JUNIO 2° QUINCENA  trabajos-del-futuro

Opción y Cultura Cooperativa versus Política de la Hipocresía (II)

JUNIO 2016  primera quincena

Titulo: OPCIÓN y CULTURA COOPERATIVA versus POLÍTICA de la HIPOCRESÍA (I)

Categorías: Suceso + Derecho + Ciencia Política + Economía política + Historia + Sociología

 

 ”La Paz y el Bienestar sean con ustedes queridos lectores y lectoras, con sus familias y vuestra comunidad. Si así no es, entonces solo cabe la lucha y el trabajo, para lograr esos objetivos. Ello es así, dado que constituye un deber moral, cívico, material y espiritual” (N.C.Y.)

 

Al  final de la parte I, ( en la quincena anterior) realizaba dos preguntas, que entiendo sirven para el debate constructivo. Entendiendo “debate constructivo”, a aquel, de cuyo intercambio de opiniones, surgen ideas y potenciales acciones para dar determinados saltos cualitativos, porque si se trata de debates, donde se hacen exhibicionismo personales, cabe decir que no se llega a ningún lado. Los debates sin aportes, y al efecto de este análisis, solo equivalen a los árboles ornamentales, en cambio el debate donde se realizan aportes y se generan nuevas acciones, equivalen a los árboles frutales.

Veamos entonces las dos preguntas:

La primera era:

   ¿Que errores se cometieron para que el cooperativismo no pudiera avanzar mucho más de lo que se hizo, siendo la opción sistémica principal de carácter alternativo?.

La segunda era:

¿Qué diferencia había y hay todavía entre las palabras CONSERVAR y PROFUNDIZAR?

 

¿Cuáles fueron los errores?

N°1 . Analicemos, la primera pregunta, o sea la que articula a los errores, la cual obviamente tiene varias respuestas, y no es mi intención analizarlas aquí, ello es así  porque cada tiempo y espacio tiene sus respuestas. Además no he sido ni funcionario, ni empleado, ni participe en ningún momento de actividad  de tipo remunerada, por el anterior gobierno, ni siquiera escribo para algún periódico o medio de comunicación, si escribo, en la pasión, en el arte, en la Ciencia y la FE.

 Esto debe quedar muy en claro, porque aquí escribe la idea fundamentada, no el capricho de las vanidosas oligarquías putrefactas,  en el lago de las vanidades. Aquí escribe la pluma, tratando de señalar o indicar, caminos de glorias y trascendencia, caminos de patria, caminos de destino y grandeza intergeneracional, no pretendo indicar a mis lectores, caminos sinuosos que conduzcan a ciénagas o pantanos de olvido y degradaciones sistémicas.

Si   escribo sobre “errores”,  de la anterior dirigencia, lo hago desde “mi mundo de la intelectualidad”,  allí en el “campo quántico de las ideas”, haciendo vibrar mis humildes palabras y arrojando tintas sobre letras,  como sangre en batallas y enarbolando las banderas del cooperativismo, conforme la visión sistémica, que difundo, que NO ES LA TRADICIONAL, pero tampoco deja de serlo.

 Existe gente, que piensa que todas las cooperativas del país, fueron subsidiadas y que se malverso el capital, que ellas utilizaron, debo aclarar al ser yo un militante de una esperanza, dirigente, profesional y escritor de temas cooperativos, que la cooperativa que yo integro no recibió ni un solo centavo, de ningún gobierno ya sea municipal, provincial o nacional. Lo hicimos todo “a pulmón”

 Eso no significa que no hayan existido dirigentes y personas, que si hayan recibido mucho dinero y que hayan hecho un gran negocio de esta situación, también es cierto que hubo también  Sociedades Anónimas y otras empresas de capital, que también recibieron mucho dinero del Estado, que realmente tendría que haber sido canalizado por vías que corresponden a la economía social y/o nacional legitima.

En este mes de Junio del año 2016, estamos asistiendo a través de los medios de comunicación, a escalofriantes y patéticos show  de derroche y corrupción, donde TONELADAS DE PAGINAS SE HAN ESCRITO, donde inaguantables horas y tiempos se han dedicado,  donde “el sistema” al mejor estilo maquiavélico, trata de “aplastar” a “su actual oposición”, endilgándole conductas y actitudes, que siempre fueron a su vez,  su “conducta laboral”, en el ámbito de la obra pública. Es decir la tradicional “Patria contratista”.

 

Todo lo que esta “mostrándose ahora”, muestra no solo al gobierno anterior, sino TAMBIEN AL PRESENTE.

