingenieras institucionales, solo se tienen en cuenta a los políticos híbridos surgidos de campañas mediáticas, no se tiene en cuenta cuando los movimientos de expansión y contracción de la pirámide, generan liderazgos y oportunidades naturales.

Si allí, cuando comienzan a resquebrajarse, “las pirámides virtuales”, porque los cimientos “hacen agua”, como efecto cultural de la explotación. La formula neofeudal, no tiene en cuenta que las sociedades son dinámicas, plurales, a veces verticales y a veces horizontales. Mas aun, no se tiene en cuenta, que en determinados campos o situaciones, (como las revoluciones científicas) las estructuras piramidales, tampoco tienen sentido. Más grave aun, no se tiene en cuenta a los factores subjetivos, bajo estados de presión, y mas aun, no se tiene en cuenta a aquellas personas que han sido militantes de vocación, políticos de raza pura. Es obvio, que desde ese pasado militante e idealista, también surgía Néstor, pero es en la crisis, donde surge de la entrañas, los ideales y la militancia, si allí entremezclado en marañas de intereses, subjetividades, fracturas e incluso cobardías institucionales o evasión de responsabilidades por los autores del caos sistémico, tanto del lado interno como externo de la patria. Néstor, que ante una situación de crisis sistémica, retoma lo mejor de sus ideales, de su militancia política, de su “Tendencia” hacia la construcción de Bienestar General.

5.- El Presente (2003-2010)

Nadie puede negar, que Néstor (K) milito en esta ultima “Tendencia”, nadie puede negar, que su esposa, forma parte de esa corriente. Quizás no haya sido (entiéndase la idea) el “héroe de película tipo Superman”, o personaje “Mesiánico”, al cual una gran mayoría del pueblo espera, por la sencilla razón de que muchos son propensos a “la ley del menor esfuerzo”. La realidad es que “esos lideres”, que facilitan, “la ley del menor esfuerzo” no existen.

Los líderes surgen del propio pueblo, es el pueblo que funciona como la matriz de una mujer, el que los termina alumbrando periódicamente, conforme dinámicas y situaciones. Néstor (K), guste o no, era uno de esos alumbramientos. Alumbramiento – vía analogía – que no fue realizado en un hospital con toda la tecnología medica, sino a campo abierto y pidiendo ayuda al pueblo. Mas aun, es la hermana muerte, la que le otorga trascendencia, como pocas veces lo hace en la historia.

Y mas grave aun, para los lacayos imperiales por un lado y alegrías revolucionarias para el pueblo por el otro, el decidió estar en todo cuanto pudo, del lado del pueblo, por la sencilla razón, que fue el pueblo el que lo ayudo, “a nacer” y no la partidocracia. Fue el pueblo el que honro su muerte y no los personajes de la burocracia.

Mas aun todavía, porque hay una verdad fenomenológica, en ese “nacer”, “fueron mellizos”, caso poco común en el mundo político, si allí, la patria hecha pueblo, parió a dos en lugar de uno, situación que se hace evidente, en la esposa, a la que algunos medios de prensa consideran “Presidenta por designación” , situación que no obedece a esa realidad tampoco. Guste o no, ella procede por derecho propio, tiene brillo propio, fue parida por el pueblo hecho patria. ¿Acaso no se dan cuenta?. ¡ Tan solo basta escucharla!. Hasta los adversarios, le reconocen más que suficiente capacidad. Desde una fabrica hasta Naciones Unidas, “una mujer”, que pronuncia palabras, con ritmos y movimientos, transmutándose a melodías sinfónicas, hechas discursos y arengas políticas, a favor de la diversidad, el desarrollo, la paz y el bienestar general.

Se me dirá, que los “discursos no son importantes”, puedo asegurar querido lector, que “los discursos son importantes”, todo discurso tiene como esencia, “con-vencer” y “con-mover”, y no todos pueden hacerlo, te puedo asegurar lector, que es “un don”, no todos pueden convencer ni conmover, si observas la raíz etimológica, puedo asegurar que Cristina (FK), tiene ese don de convencer y conmover, lo cual no es poca cosa, en alguien que ya fijo parcialidad hacia las masas populares, hacia una Sudamérica unida, hacia la patria de todos, ¡la Patria Grande!

