AN JO COMPU

Los ADU-MA o AN-JO (parte I)

 OCTUBRE primera quincena

Titulo: Los  ADU-MA o  AN-JOS  (ancianos jóvenes)

Categorías: Suceso +  Ciencia Política + Economía política + Historia + Sociología

Temporalidades: Este articulo como muchos otros, de este sitio web, si bien tienen fecha de publicación, la mayoría de ellos, son generalmente “atemporales”. Su vigencia conceptual o descriptiva, puede ser medida sea en años, o décadas o siglos, pero no se escribe como en un diario, para que sea noticia o informe del día.

Se escriben o construyen, teniendo en cuenta o referencia, la bibliografía del libro “la humanidad…” y se escriben desde el enfoque de la tabla de los elementos o factores subjetivos o magnéticos. Los artículos “del momento”, es decir los que sean específicos, para un determinado lugar y fecha, no superior a 5 años, no llevaran esta leyenda.

 ”La Paz y el Bienestar sean con ustedes queridos lectores y lectoras, con sus familias y vuestra comunidad. Si así no es, entonces solo cabe la lucha y el trabajo, para lograr esos objetivos. Ello es así, dado que constituye un deber moral, cívico, material y espiritual” (N.C.Y.)

AN JO COMPU

Acceder a la tecnologia para los ADU-MA o AN-JO es colocar un link, entre su actualidad y un pasado, donde el presente era INIMAGINABLE TECNOLOGICAMENTE

 

  1. El contexto.

En primer lugar cabe señalar que este escrito lo realizo desde el análisis lógico, jurídico y/o normativo, basado en documentos de primer orden internacional, pero también por razones de edad y situación social,  desde la trinchera de lucha, que me toca actuar.

 Yo diría una más de mis trincheras de lucha y protagonismo, dado que la dinámica económica, social y cultural, del planeta, se puede señalar que me obliga a tener conductas cercanas a la ”física cuántica”, en el sentido de tener que estar al mismo tiempo en distintos escenarios o lugares.

 

Si eres lector/a de mis quincenas y/o artículos, habrás podido observar, que escribo en y desde distintos escenarios, pero donde todos ellos tienen un punto común, y que es el BIEN-ESTAR  GENERAL,  de las distintas sociedades, donde el índice 53 NABS y el 4 G, ocupan en mis escritos una permanente referencia o paradigma.

Hoy abordo el tema de los ADULTOS MAYORES (ADU-MA) o “personas mayores”, lo cual no significa como se pretendía décadas atrás que uno sea “anciano discapacitado”, sino por lo contrario, ser adulto mayor a principios del siglo XXI, podríamos señalar que en muchos casos significaría ser un AN-JO y/o  JO-AN  (ancianos jóvenes o viceversa), los adelantos de la ciencia, permiten prolongar, en muchos casos las expectativas de vida, algo sobre lo cual ya escribí, en el libro “La Humanidad ….”, y de lo cual brinde suficientes argumentos y razones sociales, que hacen a esa prolongación. Por supuesto que esta situación no les conviene a ciertos intereses económicos.

Hoy el calificativo de “anciano” en varios países del mundo está destinado a personas mayores de 80 años, y esto debe ser visualizado teniendo en cuenta la llamada E.V. (expectativas de vida), dado que en Argentina, esa expectativa es visualizada, mientras que en otros países, la E.V. o promedio de vida, no llega a los 50 años. En el libro la humanidad…, escribo sobre estas cuestiones sosteniendo que  la E.V. puede superar los 200 años, todo dependerá del sistema económico, social y cultural, que le sirva de base

Cabe señalar que dicha situación (rangos etarios)  me toca de cerca, porque ya sobrepase la barrera de los 60 años, algo que a la actual  titular del FMI (Fondo Monetario Internacional), no le debe agradar mucho, a pesar de tener igual edad que  la mía, pero donde ella responde al grupo o interés de  las elites mundiales, que pretenden LIMITAR LA VIDA (dejarlos morir) a las personas de dicha edad, porque consideran que la prolongación de la “longevidad”, causara daños al sistema internacional monetario y algunas de sus instituciones como son las vinculadas a la Seguridad Social, Jubilaciones, etc. 