Pero en fin, no es mi interés, estar analizando errores que cometió un gobierno que hoy no está vigente, los errores que pudo haber tenido, hay que capitalizarlos, para que las nuevas generaciones que siempre miran hacia adelante, no vuelvan a determinados círculos viciosos, y se puedan transformar las fuerzas de la creatividad, en esperanza y desarrollo, algo que no está haciendo este gobierno, que lo único que hasta el momento está poniendo es  el acento en criticar, criticar y criticar hacia atrás, para justificar un presente injustificable.

Aun haciendo un balance “social”, sobre el tema cooperativo,  de lo único que valdría el mismo es para tratar de no volver a cometer los mismos errores, algo difícil, porque el actual gobierno tiene una ideología absolutamente contraria a lo que significa la inclusión y el desarrollo no solo de la sociedad en general (ellos asumen la teoría del derrame – ver lo que escribí al respecto) sino  del cooperativismo en especial, obviamente que como decimos los abogados, lo escribo a título de “presunción”.

 En este caso de “presunción ideológica”, quizás algún día el actual gobierno “se vea sumamente apremiado, por la realidad social” y no le quedara otra opción que recurrir al cooperativismo de mediana o gran escala para “cerrar las cuentas”, tanto de los números de la economía, como de los números sociales.

No olvidemos que en “el ambiente de los grandes empresarios seudocapitalistas y seudofinancieros”,  los grandes traidores y las grandes trampas abundan.

En ese sentido, nuestro actual presidente, (Ing Mauricio Macri)  si cree que con su “simple liderazgo”, o con “sus primarias consignas”,  o con el respaldo de “inversores extranjeros”,  podrá llevar a buen puerto al “barco Argentino”, considero que se equivoca. 

Los grandes cambios, se hacen cuando funciona la “aleación”  PUEBLO y DIRIGENTES, es así de sencillo. Ahora bien,   nunca funciona o se materializara esa “aleación”, cuando van por vías separadas.

Con respecto a la anterior gestión, si cabe mencionar, (insisto)  que todas las acciones y subsidios entregados por el tema cooperativo, no necesariamente a llegado  a manos cooperativistas y probablemente hubo fondos que se canalizaron o  distribuyeron entre grupos de amigos o para edificar “militancias rentadas”, si todo hubiera ido a  edificar cimientos cooperativos o de profundización del  “modelo nacional y popular”, no se hubieran perdido las elecciones.

 Hacer una cooperativa, no es juntar gente, obtener la matricula y recibir un subsidio.

Peor aún, la mayoría de las cooperativas que así se hicieron, o al menos con esa mentalidad, nunca recibieron capacitación a pesar de la resolución que Néstor Kirchner impulso, me refiero a la resolución 2037 del INAES. Pero en fin, (cabe insistir de nuevo) hay que seguir adelante y la respuesta creo que esta en el párrafo que sigue.

Conservación o profundización.

N°2.   La segunda pregunta, es  ¿CONSERVACIÓN o PROFUNDIZACIÓN ?    sobre este tema, es lo que más me interesa escribir, pero lo iré haciendo a lo largo de distintas quincenas, por ahora deseo resaltar, que la mayor parte de la dirigencia del gobierno   anterior, en sus expresiones discursivas hablaban a la gente de “CONSERVAR las conquistas logradas”,  lo cual está muy bien, porque es una apreciación de aspecto lógico.

 Sin embargo la ex presidenta  hablo muchas veces de PROFUNDIZAR el modelo y la mayor parte de todos sus seguidores, no le dieron importancia a eso de “Profundizar”, obviamente que estas expresiones comprendían también PROFUNDIZAR EL COOPERATIVISMO, especialmente el cooperativismo de trabajo para controlar mercado interno y territorios. No ha sido poca, la acción política del anterior gobierno para desarrollar el cooperativismo, a mi criterio ha sido la mejor parte del gobierno anterior y solo un necio podría negarlo, si estuvo bien o mal instrumentado o gestionado, es otro tema, sin duda alguna que es otro tema.

¿Por qué no se profundizo?, muy sencilla la respuesta;

No se profundizo porque la mayoría de la dirigencia política, sindical, empresarial e incluso de ciertos sectores cooperativos, están tan acostumbrados a vivir del salario o sueldo que brinda el sistema, a  LA CULTURA DE LA HIPOCRESIA SISTEMICA, están tan acostumbrados a repetir frases huecas o consignas sin sentido o sin respaldo argumental, que obviamente lo único que hacían era discutir sobre la manera de CONSERVAR  LO QUE SE HABIA ADQUIRIDO, cuando tendrían que haber estado debatiendo, analizando y promocionando  LA PROFUNDIZACION de determinadas cuestiones.