Cabe recordar, (mejor dicho es obligado) que para el neoliberalismo surgido en el nefasto consenso de Washington , solo existía el “curriculum institucional”, (en el caso de Néstor y Cristina, estos debieron haber sido considerados, residuos sistémicos, toda vez que provenían de una provincia, con un poco mas de 250.000 habitantes). Fueron estos “jerarcas de pirámides políticas virtuales”, sin la trascendencia y gloria de los pueblos, los que se encargaron de financiar para toda Sudamérica, las innumerables campañas propagandísticas, basadas en “el fin de las ideologías”, en el “aborrecimiento a la militancia y el debate”, en “el fin de la cultura del trabajo”, en las virtudes de “la iniciativa privada y la ineficacia estatal”, en “el fin de los principios y valores”, en “el fin de la diversidad y pluralismo, vía globalización”.

Ellos mismos, los neoliberales, que nada tienen de liberales ni competitivos, fueron los que elevaron a paradigma esencial de la política, los criterios de la ambigüedad, el exitismo, el entretenimiento pasatista, el pragmatismo a sus intereses y la hipocresía, todo ello debidamente mezclado, como “cultura y paradigma” de la supuesta felicidad y armonía.

Desde mi humilde opinión, es que cabe racionalizar, macroconspiraciones sistémicas, y considerar que el 2001/2002, allí donde “nacieron los mellizos”, fue un terremoto socioeconómico sistémico programado, como prueba piloto, para luego justificar , no solo la invasión a otros países, sino el terremoto internacional del 2008, en la capital del imperio neofeudal financiero, (EEUU) situación racional, que dejo librado a la imaginación e intuición de vuestras mentes, queridos lectores. Pero lo cierto es, conforme mi visión, que la principal prueba piloto, se inicio en Argentina y según mi criterio, desencadena como “efecto colateral” (deseado o no), la invasión a Irak y Afganistán. Allí, en ese marco, nacieron (según mi visión), los mellizos llamados, Néstor y Cristina.

Es cierto, como se ha señalado por algunos medios opositores al gobierno, que hubo anteriores presidentes argentinos, con “casi” similares embates y presiones, que le toco vivir a Néstor, es también imposible negarlo, solo que existe una diferencia cualitativa, como ya señale anteriormente, en el caso de Néstor, allí en el infierno sistémico, ya se había puesto la bandera roja, no del comunismo, sino la del remate a la patria, allí en las lujosas capitales del neofeudalismo financiero internacional, si allí cuando ya se había comenzado a golpear con el martillo, el pupitre de la mejor oferta, fue Néstor quien dijo ¡Paren el remate!, vengo a negociar, porque los muertos no pagan. ¿Dónde estuvieron “los ganadores sistémicos”?. Néstor y mas allá de las negociaciones, no promovió indiferencia a la cuestión social, y mas importante aun que todo lo anterior, no se discrimino, ni se tildo ni se permitió desacreditar como perdedores a los damnificados del sistema, no se los mando a lavar los platos, (como antes había hecho un ministro de economía) no se excluyo, no reprimió, todo lo contrario, fue el quien estando ahora, en el infierno como los de abajo, pidió ayuda. Ello permitió recobrar la fe política y determinados valores

Esta situación que se da en todo el sistema, (especialmente en el tercer mundo) la explico muy bien en mi libro, como elementos sistémicos, cuando escribo sobre LA EXCLUSION O INCLUSION, o cuando menciono la importancia de la DIGNIDAD, si allí en el capitulo nueve en el punto ocho “revoluciones”. Si tengo que aplicar lo que allí escribo, al caso de Néstor, tengo que señalar que en lugar de “desacreditar y excluir al otro”, en lugar de tratar de que el pueblo “no piense ni participe” , hizo lo contrario, es decir INCLUYO y pidió a todos que “piensen y participen”, señalando que los problemas de argentina, se resolvían entre todos. No era “tan solo” para “construir poder”, era, es y será más grande la problemática sistémica. He allí, la gran cuestión.

6.- Catástrofe, muerte y respuestas.

