MAYO 2012 – 1°entrega – CULTURA del TRABAJO II

CULTURA DEL TRABAJO. (II)

 

 Categorías: Ciencia + Filosofía + Historia + Teología + Teodicea + Sociología

 ” La Paz y el Bienestar sean con ustedes queridos lectores y lectoras, con sus familias y vuestra comunidad. Si así no es, entonces solo cabe la lucha y el trabajo, para lograr esos objetivos. Ello es así, dado que constituye un deber moral, cívico y espiritual” (N.C.Y.)

 

 

  1. Desde cuando surge
  2. La esponja sin absorción
  3. Vida vegetativa o Cooperativismo de trabajo

 

 

  1. ¿ Desde cuando surge? 

 

Generalmente en mi libro, al hacer referencia al surgimiento de la  “cultura del trabajo”, acostumbro a señalar que nace “en la noche de los tiempos”, o también utilizo frases como “con el surgimiento mismo de la humanidad”.

 

En realidad, la fecha de nacimiento de la cultura del trabajo, no la conoce nadie, dado que nadie conoce de forma inequívoca e irrefutable ¿Cuándo y como nació el ser humano?

 

Si sabemos, porque todos los años el 1º de mayo se celebra el día de “trabajador”, especialmente en relación de dependencia,  Pero esta muy especial relación laboral, no es representativa en su totalidad, de lo que significa la “cultura del trabajo”. Sin duda que esta ultima es mucho más abarcativa

 

La relación existente entre  “ser humano y cultura del trabajo” es total. No existe una sin la otra. Y ello se puede comprobar fácilmente al observar y estudiar no solo nuestra actual “civilización” sino civilizaciones anteriores a la nuestra ( sumerios, egipcios, china, india, etc)

 

Desde un punto de vista teológico, desde una mirada bíblica, se podría decir que nace al ordenar Dios, que el hombre debería conseguir su sustento o sea “ganarse el pan”, con el sudor de su frente (trabajo). Ahora bien desde un punto de vista evolutivo,  y fuera de lo teológico, se podrá señalar que surge cuando los monos aprendieron a manejar determinados utensillos y así se fue evolucionando durante millones de años. Desde el punto de vista de los alienígenas antiguos (Zecharia Sitchin y otros) se podrá decir que  desde que los extraterrestres “nos inventaron” o crearon a partir de la ingeniería genética, etc.

 

Lo cierto es, que la “cultura del trabajo”, nos acompaña desde milenios de existencia. Y cuando esta es legitima y se traduce como una extensión de nuestras facultades intelectuales o físicas, lejos de ser un castigo, es algo agradable o reconfortante.

 

Esa situación de agradabilidad, tiene que ver con el autoreconocimiento que cada uno hace, al ver lo poco o mucho, que sus propias manos o intelecto han podido desarrollar. Por lo tanto, aquellas literaturas que muchas veces señalan que el ser humano, no le gusta trabajar y que desea un paraíso celestial, que lo saque de la esclavitud del trabajo., creo que son distorsiones. En primer lugar, porque creo que aún ante la existencia del Paraíso Celestial, el ser humano allí, también debería trabajar, claro que allí no existiría ni el cansancio o fatiga, dado que al ser eterno, no estaría sometido a los ciclos vitales del planeta, pero eso no significa que deje de trabajar.  En segundo lugar, cabe considerar que el ser humano, y a través de toda la literatura mundial,  no expreso  su deseo de  “no trabajar”, sino de hacerlo dignamente, es decir no estando sujeto a esclavitud.  Esclavitud que en este siglo XXI, se renueva bajo otros aspectos  o características.

 

En definitiva, no se conoce la respuesta de ¿Cuándo surgió la cultura del trabajo?,  pero es cierto que nos acompaña en forma inseparable desde hace milenios. En cuanto a si podría existir un Paraíso Celestial, donde no exista la cultura del trabajo, en mi opinión, allí en los destinos de ultratumba, TAMBIEN EXISTELA CULTURADELTRABAJO, solo que bajo otros formatos y características, no sujetas a los ciclos vitales., creo que leyendo detenidamente y sobre todo estudiando algunos aspectos de los libros sagrados de las actuales religiones existentes en nuestro planeta, se podrá notar o evaluar que esta respuesta es acertada.  Por lo tanto, si la cultura del trabajo, nos acompañara toda la vida terrenal y quizás mas allá también, la pregunta es ¿ No seria lógico, que todos los seres humanos  -y especialmente los gobiernos-, nos encarguemos de organizar la misma, para que dicha cultura, pueda ser inclusiva, potenciadota y desarrolladora en todos los aspectos del ser humano?

 

  1. La esponja sin absorción.

 

Quien desee  organizar la cultura del trabajo de una forma digna, se encontrara con dos problemas sistémicos; a ) concentración económica   b) explosión demográfica con asentamiento en ciudades

 

La concentración económica, es algo que viene sucediendo a ritmo acelerado al menos en occidente a partir de la finalización de la segunda guerra mundial, lo cual se acelera aun mas con la crisis del sistema monetario y petrolero, en la década del setenta.  En cuanto a la explosión demográfica, es algo que viene sucediendo, desde hace décadas y sobre ello, ya he escrito varias paginas, por lo cual, no cabe en este articulo reiterar lo que ya es muy conocido por casi todos.   Lo importante a tener en cuenta, es que durante estas décadas, ningún gobierno se dedico a generar los remedios sociales o sistémicos, para enfrentar esas dos problemáticas, sin las cuales  NO SE PODRA ORGANIZARLA CULTURADELTRABAJO, sino todo lo contrario a ella, o sea la cultura de la esclavitud.