Recuerdo a un antiguo profesor universitario, de mis tiempos juveniles, cuando nos decía  “no hay que dormirse en los laureles”, yo diría que más que “dormirse en los laureles”, se han dormido en cargos y honores, retribuidos con salarios de silencio y complicidad sistémica.

 Muchos dirigentes, del “querido campo popular”,  gozaban con lujuria de los “sillones y comodidades de ciertos cargos”,  mientras que delante de sus narices, desfilaban las necesidades y aspiraciones insatisfechas de las nuevas generaciones.

 La llamada envidia “del tener”  ,  desplegaba sin duda su escenario y show  ante el espectáculo y desfile de “los que no tenían”, más que simples y precarios salarios, EN FORMATOS DE SUBSIDIOS o CONVENIOS,  orquestados desde la misma institucionalidad, para evadir cuestiones legales, de larga trayectoria y lucha. 

Sin duda que el Estado, en lugar de ser herramienta de transformación , cambio y profundización, se  había convertido, en lugar de conservación o museo de baratijas de  “simples ocupa-cargos”, para el deleite narcisista de los que no pueden más que llegar a  ser sombras, jamás luces  que iluminen  el camino de las nuevas generaciones. Si allí, en las épocas de inflexiones o cambios.

En fin, cabe ir finalizando y decir que mis herramientas de trabajo, son humildes,  pero también tienen su masa crítica la cual no es menor,  yo solo dispongo de la “pluma y la palabra” y de algunos compañeros, que están vivos en los estantes de mi biblioteca y  que van conmigo en las rutas de las soledades intelectuales, en las que andamos ciertos abogados-escritores.  En mi caso, no solo me acompañan la “bibliografía consultada”, sino también   el “olivo y el laurel” y un símbolo de “balanza y espada”, que hace a mi incumbencia intelectual, no obstante desde estas páginas asumí un compromiso con mi pueblo, con mi destino, con mi trascendencia, aquí no existe la paga, aquí no existe el salario, ni la obra social, ni las vacaciones de tanto hundir letras en teclados, aquí existen los intangibles, las combinatorias de formulas de altas esferas del pensar.

 Cierta militancia, del llamado “campo popular”, con la cual a veces  dialogo sobre futuros probabilísticos,  me han preguntado ¿ Pero Norberto, que había que profundizar?.

 Yo me pregunto acaso hacía falta que un presidente o presidenta  como fueron Néstor o Cristina, tengan  que estar  indicando detalladamente los aspectos a profundizar.

 Todos sabían que un revés electoral, podía hacer caer conquistas logradas, todos sabían de la precariedad de “la beneficencia estatal”.

 Debatir para generar “frutos” es decir “ideas”, debió ser lo primero. No se debatió, y cuando se lo hizo se prestó más atención al formato televisivo y periodístico, que al sano choque o fricción de doctrinas, que es lo que corresponde.

Sin duda, que en todo cambio o revolución o profundización o como se lo prefiera denominar, LA IDEA o FORMULA o RECETA   es lo primero. 

La adhesión y el compromiso es lo segundo y la militancia es tercera. 

Peronistas, Radicales, Socialistas, Progresistas y otros, hablaban de “militancia”, por la “militancia misma”, como si esta fuera  carnet de identidad, de esperanza alguna.  Debería estar prohibido en Argentina,  que se hable  de militancia si no se tienen  ideas o compromisos  hecha doctrina, planificación y esperanza.

Debería también  existir pena de muerte en Argentina, para aquellos, “defraudadores”, que llegados a la cima del poder político, porque inocentes y esperanzados ciudadanos, ha puesto el sagrado voto electoral, con todo lo que ello significa, en términos de ciudadanía e institucional y fundamentalmente en lo que es la FE PUBLICA.

Creer que la “ciudadanía” ha discernido políticas de estado, plataformas electorales, antecedentes políticos de los ciudadanos y otros requisitos “sine qua nom” para elegir a quienes van a ocupar la función pública, es ser “ingenuo” o “ignorante”, pero también es “ingenuo o ignorante”, el funcionario, que considere que con el solo acto de “haber elegido”, el ciudadano queda “comprometido” a apoyar o defender “su gestión de gobierno”. He allí entonces, el gran dilema, que nos plantea “la dinámica del protagonismo social” o relación entre “gobernantes y gobernados”.

