MEDICOS y ABOGADOS

MEDICINA y ABOGACIA, ante la CATASTROFE sistémica. EL CAMINO

 

MEDICINA y ABOGACIA ante la CATASTROFE sistemica

 

MEDICOS y ABOGADOS

MEDICINA y ABOGACIA, ante la CATASTROFE sistémica. EL CAMINO

Sin duda alguna, que los actuales acontecimientos, que se generaron básicamente a partir de enero del 2020, (Coronavirus y/o COVID19)  y que terminaron desembocando en una REAL CATASTROFE  sistémica de dimensiones mundiales, lleva a cualquier persona, a tener que reflexionar, en cuanto a:
 ¿Las causas?, ¿El cómo, cuándo y dónde?, y demás CONDICIONES o factores, que hicieron que esta catástrofe surgiera y/o se expandiera.

Sin duda alguna, que la mayoría de habitantes de nuestro planeta, desde Argentina hasta EEUU, desde Francia hasta la India o China, desde Egipto a Rusia o en cualquier lugar o país,  de Oceanía, se preguntaran por estas “causales”.

Causales,  de las cuales ya se han argumentados NO POCAS HIPOTESIS PROBABILISTICAS, entre ellas, las cuestiones vinculadas a “guerra biológica”, “negligencias en laboratorios” de la industria farmacéutica, a los cuales el virus se “les escapo”, también hipótesis probabilísticas, vinculadas a los distintos modos de vida y producción, dado que no son pocas las voces de los ambientalistas, que llaman a limitar la crianza y consumo de animales, de una forma más ordenada y no tan promiscua. En su momento, el virus de la gripe porcina o de la gripe Aviar, se consideró ligada a las “promiscuas y abarrotadas” condiciones de crianza de dichos animales para consumo humano, que permitían, que los  virus de los mismos, se potencien  y transmigren al ser humano, especialmente a los seres humanos VULNERABLES (de igual manera que el COVID19 )

 Los artículos y ensayos, de que el COVID19, al parecer “el principal causante”, de la actual catástrofe mundial, provendría de la ingesta de “murciélagos” de un mercado especifico de China, o de EEUU y de laboratorios bioquímicos ligados a la industria farmacéutica, o militares,  lo cual no pudo ser probado fehacientemente, como tampoco pudo ser probado, que haya sido de un animal salvaje que habitaría en determinados campos del país asiático. Genera por propia dinámica conceptual, mayores interrogantes y contradicciones.

Esa propaganda de querer  “imputar culpas” de semejante catástrofe, a un país, como china, y especialmente “promovida por EEUU”,  llevo a una lógica reacción del país asiático de “contrainculpar”, a su vez a EEUU, dado  que era el que promovía semejante imputación o negligencia. 

En ese juego dialectico, y/o categoría de “acción-reacción” y  luego en las sucesivas escaladas regionales e internacionales,  se sumaron autoridades de otros países, laboratorios farmacéuticos e incluso divisiones militares y/o científicos, en la investigación de la denominada “guerra biológica”. Los programas de televisión a nivel mundial y especialmente los pertenecientes a determinadas “esferas de intereses”, promovían distintos análisis y  soluciones.

Los reportajes a médicos, bioquímicos, investigadores o científicos, llenaron y sobreabundaron la atención de la opinión pública mundial.

Algunos sosteniendo,  la sobrevivencia de la raza humana, teniendo en cuenta, que los que iban a morir, serían los grupos vulnerables pertenecientes al rango etario de los adultos mayores, lo cual genero un sinnúmero de suspicacias de tipo conspirativo, ligado a las “teorías de reducción de la población mundial” promoviendo el “genocidio etario de los adu-ma”.

El eje central de esta teoría, era y es, que el virus COVID19, “no era grave”, para los jóvenes y adultos jóvenes, con lo cual se fortalecía la teoría de generar “inmunidad en el rebaño”, cuando  los anticuerpos de dichos jóvenes o adultos jóvenes, superaran vía  “inmunidad biológica” a dicho virus.

LA DIRIGENCIA MUNDIAL.

Esta “teoría sistémica”, generaba una “contradicción antagónica inaceptable y grave”, que obligaba a toda la clase dirigente mundial a tomar una serie de precauciones,  en resguardo de sus propias vidas.  Ante esa teoría o hecho fenomenológico, no hubo divisiones políticas o ideológicas, así  pudimos comprobar, que la reina de Inglaterra y decenas de presidentes o primeros ministro de estado, sin importar ideología alguna, se recluían o ponían a resguardo.

