Setiembre 2010 – 1° Objetivos minimos y Maximos de un ser humano

OBJETIVOS MINIMOS Y MAXIMOS DE UN SER HUMANO

La Paz y el Bienestar sean con ustedes queridos lectores y lectoras, con sus familias y vuestra comunidad. Si así no es, entonces solo cabe la lucha y el trabajo, para lograr esos objetivos. Ello es así, dado que constituye un deber moral, cívico y espiritual. (N.C.Y.)

En las reflexiones sobres “Ciclo Vital”, “vida y muerte en la sociedad”, señale que conforme a una serie de estadísticas, que se señalan a lo largo del libro, en las próximas décadas, en nuestro planeta, mas de (4.000.000.000) más de cuatro mil millones de personas morirán, sin haber satisfecho adecuada y mínimamente una digna existencia.

Es obvio, que todo ser humano, se plantea distintos parámetros, en cuanto hace a la “forma y calidad” de vida, también es cierto que cualquier ser humano en el planeta, es similar a cualquier otro en cualquier otro lugar, en función de determinadas necesidades. Así tenemos que un habitante de china y un habitante de África, mas uno de Sudamérica y otro que viva en pleno corazón de Nueva York, tendrán iguales necesidades respecto a lo que es “comer e incluso hacer sus necesidades de higiene corporal”, es decir que estas situaciones son objetivas, medibles y cuantificables. De esa situación, ninguna persona sana, puede dudar, salvo que demuestre que existen chinos o africanos, que no necesitan comer para vivir y desarrollarse.

En mi libro, en el capitulo N°8, escribo sobre las necesidades y las aspiraciones del ser humano, en el planeta tierra. Las necesidades y aspiraciones que describo, son tomadas desde un punto de vista objetivo. Es decir, desde un punto de vista, que nadie puede negar, salvo que “su negación” obedezca a oscuros y malignos intereses, que pretendan “vivir del sufrimiento ajeno”

Más aun, en el libro también desarrollo, de un modo inédito “dos índices”. Uno al que llamo “índice 53N.A.B.S. o índice Ali” y el otro al que llamo “índice 4 G”

El índice 53 NABS, es el índice mínimo, toda persona o ser humano en el planeta tierra, que se encuentre “por debajo de ese índice, se lo debería llamar “persona desamparada”. Este índice, no implica la idea de pobreza extrema o miseria o exclusión, sino que implica una “falta de seguridad y escasas posibilidades de desarrollo” para la persona que se encuentre por debajo de ese índice. Salvo claro está, las excepciones que siempre existen.

El índice 53 N.A.B.S. significa lo siguiente: En primer lugar 5 necesidades, en segundo lugar 3 aspiraciones. La sigla N.A.B.S., tiene como significado “Necesidades y Aspiraciones, Básicas Satisfechas”.

Todo ser humano en el planeta, debe luchar sin descanso, tanto en forma individual como en grupo, para que ese índice se puede materializar lo antes posible. Las Naciones Unidas, han desarrollado y planteado, los Ocho objetivos del Milenio, para el año 2015. Considero, que esos objetivos de la ONU, no podrán cumplirse, dado que faltan escasos cinco años y las políticas neoliberales, las del neo feudalismo usurero internacional, acompañadas de la “fotocopiadora imperial, del papel moneda”, hacen que los caminos hacia los objetivos del año 2015, se encuentren muy obstaculizados, por los pantanos del parasitismo y de la ignorancia transmutada en soberbia institucional, cuando no de jerarquías exhibicionistas bancarias, que carecen de nobleza, para alentar las dignidades y esperanzas de los pueblos.

Te preguntaras querido lector o lectora, ¿Cuáles son esas cinco necesidades y cuáles son esas tres aspiraciones, que ningún ser humano en el mundo puede objetar o considerar inadecuadas, conforme los criterios que expongo?. Las respuestas en forma detallada, están en mi libro en el capitulo ocho, pero cabe anticiparte, que ellas son:

Las cinco necesidades:

      • Necesidad ciclo vital (pirámides de población)
      • Necesidad trabajo
      • Necesidad vivienda
      • Necesidad educación
      • Necesidad Salud

Una vez, satisfechas las cinco necesidades,

las Tres aspiraciones son:

  • Aspiraciones económicas
  • Aspiraciones sociales
  • Aspiraciones culturales.

Ahora bien, ¿Que sucede con el ciclo vital?, ¿Cómo debe ser el trabajo y que frutos debe producir?, ¿Cómo debe ser la vivienda de un ser humano?, ¿Como debe abarcarse el tema de la salud?, ¿Hasta dónde llegan, o deberían llegar las aspiraciones económicas?, ¿Hasta donde deberían llegar las aspiraciones sociales y culturales?, esos son análisis P.P.F. (pasado, presente, futuro), con mucho mayores detalles y fundamentos, que realizo a través de todo el capitulo N°8 y otros, de mi libro, (el cual te invito a leer).

Ahora quizás te pregunte, que significa el “índice 4 G”, el cual desarrolle en el libro. Debo señalarte, que el “índice 4G “, significa 4 Generación.