 Cuando algunos funcionarios defraudan, no están defraudando una “promesa electoral”, sino la “esperanza de vida de generaciones”, en articulación a la “función pública”.

 

PARALELISMO DE FE PÚBLICA y  FE RELIGIOSA

 Tanto la  FE PUBLICA, como la  FE RELIGIOSA, son paralelas en el mundo de las convicciones e incluso se cruzan muchas veces.

 Una hace a la vida mundanal, la otra a los mundos existentes, luego de la frontera de la hermana muerte, traspasada esta frontera el humano, no tiene derecho a réplica, no tiene reversibilidad sistémica, salvo la reencarnación, considerado dentro del “sistémico filosófico”.

Pero en el mundo de  la FE PUBLICA, si hay reversibilidad, y para ello e insisto, hacen falta IDEAS,  ADHESION y MILITANCIA.

Las “transgresiones” a la FE RELIGIOSA, se castiga con el infierno, las “transgresiones” a las “promesas realizadas”, también se castigan en la “vida mundanal”, y con débitos  agravados, en las otras fronteras, si el “infractor o hipócrita” es creyente.

La generación de ideas, adhesiones y militancias varias, hace a la buena fe, de los pueblos y de los deseos, cada uno aporta lo que puede y lo que sabe. Lo importante es hacerlo desde “la buena intencionalidad” y no desde la hipocresía o simulación.

Las que yo “oferto” tanto en mi libro, como en estas quincenas, las realizo en forma de aportes y críticas constructivas, ante el escenario de la guerra internacional, la hipocresía, la cultura del envase sin sentido.

Vivimos decía el escritor  Galeano, la “cultura del envase”, yo considero   que es de perversos o ignorantes, querer envasar  algunas cuestiones como el pensamiento, la creatividad, el amanecer o incluso los ciclos vitales, los vientos, el océano o incluso los desiertos,  ellos existen en plenitud de soberanía. De igual manera, “no se puede envasar” , en una cultura de las formas y de la insatisfacción  a la humanidad, esta buscara siempre (así esta en sus genes), la evolución y satisfacción, lo que sí se puede hacer (lo cual no es envasar) es poner pisos (índice 53NABS) y techos (índice 4G)

En fin, hay muchos dirigentes jóvenes, que no han vivido ciertas épocas, yo no acostumbro a responder esas preguntas, de la “cultura de las formas”,  porque todas mis respuestas ya están escritas en el libro, que este sitio web promociona, pero valga entonces decir  y no a la ex presidenta,  o algunos honorables militantes que han puesto todo de si mismo, para poder EMPODERAR  LOS DERECHOS CIUDADANOS, sino a todos los dirigentes que “se durmieron en los laureles” o “en el sillón del cargo”, que había que profundizar no solo las 3 banderas que escribí al principio y que también alcanzan a todos los cooperativistas de cualquier formato cooperativo, sino todas las banderas que alcanzan al campo popular.

1) Había que haber PROFUNDIZADO a través del cooperativismo la  JUSTICIA SOCIAL   

2) Había que haber PROFUNDIZADO a través del cooperativismo la INDEPENDENCIA ECONOMICA

3) Había que haber PROFUNDIZADO a través del cooperativismo la SOBERANIA POLITICA , con control de mercado y territorio.

4) Había que haber PROFUNDIZADO a través del cooperativismo los siete principios y valores que el encarna, para lograr control de mercado y territorios, del punto anterior,  en lugar de sentar a esperar las dadivas de algún funcionario, para el otorgamiento de convenios de obras  públicas. Tendría que hacerse una ley en Argentina, que todo lo que sea OBRA PUBLICA, deba ser  LICITADA y EJECUTADA, por cooperativas medianas y grandes, y no por empresas “unipersonales” o “off shore” y más aun, ante la evidencia del entramado de negociados y polémicas que despiertan tanto “parientes del actual presidente con ex secretarios de la anterior gestión”.

 No es difícil, hacer unas 300/400 empresas cooperativas constructoras de “escala”. Sin la menor de las dudas, que no es difícil. Y es la única manera de garantizar transparencia y que los SAGRADOS FONDOS PUBLICOS, cumplan el destino, que el poder político ha previsto. Dejo escrita y/o plantada esta bandera, para los años venideros, que es la siguiente;

 UNA LEY  donde toda la obra pública nacional, provincial y municipal a lo largo y ancho de nuestro territorio, sea ejecutada por empresas cooperativas, integradas “prima facie”,  UNICAMENTE POR CIUDADANOS ARGENTINOS. Allí si se terminaran todo tipo de “empresas of shore” o el nombre que se les quiera asignar.