 En  función de su edad, también tuvieron  que ser blindados absolutamente,  decenas o cientos de miles de dirigentes políticos, sindicales, empresariales y hasta religiosos, donde quedó demostrado, por naturaleza conceptual y rango etario, que la “conducción de la humanidad, no está en manos de los adultos jóvenes, ni mucho menos de los jóvenes”. Luego de toda una serie de hechos disruptivos, que llevaron y siguen  llevando al análisis, irrumpieron los médicos con sus ALARMANTES Y GRAVES TESTIMONIOS, de que estaban siendo sobrepasados, y que los muertos ya no se contaban en decenas, sino en centenas, especialmente en España e Italia.

EL PAPA Y EL VATICANO

A la izquierda, el Papa Francisco en absoluta soledad, dirigiendose a su sillón a efectos de pronunciar un discurso al mundo entero. A la derecha, plaza del vaticano, mundialmente conocida, no precisamente por estar VACIA cuando el Papa ofrece un discurso de tanta trascendencia

 

meca e india

A la izquierda, similar situación al Vaticano, solo que en Meca, donde tambien es mundialmente conocida por millones de personas que acuden y más aun en el mes sagrado de Ramadam. A la derecha, un lugar de India, a su vez SUPERPOBLADA, sus habitantes, cumpliendo con la llamada DISTANCIA SOCIAL, actualmente «unica vacuna», para neutralizar la PANDEMIA

ecuado y aeropuertos

A la izquierda, ciudad de los andes, en Latinoamerica, cola de gente, respetando la distancia social. A la derecha, aeropuerto en europa, butacas separadas y gente con barbijos, para mantener distancia social y prevención

 

mundo

En todo el MUNDO, y en poco tiempo, los distintos gobiernos y pueblos sin distinciòn de nacionalidades, religiones o ideologias, han tomado, PRECAUCIONES y MEDIDAS CONCRETAS, por un problema de SALUD BIOLOGICA. Cabe la pregunta ¿Se podra algun dia hacer lo mismo con la SALUD SOCIAL, de la cual algo conocen los abogados/as , no solo de Argentina, sino de todo el mundo?

 

 

LOS MEDICOS y la SALUD BIOLOGICA.

En los países, donde se estableció el único remedio, contra el virus COVID19, el cual hasta el momento de escribir este artículo, se llama CUARENTENA, todo lo referente a la cobertura mediática hacia los médicos y su rol de “atención de la  SALUD y de salvar vidas”, ante un “enemigo invisible”, sin duda que ha tenido “una gran promoción de prestigio, honorabilidad y evaluación social”, como hace décadas no se había visto. 

 Lo cual obviamente desde estas páginas aplaudimos también, pero no tanto, por la “cantidad de vidas que se salvan”, sino porque al igual que otras profesiones universitarias, desde hace décadas también, los médicos han venido siendo “ninguneados y desacreditados”, no solo profesionalmente sino económicamente (léase SALUD PATRIMONIAL o SALUD en Bienes y Derechos) , en principio por los grandes de la industria farmacéutica, la de los sanatorios privados u obras sociales, e incluso por los hospitales públicos, que muchas veces han utilizado a este recurso humano, absolutamente estratégico, para realizar política de baja calidad sistémica y/o quedar relegado al “poder de la lapicera” lo cual significa “la firma y responsabilidad”, para librar recetas, (visión industria farmacéutica)  todo lo cual no es tanto un problema de salud biológica sino de “salud legal y/o principio de legalidad”

En esta “revalorización social”, de funciones, roles y/o prestigios, de los médicos,  también entraron en la amplísima campaña mediática, todos aquellos sectores de lo que se denomina “trabajadores de la salud”, es decir enfermeros, choferes de ambulancia, camilleros, auxiliares de la salud, etc.