Permítaseme lector, hacer ejercicio testimonial, más aun, en la probabilidad de que no estés de acuerdo con lo que escribo. Cabe recordar, lo que sucedía desde el 2000 al 2003. Si allí, cuando en el escenario de “los ganadores y exitosos”, y ante la gran “cantidad de copas y platos rotos, en la fiesta de la lujuria explotadora”, se acusaba al pueblo de no saber elegir, allí cuando se trasladaban inconcebibles culpas ciudadanas, allí “los ganadores”, (los neoliberales ) se quedaron sin respuestas ni recetas, para solucionar los problemas que ellos mismos habían creado, para enfrentar al pueblo, si allí, para restaurar la Fe Publica, la cual es parte de la Fe Divina, porque es la Fe de los Pueblos, de su Soberanía sistémica, del principio de la Soberanía Popular, del principio de Autodeterminación de los Pueblos, del que habla Naciones Unidas, que tanta sangre y muerte, costo instaurar y mucha mas aun, para tratar de mantener. en vigencia. Allí, ya no valían los índices del riesgo país, ya no valían las conjeturas financieras, o estadísticas, no tenia sentido “la tranquilidad de los mercados”, era absurdo dar la bienvenida a los inversores, allí solo existía la bronca y el odio, del “váyanse todos”. Yo lo se, querido lector, porque yo estuve en esa frontera, militando y gritando a viva voz esa consigna.

Si allí, en el panorama donde la anarquía y la furia se hacían presentes, allí cuando los miembros de centenas de sociedades secretas o fundaciones o clubes como el Bilderberg y otros, solo atinaron a decir, “nosotros no somos los responsables”, y en actos desesperados, de cobardía institucional, insultando al Sagrado Pensamiento de los Pueblos, insistían en trasladar culpas sistémicas, en doble sentido, primero al pueblo por no saber elegir, y en segundo lugar imputando las falencias y supuestas desprolijidades, a la clase política, a la cual imputaban corrupción, que ¡oh casualidad!, clase política, que ellos mismos alentaban y preseleccionaban, para ser elegida a través de métodos democráticos por el pueblo.

Allí, en aquel escenario, donde la resistencia cívica y natural de los pueblos, estuvo en las calles, al grito del odio y furia, legitima y digna. Allí en el entramado, de las infraestructuras, y también allí, en las selvas de las superestructuras, surgió Néstor, pero como eco de la infraestructura, en la cual yo estuve y estoy viviendo, caso contrario yo hoy no estaría escribiendo a partir de su figura.

¡Que quede en claro!, Néstor no era un obrero, ni un campesino, ni alguien que haya vivido, permanentes adversidades, como sucede diariamente, en la base de la pirámide poblacional, el era una persona que surgió de un ambiente “con comodidades y entorno propicio”, es de allí, también lo destacable, porque así como existen graves y profundas contradicciones entre la clase trabajadora, también existen contradicciones en las “superestructuras”, Néstor “surgido y patrocinado” por las superestructuras, pone su gestión al servicio principal de la militancia y de la inclusión, porque allí en las “superestructuras” el probo el sabor amargo de las inconfesables presiones y de otros tantos menesteres, que aquí “los de abajo” ya conocemos y de lo cual podemos dar cátedra, a pesar de que algunos funcionarios o medios de prensa, nos consideren “ignorantes o desinformados”.

7.- La revolución; ¡Argentinos ayúdenme!.

Decir que Néstor fue un revolucionario, que cambio todo el escenario, seria una broma de mal gusto, decir que creo un país distinto, seria una payasada, no son pocas las cuentas que habría que ajustar y aclarar, especialmente con los intereses sistémicos, pero estas quedan todas transitoriamente de lado, ante el puente que el genero, y ese puente se llamo Reforma, para que algo pueda cambiar. Y cuando algo empieza a cambiar, estamos en presencia de una revolución.

Esos “pequeños grandes” cambios, se llamo Sinceridad Macrosistemica, ante la objetividad de las relaciones de fuerzas. Y también se llamo Oportunidad, para generar militancias, en lugar de empleados políticos. En otras palabras “reactivar el tejido social, de la participación ciudadana, a la que llamamos militancia”, todo ello en contra de esquemas neoconservadores y neoliberales, llamados “partidocracias”.

Allí estuvo Néstor, en la presencia activa en el hacer, antes que andar rindiendo tributos a memorias, recuerdos y nostalgias, salvo aquellas que hicieron a la justicia y a los derechos humanos, cuyas heridas no han cerrado. Allí, con discursos fundantes ante la acefalia de la mística política. Allí en el deber ser, antes que el lugar del existencialismo y banalidad neoliberal. Porque fue el y no otro, el que dirigiéndose al pueblo, les dijo, ¡Argentinos, ayúdenme porque estoy en el infierno!, ¡Por donde uno toca, salta pus!.

Es obvio, que la dinámica lo debe haber salpicado en distintas oportunidades, eso es obvio, pero también es mas que obvio, que cuando un medico, esta operando en la sala de urgencias, su guardapolvos queda manchado con sangre. Mas aun, si el paciente es alguien que sufrió gravísimos traumatismos, como le ocurrió a Argentina. Aun mas, una cosa es el “guardapolvos de la dinámica política” y otra cosa es la “esencia”, como diría el gran José Ingenieros, que hace a las fuerzas espirituales de las dinámicas históricas. ¡Ayúdenme, ayúdenme!, gritaba el que suponíamos debía generar soluciones, sin mayores esfuerzos y sacrificios. “Nosotros (yo, tu, el pueblo, los damnificados), necesitábamos ayuda”, sin embargo “el también la pedía”, ¿Cosa de locos?, ¿Dónde estaba el contrato de Rousseau y la soberanía?, sencillo y fácil, no estaba.

Si así fue, querido lector, “el contrato social, ya estaba roto”, desde hacia tiempo. Simple realidad sistémica, que desnudaba la profunda crisis estructural, en todas las dimensiones de las estructuras piramidales, agregado a la “dependencia” de nuestra soberanía, a contratos comerciales extranjeros.

Es de allí, que surge, “el principio de identificación”, de un pueblo de damnificados con un representante en inferioridad de condiciones, principio de identificación, que se complementa y lleva al “principio de adhesión”. Esto querido lector, es Ciencia Social, esto es Ciencia y Fe.

¡Y vaya si el pueblo ayudo! Porque el pueblo, como elemento esencial y condictio sine qua nom, (condición necesaria) de cualquier estructura estatal del planeta, “es principio y fin de la política” y siempre esta para ayudar, siempre esta para respaldar, todo lo que haga obviamente, al Bienestar General. La solidaridad activa es su esencia, el agradecimiento trascendente es su expresión fenomenológica. Y allí, esa persona, que solicito ayuda sincera y no demagógica, obtuvo la ayuda.

No era un santo, no lo podía ser, porque de haberlo sido, no hubiera estado en ese lugar pidiendo ayuda, pero hay que saber que por esencia, todos tenemos una bipolaridad de santos y diablos, dentro de nuestro ser.. Es el pueblo, como depositario de fuerzas trascendentales y divinas, el que lima asperezas, el que purifica sacrificios o pecados y el que exalta virtudes, generando mayores o menores porcentualidades de adhesión. Esa realidad, es Ciencia, esa realidad es Fe.

Es el pueblo, y no los hombres o “los que mandan”, el que siempre confía, es su naturaleza esencial, es el que siempre pronostica destinos de ultratumba. Ello es así, dado que por naturaleza conceptual, el pueblo, es el depositario de la Fe Publica y como portador de esa Fe, colabora y ayuda, a lo que es el complemento necesario de la Fe Divina, de eso no puede existir dudas, dado que es “naturaleza conceptual”. En definitiva, el no pidió a los organismos internacionales ni a sus lacayos, el pidió al pueblo y en mas o en menos, con materias aun pendientes, devolvió el favor.

En todos los casos, es el pueblo el acreedor, no los organismos internacionales. Es el pueblo el damnificado o la victima, no los que vieron demoradas sus acreencias y cobranzas internacionales, que a su vez reclaman con ilegitima indignación. Es el pueblo el que ya pago varias deudas externas, un pueblo que ha visto secuestrar y morir a sus mejores hijos de la militancia política. Un pueblo que no olvida, como tampoco olvidan otros pueblos sometidos a similares políticas de exterminio.

El pueblo, no cabe dudas, es abstracción, pero también y no cabe dudas, es expresión. El pueblo puede ser manipulado y engañado, pero solo transitoriamente, porque la historia y la palabra siempre despiertan, de no ser así, no habría historia ni palabra. El pueblo puede ser atado, pero nadie duda tampoco, que es sinónimo de respaldo y liberación.