 Lo mismo cabe, para todo lo que sea la INDUSTRIA DEL SOFTWARE,  lo mismo para todo lo que sea  SEMILLAS de nuestra actividad agropecuaria y  MEDICINA (fármacos) y rubros similares. Luchar por estas banderas, a través de las ideas cooperativas, es la simple sugerencia, que hace esta pluma y palabra.

5) Había que haber PROFUNDIZADO  los principios de libertad, igualdad y fraternidad, pero no como lo conciben los liberales burgueses, es decir esa concepción que solo tiene en cuenta a la democracia de los monopolios y oligopolios, cuyas banderas son “el falso éxito y eficacia”, la “falsa teoría del derrame” y obviamente la oculta y muy disimulada “formula neofeudal del 20/80-80/20”, sino en el sentido de PLANIFICAR, una economía social, atendiendo a los sectores humildes y populares, pero no una economía social de la subsistencia y de la caridad cristiana, sino del empoderamiento de las herramientas empresariales,  en manos populares.

6) Había que haber PROFUNDIZADO  a través del cooperativismo militante, LA INDUSTRIALIZACIÓN DE LA RURALIDAD, algo que la ex presidenta propuso en reiteradas veces, e incluso haber promocionado LA COLONIZACIÓN AGRARIA, no hacía falta “sacar una nueva ley” o resucitar al C.A.N. (Consejo Agrario Nacional)

Si el actual Presidente Macri, en tan solo unos pocos meses y con decenas de DNU, tumbo una ley de medios que llevo años consolidar, ¿Por qué entonces tendrán que tener paciencia los sectores populares y seguir  metodologías de procesos degradantes que llevan años de vida política?

7) Había que haber PROFUNDIZADO, las redes de cooperativas PYMES,  y las cooperativas de trabajo de MEDIANO y GRAN TAMAÑO, no las cooperativas de trabajo pequeñas para pobres e indigentes, algo para lo cual se proclamo en reiteradas oportunidades, deseos y consignas, pero se puso en funciones a personas, que poco o nada conocían del tema. Resultando por ende, ser clientes del acomodado sillón, antes que protagonistas  allí en las calles o escenarios sociales, de la sagrada militancia por compromisos e ideas, que trascienden tiempos y espacios de generaciones.

8) Había que haber PROFUNDIZADO, la inauguración de pueblos y miniciudades cooperativas, estimulando el EXODO URBANO, hacia una ruralidad, que aun hoy en día, nos espera con los brazos abierto.

9) En fin, en definitiva HABIA QUE HABER PROFUNDIZADO, y no tanto estar “Conservando”, los salarios sistémicos, que por naturaleza conceptual son degradantes cuando el 100% de nuestra población no tiene SATISFECHAS las necesidades y aspiraciones básicas, que indican el “índice 53 NABS”

 

Ahora bien, en estos actuales escenarios, que resurgen y/o continúan a partir del 2016,   de estanflación, de hipocresía sistémica agravada y profundizada, de indiferencia a granel, de pérdida de oportunidades, etc,  solo cabe citar la siguiente frase, que ha tocado parte de mis íntimas fibras revolucionarias y ansias de genuino cambio,  y que dicho sea de paso, las sugirió, la ex presidenta, porque muy bien intuía, el revanchismo que se aproximaba,  a lo cual el Papa Francisco  (según sus allegados) con su “idioma gestual” y verbal, indico que le hacía acordar a los años cincuenta.  Señalo en su último discurso, la ex presidenta,  que ante determinados escenarios,

“…Que cada uno tome sus banderas…”

Me pregunto, ante el actual escenario.   ¿Cuál es la tuya lector/a?.

 

 Si no tienes ninguna, te invito a repasar la lectura de los nueve puntos anteriores o  ilustrarte en el libro que escribí, o en las distintas ventanas de este sitio web, cuales son las opciones ante la presencia de escenarios sociales, degradantes o de alta incertidumbre laboral, o movilidad social descendente.

Si el contenido de este escrito, te parece interesante, entonces divúlgalo o considera este sitio web  como uno de tus sitios favoritos. Toda crítica, duda, observación, pregunta o comentario, será bienvenido, puedes remitirlo en nuestro contacto, con el nombre de COMENTARIO A LA NOTA de la quincena.

(Escrito en Santa fe – República Argentina.- JUNIO 2016 – Carlos Iusef Ali ).