 Pero no solo quedo en el “sector salud” la revalorización pertinente, también se extendió a las fuerzas “policiales y militares” que acompañan el proceso de custodia de la famosa CUARENTENA,  también fueron  revalorizados,  algunas personas que laboralmente siempre se estuvieron y están trabajando en condiciones de absoluta precariedad, como los “cadetes o delibery”,  en este marco de ACENTUADA y GRAVE CRISIS, no se quedaron atrás los del gremio informático, donde algunos de ellos, llenos de euforia, por descubrir “la función social” de las TICs, salieron a pronosticar  “un futuro social virtual”, de las sociedades,  más que necesario a ser instaurado y a su vez,  no fueron pocas las voces  que reclamaban la “informatización o digitalización” de cualquier sector de la economía e incluso de la vida misma, desde el expediente electrónico, hasta la práctica y difusión de juegos virtuales por internet, hasta la presentación ante la corte suprema de justicia, para que se pronuncie sobre una sesión de senadores, por teleconferencia, etc.

 

 En pocas palabras, si bien son LOS MEDICOS, son  los que estuvieron y están en la primer trinchera o frente de batalla, contra “un enemigo al que no conocemos su cara”, ni tampoco conocemos en detalle sus fortalezas y debilidades, de modo tal, que la ciencia, pueda generar una vacuna, que permite neutralizar sus potenciales amenazas, sin duda alguna, que son ellos, los más presurosos en encontrar una solución, para que se restablezca la diaria rutina.

Sin embargo otros muchos sectores, solo hablan de una consigna, que se puede resumir, en la siguiente frase:  El mundo ya no será igual

Pregunta lógica:

 Ante la abundancia de “pronósticos periodísticos ambiguos e inciertos», las opciones o caminos,  son tres para después de la cuarentena o COVID19, a saber:

A) SIGUE TODO IGUAL

B) EMPEORA

C) MEJORA 

y cuáles serían las causas motivantes de esos tres caminos.

Es allí, que si se le preguntara a algún periodista, o panelista u opinologo profesional o de moda,   al cual se le  formulara alguna opinión por alguno de esos tres caminos, sin duda que por el tercero no opinara, ni siquiera una sola palabra.

Porque sus mensajes  generalmente  “manipuladores  y/o condicionados, o porque responde a interés creados,  no están preparado ni capacitados, para generar prognosis positivas y mucho menos que alienten la resiliencia y la potenciación, de la ciudadanía.

El único mensaje que les interesa  es posicionarse en el  ranking y  la ideología del consumo y ya sea dicho consumo el de un alimento, un cosmético, una prenda de  vestir o una bebida o incluyo una “visión o ideología determinada” , especialmente sobre las problemáticas nacionales o del planeta.

Ahora bien, en estos periodos de PANDEMIA, que recorre Argentina y otros muchos países, incluido aquellos que están en situación de “guerra armada”, como lo es el caso de Siria y otros, la prioridad a la salud, es decir de la “primer trinchera o frente de guerra”, para defender la SALUD BIOLOGICA, también genera en forma colateral y es ampliamente difundido por los medios de comunicación, la consigna  que yo analizaba anteriormente, o sea  que luego de que “pase o finalice”, la cuarentena, EL MUNDO YA NO SERA IGUAL. 

Insisto, solo difunden el “no será igual”, pero sin arriesgar ningún tipo de prognosis positiva,  lo cual traducido al discurso entendible de la gente, potencialmente estarian preparando a la opinión publica regional o mundial en algo que ya se conoce y  significa mayor ajuste y profundización de la movilidad social descendente.

 “Los comunicadores” (la mayoría periodistas, pero también médicos, enfermeros y hasta futbolistas) vaticinan  a ese  “mundo nuevo”, con gran cantidad de restricciones y censuras varias, a las que nos “tendríamos que ir acostumbrando”.

En estos “discursos y/o ponencias mediáticas”, que acompañan a la catástrofe sistémica, al virus COVID19 y al diagnóstico de un futuro incierto, ambiguo y temeroso, sin duda que la “manipulación mediática y de intereses concretos”, se encuentran atrás de ellos y no es que sean “enemigos invisibles”, son muy visibles y son muy conocidos.

 Siguen y seguiran pronosticando EL CAMINO A SEGUIR, desde la ambigüedad, desde el mundo de las formas, y desde las palabras o contenidos, que ellos van sugiriendo en el día a día, y no como una solución sistémica, que contenga a todos.

No importa para ellos, si se cae o no en contradicciones argumentales, no importa si los archivos mediáticos, luego muestran una grave cultura de la hipocresía. Lo importante para ellos, al parecer es tan solo, que el ciudadano les siga prestando credibilidad.