Señalan algunos medios, que los argentinos, debemos “ser presentables”, ante la comunidad internacional, para lograr “inversiones”. Cabe decir que, vivir dependiendo de la “presentabilidad”, ante los organismos y sociedades o bancos internacionales, que generan dadivas, es morir en la oscuridad de los pasillos subterráneos que estos tienen, allí en las oficinas burocráticas que aprisionan en reglamentos intolerables, el alma y creatividad de los pueblos. Vivir en las turbulencias que genera la legitimidad y representación popular, en la lucha por solucionar adversidades, es morir a la luz del Sol, siendo velado por las multitudes y teniendo un nicho, no en los cementerios, sino en las paginas de la historia, con la cual los pueblos construyen lo mejor de su memoria. ¿Acaso no han visto llorar a una parte importante de mi pueblo, ante el ataúd de Néstor?, entonces pregunto ¿¡Qué importa la lejanía del cementerio!? El pidió y el obtuvo, con Ciencia y Fe, respaldando la dignidad popular.

Si Gardel hubiera muerto de viejo, “quizás” no seria Gardel. Si el dictador Videla, hubiera muerto, en el Poder, y no estar siendo juzgado ahora, “quizás” no seria dictador, asesino o hipócrita. Si Raúl Alfonsín, no hubiera sido rescatado por la esencia, “quizás” no seria Raúl Alfonsín, ni siquiera existiría “el hijo de la empatia”. Si en lugar de Menem junior, hubiera sido asesinado Menem padre, hoy “quizás”, otra seria la historia. Y con muchas otras muertes, ocurre lo mismo. Ocurren “muchos quizás”, de la misma manera, en que ocurren cambios climáticos, huracanes y fenómenos, que la ciencia no puede explicar detalladamente.

Y es allí, en esos “muchos quizás”, en donde reside el secreto de las “filosofías fenomenológicas” y de sus correspondientes historias.. Si Néstor hubiera muerto jubilado, al lado de un bastón, allí en su hotel del Calafate, no habría existido difunto, ante el cual desfila la militancia. Ni ataúd acompañado por orquesta, entonando la gloriosa marcha de San Lorenzo. Ni siquiera hubieran existido visitas presidenciales, de inédito acompañamiento mortuorio, ¡Si allí !, de aviones en los cielos, llevando el féretro, desfilando hacia el sur de la patria. Así de sencilla, es la cuestión. La vida y la muerte, tienen sus códigos, es cuestión de interpretación. Si así de sencillo, el pueblo es abstracción, pero también es expresión.

Es de allí, que “este tipo de muertes”, tiene su propio análisis, su propia fenomenologia, por lo tanto sus características y efectos. Así de sencillo, el poder en función pueblo, purifica y dignifica.

Considero entonces, que la muerte de Néstor Kirchner, es una “muerte histórica”, y que sin ningún lugar a dudas, entra o entrara, en las consideraciones o estructuras, de los análisis PPF, tanto de estas páginas como la de otros escritores.

Ello es así, porque considerar que la muerte de Néstor Kirchner, es la muerte de un ser humano mas, producto de los ciclos vitales de la vida, entiendo que es aceptable desde la lógica, desde la ciencia medica y desde la racionalidad, pero necesariamente debe observarse tal hecho, desde otras perspectivas, que hacen a la política, a la filosofía, a la sociología, a la historia e incluso a la teología o teodicea, sin dejar de inventariar, el “impacto anímico popular”, como objeto de estudio y análisis fenomenológico- científico, dentro del seno de nuestra sociedad.

Dentro de ese contexto, es indudable, que estamos ante la presencia de una “muerte histórica”.

Científicamente considerado, el acontecimiento, y a partir de su específica fenomenologia, dicha muerte, perdurara en varias generaciones. En primer lugar, y sin ningún lugar a dudas, en la actual generación de conducción estatal. En segundo lugar, en la de los mandos intermedios. En tercer lugar, en la de miles de jóvenes, que son semilleros de militancia popular y en cuarto lugar, en los descendientes de esos miles de jóvenes, que todavía no han nacido. No es porque yo lo escriba, es una prueba irrefutable, es una testimonial de multitudes, que además se vio por televisión en todo Sudamérica y el resto del mundo.

Es así, que Néstor Kirchner a partir de esa “muerte histórica”, completa el ciclo de lo que llamo en mi libro, el “índice 4G”, (cuarta generación) en primer lugar, en su versión material, dado que su fortuna personal, le permitía ya, completar ese ciclo de aspiraciones materiales y en segundo lugar, el completar ese “índice 4G”, en su versión política. La muerte, por el contexto en que se dio (fecha, función, escenarios múltiples, referencias varias) cierra ese índice, y le da la posibilidad de saltos generacionales, ¿Dónde?, ¡En los libros de historia, conforme su aporte!.

