Orden Mundial-ONU

ORDEN MUNDIAL – ONU
(autor: Dr. Norberto Carlos Yosef)

 

A nivel planetario, existe un gran porcentaje de dirigentes políticos, sociales, empresariales, sindicales e incluso hasta deportivos, que abordan la temática conocida como el “Nuevo Orden Mundial”.
Temática, que dicho sea de paso, es algo compleja, pero cuyo estudio resulta muy interesante y apasionado. No es menor, la tematica. Se trata de generar aportes hacia una humanidad más desarrollada, en paz, crecimiento y en armonía. Ese ha sido uno de los objetivos que he perseguido al escribir el libro que aquí promocionamos, no se trata tan solo de un libro de doctrina cooperativa, sino de realizar aportes inéditos, hacia el mejoramiento de los modos de producción y consumo, dado que a partir de generar esos mejoramientos seguramente el mundo estará en otra situación.
Debates.

Cada vez, que surge algún debate, sobre esta cuestión del Nuevo Orden Mundial , a los segundos de comenzar se disparan argumentos en varias direcciones, y algunas de ellas bastantes contradictorias e incluso irracionales.
Por un lado, quienes señalan que las “grandes elites”, dominan el mundo y que poco o nada se puede hacer al respeto. Otros plantean que los grandes capitales usureros de nivel internacional, ya tienen todo diagramado con varios años de antelación y que librarse de ello, escapa a las posibilidades de un partido político e incluso de un gobierno. En el otro extremo, estan los que niegan la existencia de grupos de poder o presión y considera que todos esos debates están en la imaginería de los seguidores de las doctrinas conspirativas, seguidores que generalmente son desacreditados u objetos de burla.
Cabe entonces señalar en primer lugar, que “las conspiraciones existieron, existen y existirán” cualquier estudiante universitario de la materia HISTORIA, podría estar hablando horas sobre el tema de las conspiraciones y el inventario de dicha tematica, podría llevar varios días.

Considero que el Nuevo Orden Mundial, NO EXISTE, ni la ONU, refleja al mismo.
Lo que existe, a mi entender, es una permanente dinámica, en donde los pueblos van tratando de construir progreso, bienestar o desarrollo, para el presente y la posteridad. En el libro he escrito sobre el gran papel que podría representar la ONU, en ese sentido.
Los ODM (objetivos del milenio) establecidos por la ONU, los he analizado y coincido con toda una serie de autores, en el sentido de que si no se resuelven el problema N°1, que es la pobreza y la autosustentabilidad, el resto de los objetivos no se podrá resolver.

Ese objetivo N°1, no se puede resolver con subsidios, o ayudas similares, la única forma de resolveros es generar cambioes en los modos o sistemas de producción, que sean a su vez, la garantía y razón de ser de las distintas bases monetarias y de las reservas que los estados deben poseer.
Construir el Nuevo Orden Mundial, desde las bases.

En pocas palabras, considero, que el “famoso” Nuevo Orden Mundial, tal como lo presentan algunos partidarios de las “teorías conspirativas”, no existe.
Por otra parte, considero que si existen las conspiraciones y estas son de muy vieja data. Por lo tanto la consigna o idea que presento, es que sean LOS PUEBLOS, los que construyan ese NUEVO ORDEN MUNDIAL.
Mas aun, considero que asi como se toman consignas basadas, en los Derechos Humanos, la Distribución de Riquezas, el Trabajo Decente y otras, la consigna de CONSTRUYAMOS EL NUEVO ORDEN MUNDIAL, debería ser una consigna que guie y motive a los distintos sectores populares de las distintas naciones o estados.

 

Principales Ejes del “Nuevo Orden Mundial”

Desde mi enfoque,  ese Nuevo Orden Internacional y conforme lo desarrollo a través de todo el libro, tendrá que tener principalmente dos ( 2) ejes “macrosistemicos”, que graviten sobre el resto de las estructuras.
a) El cooperativismo de producción o trabajo. El mismo, tendrá que tener un rol principal, y donde los monopolios, oligopolios y otros formatos, negativos para el desarrollo de la humanidad en su conjunto, guste o no,  tendran  que ser neutralizados o extinguidos. Dado que el “capitalismo” ( a nivel macro) tal cual se enseña en los manuales de estudios o en las universidades, lisa y llanamente no existió, no existe ni existirá. Y a su vez, su “supuesta antitesis”, o sea el “socialismo”, no puede ni podra existir, en paises con Estados que estan endeudados, no en forma coyuntural, sino estructural y por tiempos que se calculan en décadas o centurias.

b) El éxodo urbano hacia la ruralidad. Dicho de otra manera, la urgente construcción de miles de nuevas miniciudades o pueblos cooperativos, que tengan autosustentabilidad, tal cual se explica en el capitulo N°23 del libro, con alguna potencial combinatoria de esquemas, pero que garantice de alguna manera la viabilidad y autosustentabilidad del mismo, ello permitira un equilibrio entre lo urbano y lo rural, lo cual a su vez permitira un mejor desarrollo, logrando incluso “frenar en forma eficaz”, el fenomeno denominado “explosión demografica”.