Por el contrario, yo estoy en la trinchera TOTALMENTE OPUESTA, y sostengo la lucha, para poder prolongar la Expectativa de Vida (EV) de los seres humanos, a través del desarrollo científico, y demás condiciones de vida digna.

Insisto,  así lo escribí en el libro “La humanidad…”  (cuando aún no había llegado yo a la frontera de los 60 años) y considere que el ser humano, podía llegar  a alcanzar edades de 200 o más años.

 

  1. Día Internacional de los “adu-ma”, de los “an-jo” o personas mayores

Entremos entonces en el tema específico, de las “personas mayores”. Cabe señalar que  igual manera que el primer sábado de Julio se celebra el Día internacional del cooperativismo, el primero de octubre de cada año, es el Día Internacional de las personas mayores, lo cual no es un tema menor, veamos el porqué:

En la actualidad  tenemos a nivel de naciones unidas  (ONU) y a nivel de países, la celebración o conmemoración de decenas de días o conmemoraciones, desde el día del árbol hasta el día del agua, el día del animal, el día del turismo, el día internacional de la solidaridad, etcétera.

Quizás a alguien se le ocurra “trivializar”, esta cuestión de los días internacionales, o “años internacionales, etc. todo lo cual puedes ubicar buscando en internet, el sitio web de la ONU, pero en realidad la existencia de los Días de …” o la existencia de “el Año de ….”, o el “Decenio de….”, sirve para generar un calendario o guía, de determinados hechos o situaciones, que preocupan no a una minoría ilustrada, sino que tienen alcance mundial, y constituyen problemáticas mundiales, por lo tanto la “escala de la problemática” no es menor.

Todo lo que hace a las personas de edad mayor, en realidad es de gran importancia y mucho más cuando es uno el que llega a esa edad, como es mi actual caso y el de cientos de millones de personas (hombres y mujeres), que embriagados por la fuerza de la juventud y la propaganda del sistema usurero internacional, se nos inculcaba y se sigue inculcando, los nefastos parámetros de una sociedad de consumo sin límites.

 Paradigmas totalmente ilógicos, tanto desde el punto de vista práctico como teórico.

 Esta situación, con la cual se está envenenando a las actuales juventudes, es algo que las personas de edad, deberían dar permanente testimonio y lucha en contra, para frenar la barbarie de la explotación e irracionalidad humana.

Cuando yo era niño, había todo un sistema escolar, que nos enseñaba a “ahorrar” y ser “previsores en cuanto al futuro” ya sea de cada uno de nosotros (individual) como de nuestra sociedad (bienestar general). En la actualidad solo se enseña el paradigma del “más vivo” o “más astuto”, el del “exitismo” y del “gasto desenfrenado”, es decir ya no se trata ni de pequeños o moderados “excesos”, sino de toda una megaorgia de disvalores y sinsabores, que degradan la naturaleza del ser humano, en lugar de potenciarla hacia destinos superiores.

No podemos pedirle a los jóvenes (como alguna vez lo fuimos nosotros), que tomen las banderas de la lucha que corresponde a este sector poblacional, debemos ser nosotros mismos, lo que DEMOS EL EJEMPLO y denunciemos las situaciones de la sin razón, por la sencilla razón de que nosotros ya hemos pasado esa etapa. En la historia de la humanidad, siempre existirán las cuestiones “constantes” y las cuestiones “coyunturales”,  muchos “adu-ma”  como no saben distinguir lo “constante y lo coyuntural”, confunde a los que vienen “atrás de nosotros”, cuando en realidad muchos de los “jóvenes”, están ADELANTE, de esos “adu-ma”.