No cabe dudas, de que un abogado-escritor y mucho mas cuando se hace “ciencia social”, esta obligado a ser objetivo, racional, imparcial y no estar adheridos a cuestiones coyunturales. Puedo asegurarte querido lector, que a pesar de mis subjetividades, (“apoyo critico y cooperativo”), es lo que trato de hacer de la manera mas eficaz posible.

En ese análisis, (PPF) es indudable, que si tenemos que tomar, los últimos años de Néstor Kirchner, con sus anteriores etapas, no cabe la menor de las dudas, que vamos a encontrar, contradicciones (principales y secundarias), y vamos a encontrar varias situaciones que puestas en el microscopio riguroso, de la coherencia y del racionalismo, nos pueden llegar a asombrar y mucho.

Pero he aquí, que esta situación, a lo largo de la historia humana, también tuvo su análisis PPF, por los científicos sociales. Es decir, que Néstor Kirchner, no fue el primero, ni tampoco será el último, que llegando a la cima del poder triangular y político, presente contradicciones, en su ascensión. Es normal que así sea, porque a esa cima, “normalmente”, se llega a través de escaleras zigzagueantes y no por un ascensor, salvo claro esta algunos, que también existen en la historia y que tienen gran dosis de bendición desde las cúpulas, esto es simple lógica, los ascensores para funcionar, necesitan que el impulso, venga de la rueda de arriba ¿Se entendió?, salvo claro esta, el caso de volcanes en erupción, pero allí estaríamos hablando de revoluciones, la mayoría de las veces donde no existen ríos o flujos de lavas incandescentes, sino sangre de mártires, que vivifican en los suelos la memoria histórica y la gloria de los pueblos. Que no quepan dudas, porque yo lo observe, dinámicas estructurales en los flujos sociales, si allí., Néstor rindió tributo y homenaje, a esa sangre, que sirvió de fertilizante en la patria.

Un análisis científico social, implica analizar la muerte biológica, en esa escala y potencial trascendencia histórica. En el pasado, (anterior al 2002) Néstor Kirchner, no era una persona importante o mediática, no solo el y su esposa lo reconocieron, sino que hasta el mismo pueblo al votar, apoyo su candidatura, con menor porcentaje al de la existencia de los desocupados o subocupados, de los que yo escribo en mi libro. Mas aun, fue la elección a Presidente con menos porcentajes de votos en la historia y luego termina siendo, “muerte histórica”, ¿Quién puede negarme que es un fenómeno o paradoja, digna de análisis?, ¿Quién puede negármelo?

Es cierto, que hay que tener en cuenta, que se vivía, un escenario de disgregación nacional y justamente esa situación debe ser también recordada, porque hubo países extranjeros, que pidieron territorios a cambio de deudas o lisa y llanamente personajes como Ana Kruger, (F.M.I.) que pidió “un protectorado internacional sobre Argentina”, el mismo que hoy nosotros (por legitima y digna “revancha” u “observación critica”) tendríamos que pedir hacia EEUU y otros países europeos y por las mismas o milimétricas justificadas razones. En aquel escenario, de enojos, asambleas populares, grandes colas ante comedores comunitarios, protestas ante los bancos, catarsis y expresiones populares, que muchos jóvenes no tienen presente por no haberlo vivido, es que surgió Néstor.

En cuanto a ese gran porcentaje de gente, que en aquel momento no lo apoyo, sencillamente obedece, a que los resultados electorales, mostraban y muestran, dentro de este análisis, que el país estaba disgregándose políticamente e incluso “territorialmente”. El respaldo político de cualquier pueblo del planeta, se obtuvo y se obtiene, a través de la construcción de satisfacción (ver lo que escribo sobre “índice 53NABS), es dicha satisfacción, la que guste o no, edifica lo que se llama en ciencias sociales, el “Bienestar General”.

En aquellos años (2001-2002-2003), muy lejos estaban los índices de satisfacción. La creciente “bola de nieve”, del anatocismo neoliberal, había mostrado sus calculados y nefastos efectos. En aquel entonces, la mayoría del “pueblo sufriente”, con sus sueños hechos mil pedazos, no apoyo a Néstor, por el programa a llevar a cabo, sino por la Potencial Esperanza que representaba. (no es lo mismo decir “Potencial Esperanza” a decir lisa y llanamente “Esperanza”), mas aun, debemos considerar, que en aquellos años, ni siquiera Néstor, debe haber tenido muy en claro, cual era el programa político a desarrollar, ello es así, por aquello de ¡”Ayúdenme que estoy en el infierno”!.

En el Presente histórico (2003 al 2010), no cabe dudas, que Néstor como instrumento y el pueblo como protagonista principal y de apoyatura, “no manipulada”, sino que “Esperanzada”, en promesas factibles, sortea los obstáculos, consolidando determinados grados de Bienestar, que si bien no son, no fueron, ni serán los que corresponden a la extraordinaria riqueza, que posee nuestro país, y de cuya propiedad y usufructo, somos legítimos dueños.

Es cierto también, que existen responsabilidades, que habrá que asumir de una vez por todas, en estos tiempos de globalización y esclavitud por deudas y la principal responsabilidad es “construir bienestar general”. Hay que ser muy claros, los esquemas “neofeudales”, no han sido desarticulados y el “capitalismo nacional y popular con movilidad social ascendente, es todavía una promesa, en muchos sectores”. Sin embargo, hay que seguir adelante, profundizando los cambios, todo ello, a pesar de que minorías parasitarias y poderosas, en nuestro territorio, trabajen como títeres, para intereses foráneos. Néstor, estuvo envuelto, no en las contradicciones que pueda haber tenido su persona, eso no cuenta, sino en las “contradicciones sistémicas”, y en ese torbellino de intereses, eligió trabajar para la mayoría del pueblo argentino, defendiendo desde precarias posiciones de fuerza, (sin un movimiento de masas que lo respalde contundentemente), el interés nacional, corresponde al pueblo y sus distintas expresiones, asumir responsabilidades y profundizaciones necesarias, en esa construcción de bienestar general.

Néstor, allí, en la precariedad de los respaldos, comenzó a “construir poder”, con la única formula que existe en el planeta, la cual es despreciada por minorías enajenadas, que actúan desde oscuros intereses y sociedades, esa formula, fue y es sencilla, “construir poder” es “construir bienestar general”.

Reitero, decir o escribir, que genero “una revolución sistémica”, no solo seria anticientífico , sino que estaríamos faltando a la verdad, pero decir, que “la teoría del derrame o de la copa llena”, al menos empezó a funcionar en algo, es cuanto menos, justo. Tan Justo es, que en el año 2008, pudimos ver, como hubo sectores del campo, que comenzaron a atentar institucionalmente, ya no por los “efectos de una revolución”, sino por los “efectos del derrame”, en realidad “por una parte de esos efectos”. ¡Vayan imaginando entonces, lo que sucedería, en una legitima revolución sistémica !.

8.- El futuro terrenal.

¿Hay futuro terrenal, en la muerte?, En principio, toda muerte tiene dos futuros a partir del hecho, el terrenal (aquí en la “vida”) y el trascendental. (Allí en el territorio de los enigmas)

Aquí en “la vida”, el futuro de la muerte, se da a través de los ciclos vitales (hijos) o de las obras (“hasta que muera el ultimo que la recuerde”) en algunas será mas y en otras será menos. Esto también lo explico en mi libro, cuando escribo sobre sociología, allí en el punto seis, allí en la “vida y muerte de los cementerios”. Si así es, queridos lectores, los cementerios también mueren, porque también tienen sus “ciclos vitales”.

No cabe dudas que la muerte de Néstor “tiene futuro”, ello es así, dado que en el futuro, será tenida como la historia de una muerte, pero no de cualquier muerte, dado que ¡Es la historia de una muerte histórica!. La misma persona, a la que las madres de la dignidad y la honra ciudadana, en primera instancia le dijeron que era el mismo excremento, y que luego, aclaraciones, disculpas y purificaciones mediante, despidieron como a un hijo. Su nombre Néstor y un ¡Viva la Patria!.

Después de algunas semanas, de notas y reflexiones esporádicas e inspiradas, que podrás leer en las próximas entregas. Volví a prender el televisor, y puse la hora.

¡Si, una vez mas, avanza el reloj !.

Adiós Néstor, mas adelante nos encontraremos.

¡Hasta la victoria siempre!

(Carlos Ali – Santa fe – Noviembre del 2010).