 

El mayor daño que pueden generar,  EN LA SALUD PATRIMONIAL (derechos y bienes) de la gente,  es que traten de “reciclar o recetear” fórmulas de explotación del hombre por el hombre, que otro sector de profesionales que no son médicos, sino abogados e historiadores, filósofos y otros varios, conocen perfectamente, para ellos no es ningún COVID19, sino que se trata de la FORMULACION DE MITOS o PARADIGMAS, para fijar y anclar subjetividades, neutralizando de esa manera, cualquier tipo de innovaciones o reclamos.

Sin duda alguna que, insisto y/o reitero,   cabe defender como prioridad, la SALUD BIOLOGICA, no me cabe ninguna duda de ello, mas siendo el que aquí escribe, un militante por el Bienestar General de la raza humana, y con la esperanza de que esta pueda expandir su E.V. (expectativa de vida general promedio)  aunque también cabe señalar que algunos de esos “seres humanos” , que son  simples minorías parasitas, y excesivamente adineradas, cometen atrocidades donde sería más que justo, que la espada y la balanza, pudieran corregir, dichas conductas, donde la codicia sin freno, es el disvalor predominante.

Es absolutamente comprobable y se evidencia por lo público y notorio, de sus discursos, que los “ejércitos mediáticos”, se preparan en las filas de LA JUSTIFICACION de lo injustificable. De la defensa de lo indefendible. De esconder o manipular, para que no sea visible, y mucho menos que se pueda argumentar, sobre algo llamado como SALUD SOCIAL o SALUD PATRIMONIAL, no solo del ser humano, como sujeto o individuo, sino como grandes masas de población, tanto en Sudamérica, Asia y África, que serán vulnerables, al virus del hambre y la falta de desarrollo, salvo que estos desearan generar, la INICIATIVA POPULAR, y saber administrarlas.

 

LOS ABOGADOS y la SALUD PATRIMONIAL o SOCIAL.

 

Conforme, la definición de salud de la OMS  (Organización Mundial de la Salud), se debe entender por la misma, AL ESTADO COMPLETO DE BIENESTAR FISICO, MENTAL Y SOCIAL DE UNA PERSONA,  dicha noción de salud fue formulada  allá por el año 1978, en “alma ata” cuando se debatía una “salud para toda la humanidad” con objetivo fijado para el año 2.000. Obviamente que el mismo,  no se cumplió, pero al menos sirvió y sirve, para gestionar un proceso de participación y militancia a favor del bienestar de la población y sobre todo, aprender de lo que está sucediendo, en estos momentos.  

En ese sentido cabe destacar LOS TRES GRANDES CAMPOS, a saber :

a) Biológico b) Mental c) social

Esos tres campos, NO EXISTEN en forma independiente, sino interrelacionados, excedería el perímetro de este artículo, demostrar los enlaces e interrelaciones que existen entre ellos.

 De todas maneras, en una breve síntesis, cabe decir,  y en lo que hace al ser humano, que respecto;

 Al “mundo biológico” de todo el personal de salud, desde camilleros, hasta de choferes de ambulancia, pasando por enfermeros, biólogos, farmacéuticos, químicos y llegando a los médicos, estos últimos,  son las personas  “emblemáticas del sector” y que en la actualidad, si bien tienen el RECONOCIMIENTO y LA REVALORACION SOCIAL, sus  ingresos y condiciones de  trabajo, no llegan en esta emergencia a tener, un mejor posicionamiento.

Todo lo contrario, avanza la precarización e incertidumbre, en el mundo de la medicina.

Respecto del “mundo mental”, no cabe duda, que la diversidad también es amplia,  desde psicólogos, sacerdotes, pastores, psiquiatras, etc   dado que también comprendería “lo espiritual”.  En ese sentido, estuve escuchando y viendo por  TV, a no pocos pronosticadores, de que habría cientos de miles de personas, que tendrían que enfrentar estos “hechos disruptivos” y “reacomodar sus estilos de vida, como así también sus condiciones de existencia social”. (Solamente diagnosticar, pero sin tratamiento ni mucho menos esperanza)

Respecto del “mundo social”, no caben dudas, que aquí también las profesiones son diversas, desde sociólogos, antropólogos, geógrafos, docentes, filósofos, escritores, periodistas, legisladores, políticos jueces, etc. y  obviamente ABOGADOS/AS

Ahora bien, cabe decir de los abogados, que durante DECADAS, han sido ninguneados, destratados, desacreditados y despreciados  por determinados medios de comunicación, las causas son conocidas, pero excedería el perímetro de este articulo escribirlas.