Es decir, que cualquier persona, que desee acumular riquezas materiales, para sí mismo, que vayan más allá de satisfacer el índice mínimo (53 NABS) para sus hijos, nietos, bisnietos y tataranietos, es lisa y llanamente una persona enferma o desequilibrada, dado que estaría tratando de sobrepasar el “índice 4G”.

El índice 4G, es un índice máximo para cualquier ser humano del planeta. Mucho más si esa persona, en el afán de la acumulación y lujuria, obtiene dinero o riquezas de los fondos públicos, es decir de lo que corresponde, a las sagradas riquezas o ganancias de los pueblos. Que en Argentina, hubo funcionarios públicos, que habrían sobrepasado ese índice en exceso, vía corrupción, no sería ninguna novedad. Lamentablemente son seres estúpidos y vánales, que no entienden la función del ser humano, en el planeta tierra y muchos menos la entienden con respeto a la Mística y Dignidad, que es cumplir una función articulada a su propio pueblo. Es de allí, que cabe calificar a cualquier persona del planeta que sobrepase sin justificación alguna ese índice 4G de acumulación de riquezas, como personas enfermas, simples y mediocres extraviados, para los cuales, considero necesario materializar una idea que expuse en el libro, a la que llamo, “los hospitales sociales”. La descripción o elaboración del índice 4G”, se plantea incluso como contradictoria e inexistente, o sin razón alguna, para el caso de que todas las personas de un determinado país, estén “por arriba”, del índice 53NABS y aunque mas no sea, levemente “por arriba”.

Esa contradicción surge, a partir del hecho, de que si en una SOCIEDAD SANA, todos pueden cumplir con el “índice mínimo”, al que llamo “índice 53NABS”, entonces por “contradicción esencial y limitación natural conceptual” el índice 4G, no tiene sentido de acumulación, ni siquiera seria valida, su visualización. Si yo lo visualizo, lo expongo y analizo, es para hacer entrar en razones a muchos de los enfermos mentales, que deberían ser enviados a ese “hospital social”, a efectos de que puedan entender, no solo de “crematística”, sino también el de función social y amor al prójimo.

En ese escenario, de una SOCIEDAD SANA, el índice 53NABS, funcionaria como un estabilizador social automático. Ello es así, dado que marcaría el piso mínimo, y también una leve geografía de máximos y mínimos dentro de la franja de las aspiraciones, pero nunca llegaría a realizarse o proyectarse, más allá de la primer generación, es decir que no tendría sentido la acumulación, para la cuarta generación (tataranietos)

Es obvio, que dentro de estos esquemas o índices (53NABS o 4G) la revalorización del espacio público, las escuelas públicas, la salud pública, las universidades públicas, etc. cobran un significado muy especial. Ello es así, porque la mayor fortuna de los ricos y acaudalados, considerados como individuos, jamás podrá superar la fortuna de un pueblo, y las obras que este realiza a través de sus representantes (la dirigencia política, cuando es sana y honesta).

Todos los símbolos del status, confort y vanagloria de muchos ricos, caen hechos mil pedazos, ante un hermoso parque, con inmensos jardines y juegos públicos, hechos por la dirigencia política, para el disfrute de todo el pueblo.

De todas maneras, el “modelo de vivienda”, que diseño en mi libro, lejos esta de ser la “vivienda de los vasallos feudales” o la “vivienda dormitorio, de la explotación seudo capitalista”, y mucho menos aun, las “cárceles dormitorios” de los grandes edificios modernos, que están muy lejos de ser los “falansterios” imaginados por “fourier”.

El actual sistema socioeconómico, impregnado de neo feudalismo usurero internacional, a partir de la “fotocopiadora imperial de papel moneda”, (emisión monetaria espúrea a partir de los fondos especiales) está muy lejos de preocuparse por el bienestar y el desarrollo de los pueblos, para ellos puede morirse de pobreza y hambre el 80% de la raza humana, y no les va a importar absolutamente nada.

Como se les puede llamar a semejantes seres humanos, ¿estúpidos?, ¿ ignorantes?. Acaso no se dan cuenta, que el planeta tierra, bien administrado, tiene capacidad de triplicar no solamente la actual población, sino también los beneficios de la ciencia y el desarrollo, avance en espiral y ascenso, de los cuales ellos mismos también se verían beneficiados.

¿Porque son estúpidos e ignorantes?, ¿Debería ser una pregunta o una afirmación? .En función de lo que escribo en mi libro, tendría que ser una afirmación, ello es así, por la sencilla razón de que no se dan cuenta, de las grandezas y maravillas que encierra este planeta y los testimonios arqueológicos, que a pesar de servir de referencia inequívoca, no son ni siquiera estudiados o interpretados, conforme el adelanto científico ya conseguido.

Considero que no es necesario, plantear la “lucha de clases”, ello es así, porque al plantear “la lucha por el cooperativismo de trabajo”, las clases desaparecen en forma automática.

En todo caso, el cooperativismo de trabajo, que yo planteo en mi humilde libro, se configuraría como la etapa superior del comunismo, es decir algo así como un “supercomunismo” o “la etapa imperialista de la armonía humana”.

Se podrá decir que lo estoy planteando desde el sarcasmo o la fina ironía ideológica, toda vez que dicha “referencias conceptuales”, tienen antecedentes doctrinarios e ideológicos muy definidos. