LOS PRESIDENTES

LOS PRESIDENTES

Hoy, quizás la mayoría de los presidentes, de las distintas naciones o estados del mundo, tienen mi edad, o quizás son más jóvenes.

Siempre espere que los grandes dirigentes, materialicen las promesas que hacían. En realidad no son muchos, el planeta tiene unos doscientos presidentes, son simplemente aquellos que sobresalen como montañas en una llanura de poblacion mundial, pero “esas montañas humanas”, algunas son legitimas y otros son artificiales o titeres.  Tambien existen lo que se llama las “piramides de población” (busca en internet), en donde a medida que te acercas a la “cima de dicha piramide”, esta cada vez mas cerca, “tu hora de partida”, mas aún, es probable, que los que estan en la cima de esa piramide poblacional, ya ni recuerden su nombre o a su familia, etc. Pues bien,  a esta edad que tengo, es obvio que deseo llegar con buena salud, a la cima de todas las cimas de las piramides de poblacion, en mi libro sostengo que la E.V. (expectativas de vida) pueden alcanzar los 300 – 400,  o mas años, como lo fue antiguamente, en algunos casos, a lo que alli escribo me remito.

En la actualidad, estoy  ubicado en los lugares mas altos de la pirámide poblacional y con miles de horas de lectura, estudio y análisis, algo que no acostumbran a realizar ciertos Presidentes, dado que no tienen tiempo y estan obsesionados con el Poder. Hoy veo con mucho mas claridad intelectual, el vacio de la mayoría de aquellas promesas, hechas por muchos de esos Presidentes, hoy veo con el intelecto, la estúpida reiteración de otras tantas, y el esfuerzo de algunos pocos y honorables presidentes, en la construcción de un mundo mejor, haciendo valer Dignidad, Gloria y Destino a sus pueblos. Hubo un momento importante, en mi vida, donde recibi una carta de uno de esos pocos Presidentes, donde  ademas de manifestar su emoción y alegria, ante la receptividad de “las claves y acciones necesarias para profundizar el cambio positivo…”, donde tambien me invitaba   reflexionar sobre el “lugar que a cada uno nos toca”. Alli en lo alto de su Presidencia, pero con humildad, me señalaba lo siguiente y cito:  “Somos protagonistas de nuestra historia y como tales, debemos honrar a esta Patria y dignificarla, con respeto, trabajo y compromiso con nuestras actividades…”

Pues bien, como soy dirigente, empresario y militante cooperativista, lo hago bregando por la doctrina que considero mas apropiada, para nuestro pais, pero como “una de mis actividades” es “escribir”, lo hago desde la palabra, la pluma y el papel, escribiendo sobre los distintos protagonismos, especialmente los del campo popular.

Mas aun ahora,  a esta edad, con un titulo para exhibir “acreditación”  y con muchas horas de lectura y militancia, mas alla del mismo, para legitimar autoridad, en las alturas de las piramides poblaciones, donde veo a los “doscientos Presidentes”, a una gran mayoria,  navegar con dificultades, ante la caida de los paradigmas.

También veo, lo que no pude ver en mi juventud, como dirigente universitario y militante en años de dictaduras, ahora veo con mucho mas claridad, intereses en juego, hipocresías, conspiraciones, traiciones, asesinatos selectivos, “secretismos” expuestos en las contradicciones sistémicas y otras tantas cuestiones, que seguramente seguirán existiendo. Solo cabe esperar, que puedan ser encapsuladas o controladas, para el bien de la humanidad.

A esta edad, de la que habla mi rostro y cuerpo, algunos de mis humildes objetivos se cumplieron, y gracias, a quien corresponde, doy. Pero veo que la situación, por la que alguna vez yo atravesé, es igual o mucho peor para las nuevas generaciones.

En la actualidad, estan fracturandose y cayendo sistematicamente los principales paradigmas sobre el trabajo, la familia, salud, la educación y los principios y valores del ciudadano. No hay que asustarse, ¡ Si se estan cayendo por algo sera!, que se mantengan en pie los mejores, lo importante, es que surjan “nuevos paradigmas”, que esta vez sin duda alguna “seran globales”, como decia una de las cartas a la que hice “indirecta referencia”,  SOMOS PROTAGONISTAS DE NUESTRA HISTORIA… Pues bien, el que quiera dudar, de que estoy escribiendo para los “doscientos presidentes del mundo” tiene su derecho a hacerlo, pero tambien cabe recordar, que cualquier ciudadano del mundo, que lea y estudie,  el libro la humanidad…, en forma completa, estara en condiciones de dialogar y escribir, para cualquiera de “los doscientos”, ademas obviamente de ir conociendo los “viejos y nuevos paradigmas”, que toda sociedad necesita por fundamentales razones sistemicas. “Nuevos” paradigmas, ya no solo para una Patria Chica, sino una “Patria Grande Suramericana” y obviamente como señala el titulo del libro, para “La Humanidad”