Si   sería importante, que la población los tengan en cuenta y a su vez,  estos profesionales también tengan en cuenta , que esta crisis constituye  “una  oportunidad histórica”, no para ser reivindicado o valorizado por los medios de comunicación, sino como portadores de conocimientos, doctrinas y leyes, para que después de la cuarentena, EL CAMINO a seguir, no sea el mismo que estuvimos transitando , ni que sea tampoco peor. 

Sino que sea un camino mejor, marcado por la movilidad social ascendente, de lo cual tanto la doctrina, las leyes, la jurisprudencia, la costumbre y sobre todo el laboratorio de la historia, brindan cientos o miles de antecedentes, como para señalizar en dicho camino,  las distintas vicisitudes a tener en cuenta. 

Los abogados/as,  (como gremio)  están ya acostumbrados, al “virus de la desacreditación y el desprestigio”  no solo de algunos medios de comunicación, sino también   de ciertos sectores de poder.

Pero he aquí, que ahora se plantea la PRESENCIA fenomenológica de un gran virus, que afecta no la salud biológica o mental, sino la salud social, entendida esta en su variante de SALUD PATRIMONIAL, (bienes y derechos, como garantía art 743 del CCC) algo que “prima facie”, tiene articulación a las incumbencias profesionales de la abogacía, dado que «por si algún ciudadano todavía no se enteró”, Argentina está ENDEUDADA ALEVOSAMENTE Y MALICIOSAMENTE, sin que tengamos todavía, un remedio estructural.

Similar situación sistémica, ocurre en todo Sudamérica y también en África y ciertos lugares de Asia.

Esa “salud patrimonial y/o de los bienes”, ya está mostrando su deterioro, dado que los mismos MEDICOS, que están atendiendo  la emergencia de la PANDEMIA, y   sus colegios profesionales, están reclamando el pago (salarios, premios, etc.) por sus servicios, al igual que el abastecimiento de “insumos para su trabajo”, contra el “enemigo invisible”.

Una SALUD de los bienes y/o patrimonial, que abarca también, el prestigio, los derechos y especialmente,  LA PAZ y SATISFACCION,  que genera, desarrollar la profesión pertinente, en condiciones laborales seguras y dignas. 

Si los médicos fueran soldados de un ejército, no se los puede mandar a combatir a una guerra, con fusiles sin municiones. La analogía es simple, contundente e inequívoca. (léase falta de respiradores, barbijos, uniformes, medicamentos, etc.)

Todo lo cual NOS TIENE QUE ENSEÑAR, que la SALUD PATRIMONIAL DE ARGENTINA, no tendría que haber sido puesta en riesgo ni mucho menos aún, en el casino de la cultura financiera (léase F.M.I.)

En cuanto a los ABOGADOS,  creer que las potenciales lluvias o tormentas de juicios y conflictos intersubjetivos,  que  “potencialmente” se avecinan, podrán ser solucionados, con los “remedios sistémicos de coyunturas”, que se vinieron aplicando hasta el momento, es un grave error. Guste o no, habrá que aplicar “remedios sistémicos estructurales” y es allí, en la APLICACIÓN DE ESOS REMEDIOS SISTEMICOS ESTRUCTURALES, donde la función abogadil, cobra máxima importancia, tal cual lo describí en una serie de capítulos de mi libro,  La Humanidad… Cooperativas de Trabajo..”, el cual puedes descargar gratuitamente desde la ventana de descarga, de este sitio web y/o para aquellos, que leen este articulo desde otras plataformas, lo pueden hacer desde  esta dirección, www.librolahumanidad.com.ar

 

Más aun, y no constituye exceso alguno, la  “salud patrimonial y/o de los bienes”, (llámese derechos salariales, o bienes registrables, etc.)   se plantea  SU SALVAGUARDA del VIRUS COLAPSO SISTEMICO, desde  el aspecto de la salud de los bienes o patrimoniales,  llamada DIGNIDAD HUMANA, la cual también es parte de la incumbencia profesional de los abogados.

Dado que la DIGNIDAD HUMANA, no puede ser tratada ni en un quirófano, ni con un respirador artificial y por si fuera poco, la SALUD de la DIGNIDAD HUMANA afectada, no es que corresponda al rango etario de los adultos mayores a 60 años o aquellos que están con enfermedades de base (diabetes, hipertensión , cardiovasculares, etc), sino que afecta muy principalmente a los niños, jóvenes y adultos jóvenes, que no podrán ni siquiera INICIAR UN CAMINO DIGNO, en la cultura del trabajo y la buena fe, dado que el VIRUS INVISIBLE, de los «casinos y burbujas financieras» y de los argumentos de la P.N.L.  afectaran gravemente no su «aparato o estructura respiratoria», sino gravemente el «poder o salud patrimonial»

Y es aquí, donde el análisis desde un enfoque abogadil, yo planteo el interrogante o sospecha, de grandes e inmensas maniobras mediáticas , quizás con intencionalidades distractivas, porque mientras tenemos puesta la atención en el posible perjuicio a los “adultos mayores”, quizás el objetivo oculto de esta Pandemia, que quizás no sea “pandemia natural”, no sean los adultos mayores, sino el grueso de la población mundial, o sea los niños, los jóvenes y adultos jóvenes, a los que se querrá hacer vivir sus existencias, desprovistos de todo tipo de “movilidad o salud social ascendente” y obligados a vegetar, con simples planes o canastas básicas alimentarias.

He allí, entonces los indicios de un gran peste, que no se avecinara, sino que ya esta presente y en pleno desarrollo.

 EL CAMINO

Sin duda que luego de finalizada la CUARENTENA, los argentinos y el mundo, podrán decir o no, que “una crisis es también una oportunidad”

imagen camino

La PANDEMIA, como «crisis», puede resultar una gran oportunidad, siempre y cuando, no sigamos creyendo o repitiendo el camino que venimos transitando.

 

En ese sentido, esta crisis mundial, quizás sirva para dividir la ruta que  veníamos transitando en dos.

a) La opción del camino de la movilidad social (salud en derechos y bienes) descendente, por el cual YA VENIAMOS  transitando, desde HACE DECADAS EN ARGENTINA. Y especialmente desde la dictadura militar.

b) La opción del camino de la movilidad social (salud en derechos y bienes ) ascendente, el cual tanto argentina como Sudamérica, deberían recobrar en función de las riquezas naturales y recursos humanos que posee.

 

EN ESE CAMINO, de recuperar la OPCION B, están  escritas estas paginas y todos los materiales, que desde el “laboratorio jurídico y social”, como abogado y escritor voy generando. 

No lo hago solo, dado que me inspiran,  cientos de millones de “pacientes-clientes”, no solo en Argentina, sino también en Sudamérica, África y Asia he incluso en la capital del desastre o sea EEUU,  los cuales tienen “millones de vulnerables sistémicos” , como así también, la superpoblada China o India, entre otros.

Desde estas páginas, y “parafraseando”   a modo de “remedios o vacunas”  cabe indicar una serie de sitios web, donde se generan esos CAMINOS para recuperar y potenciar la movilidad social ascendente (salud en derechos y bienes), ellos son:

  1. Incopar………………………………www.incopar.argen.com.ar
  2. Fap……………………………………www.fap.argen.com.ar
  3. Oficios coop……………………….www.oficioscoop.com.ar
  4. Ctpu…………………………………..www.ctpu.com.ar

 

El virus que  ya nos estaba atacando y que ahora se VIRALIZA y se manifiesta con mayor intensidad se llamó y se llama RECESION e INFLACION,  que afectara principalmente a todo Latinoamérica y el Caribe, junto con grandes regiones de África y Asia,  por lo tanto urge que desde estos campos de estudio e investigación (abogadiles y sociales)  se formulen “las vacunas o remedios pertinentes”.

En la medida de mis posibilidades, o sea  desde esta “pluma y palabra”, y desde el “laboratorio jurídico-social”   aporto y difundo estos  4 caminos principales, en mi carácter de ciudadano.

Entiendo que  el mejor camino  a intentar en el futuro, ya no será USAR BARBIJOS, sino ser un CIUDADANO CONSCIENTE y PARTICIPATIVO, dado que ellos constituyen el mejor de los barbijos o  tapa boca, contra la hipocresía sistémica y sus minorías parasitarias, que han contaminado al planeta con la ideología del “superconsumismo” y la banalidad estupidizante .

La raza humana, sin distinciones de colores o etnias, merece un futuro  mejor.