Resulta obligado, citar en estos párrafos, las extraordinarias palabras de ese medico, filósofo positivista  y escritor Argentino, JOSE INGENIEROS cuando en uno de sus extraordinarios libros, escribe sobre la vejez. En una de sus obras “El hombre mediocre”, en el titulo “La vejez niveladora”, hace referencia a ciertos aspectos de la “vejez de otros tiempos”, pero también a la “juventud de otros tiempos”. Cito:

 “Encanecer es una cosa muy triste; las canas son un mensaje de la Naturaleza que nos advierte la proximidad del crepúsculo. Y no hay remedio. Arrancarse la primera ¿Quién no lo hace? Es como quitar el badajo a la campana que toma el Angelus, pretendiendo con ello prolongar el día.

Las canas visibles corresponden a otras más graves que no vemos: el cerebro y el corazón, todo el espíritu y toda la ternura, encanecen al mismo tiempo que la cabellera. El alma de fuego bajo la ceniza de los años es una metáfora literaria, desgraciadamente incierta. La ceniza ahoga a la llama y protege a la braza. El ingenio es la llama; la brasa es la mediocridad.” (fin de la cita)

Si estas en el rango etario, de los “adu-ma”,  este articulo por lo tanto, te invita no a mirar a los jóvenes con sentido de nostalgia y con miradas criticas despectivas como señalando “no saben lo que les espera”, al cual algunos “ancianos” acompañan dicha frase con sonrisas sarcásticas.

Creo que las personas mayores, deben vivir y morir, en la lucha por un mejor presente y futuro, no solo para el sector, sino para los adultos y jóvenes, que nos siguen en la cadena de la vida.

Si lees detenidamente las palabras que escribiera José Ingenieros, podrías llegar a pensar, que cualquier persona mayor que tenga canas, ya podría considerarse en los estereotipos que el describe. Pero cabe advertirte joven lector/a que no es tan así, por lo siguiente. Cuando José Ingenieros, gran maestro de toda Sudamérica, escribía esos libros, no era en la década del setenta o del ochenta, sino en los años 1910 a 1915 aproximadamente.

 En esos tiempos, “la juventud y la vejez”, eran otra cosa. Veamos por qué. La niñez y la juventud de aquellos tiempos, usaban pantalones cortos hasta casi los veinte años. Ser un  adulto mayor, en aquellos tiempos era ya tener los cuarenta años, o sea que equivaldría aproximadamente a los sesenta años de nuestro actual inicio del siglo XXI. En aquellos tiempos ser “viejo”, equivalía a tener 60 años, en la actualidad ser “viejo” equivale a tener unos 80 años o más.

Todo lo que te escribo, estimado joven o “adu-ma”, es para el análisis en lo que hace a la republica argentina.

Ello es así, porque como bien esta explicado en mi libro base “La humanidad…”, si es que quieres profundizar la temática,  existen otros países del mundo, donde ser “viejo”, equivale a tener unos 30 años, o sea es el rango etario promedio de vigencia de la llamada “expectativa de vida”. Por supuesto también está el otro extremo, donde existen lugares del planeta tierra, (el valle de los Hunza) donde ser “viejo”, equivale a tener unos 110 años de vida, lugares donde las mujeres a los 70 años de edad, suelen tener hijos, y donde es probable que estés conversando con una persona de 90 años, y puedas creer que es una persona de 50 años de los que viven en Argentina. (busca o googlea en este enlace: https://www.kienyke.com/historias/hunza-el-pueblo-que-tiene-el-secreto-de-la-larga-y-sana-vida  )

Si el contenido de este escrito, te parece interesante, entonces divúlgalo o considera este sitio web  como uno de tus sitios favoritos. Toda crítica, duda, observación, pregunta o comentario, será bienvenido, puedes remitirlo en nuestro contacto, con el nombre de COMENTARIO A LA NOTA de la quincena.

CONTINUA EN QUINCENA SIGUIENTE  II PARTE