 

La concentración económica, nos lleva a la teoría de la “esponja sin poder de absorción”. Ello es así, dado que a las empresas de capital, no les interesara para nada generar fuentes de trabajo por el trabajo mismo. En su ADN, lo que esta establecido es la generación de plusvalía y a ese principio rector se subordinan tratando de no perder un centímetro de posicionamiento.

 

En cuanto a la explosión demográfica, la solución es simple. Se trata de terminar con la pobreza extrema, con el hacinamiento urbano y con la falta de oportunidades. Para esta situación cabe lo que escribo a lo largo de estos años y quincenas y que he dado en llamar  “Remedio Avicena”, y/o la generación de cientos o miles de pueblos o miniciudades cooperativas.  Considero que así tendrá que ser, dado que el “sistema empresarial”, basado en el principio del capital,  es una “superesponja”, que ya ha perdido su capacidad de absorber mano de obra, todo lo cual genera un contradicción sistémica, con nuestra “madre naturaleza”, que sigue “fabricando hijos”, sin tener en cuenta que el sistema social esta colapsado. Es por ello que quizás debamos forzar la interpretación de que esa madre naturaleza, nos estará diciendo, que debemos cambiar el sistema, así de sencillo y fácil de entender. ¿Cuál seria el sistema a imponer en su lugar?,  muy simple, el que mas se adapta a los nuevos tiempos, es el cooperativismo de trabajo de medianas y grandes empresas, con control de territorios y mercados.

 

  1. Vida vegetativa o Cooperativismo de trabajo

La pregunta seria ¿Qué sucederá en las próximas décadas, si no se cambia el sistema?. Creo que no es difícil de adivinar.  En primer lugar, se generaran  políticas de estados, que sin cambiar el sistema, logren  alimentar a los pobres a través de subsidios o empleos mal remunerados, ello es a los efectos de que no ocurran tragedias humanas como ocurrió en Bangla Desh ( miles de muertos en las calles de la ciudad)  y que hicieron surgir a un premio Nobel como Muhammad Younes.  De esta manera,  al tener un empleo precario, que no permita el desarrollo o potenciación, se logra la “muerte asistida socialmente”,  no hay cadáveres en las calles,  no hay alboroto social ni político, no hay crisis ni despertar de conciencia.  Es decir se utiliza a la misma pobreza, acompañada del hambre, para seguir manteniendo, controlando y conservando el sistema de privilegios, que la genera.   

 

Es allí, donde los ciudadanos son condenados sin saberlo, a una vida vegetativa con un perfecto control de su potencial desarrollo por las potencias colonizadoras o dominantes. Todo ello obviamente va acompañado de un gran despliegue mediático, que muestra que ese  “estado de precariedad y de no evolución”, es mas que satisfactorio ante las dificultades que existen en el planeta. El  argumento central entonces, es difundir el conformismo, la resignación  y de que toda innovación o esfuerzo es inútil.  De esa manera, cientos de millones de personas, se dirigen hipnotizados mediaticamente y en ordenada fila,  al matadero real de la cultura del trabajo, que acompaña de manera potencial  a cada uno de ellos. No debemos olvidar jamás que en todo ser humano normal existe el potencial de un gran científico, de un gran aportante al desarrollo de la especie humana. Que se den las condiciones objetivas, es otro problema.  Tener en cuenta esos limites o diagnósticos, como se pretende difundir desde estas paginas, es ya un gran e importante adelanto, para que cada uno sepa a que atenerse.

 

Por lo tanto, a principios de este siglo XXI,  tenemos por un lado un sistema dominante, que es incapaz de resolver los problemas económicos, sociales y culturales, que la dinámica de la humanidad plantea.  Por el otro lado y en la vereda de enfrente, se encuentra el sistema del cooperativismo de trabajo de medianas y grandes empresas, al que cabe darle por parte de los estados o gobernantes las mismas posibilidades u oportunidades, que se le dieron a aquellos que han generado la pobreza, la exclusión, de millones de personas. No olvidemos que el sistema “colapsado”, ( declaración cumbre cooperativa – Guadalajara – año 2009) ha venido recibiendo en forma histórica  innumerables cantidades de subsidios para poder desarrollarse y fortalecerse, mientras que el cooperativismo, no solo no ha recibido lo mismo, sino que su doctrina y su existencia, han sido ignoradas olímpicamente. Pues bien, los resultados están a la vista, será responsabilidad de los actuales y futuros gobernantes apostar a las “burbujas financieras” o cultura de la especulación, que lleva a los pueblos a vivir en forma vegetativa o  a un sistema de producción, basado en la economía real, con  justa y equitativa distribución de las riquezas,  donde el ser humano, puede potenciarse, dado que es un sistema basado en la cultura del trabajo.

 

 

Si el contenido de este escrito, te parece interesante, entonces divúlgalo o considera este sitio web  como uno de tus sitios favoritos. Toda crítica, duda, observación, pregunta o comentario, será bienvenido, puedes remitirlo en nuestro contacto, con el nombre de COMENTARIO ALA NOTA de la quincena. 

Se autoriza la reproducción de este artículo, citando la fuente, a todo medio de comunicación que este relacionado con el cooperativismo o la economía social.

(Escrito en Santa fe – República Argentina.- mayo 2012).

Carlos Ali

——————————————————————————————————–

En la próxima quincena;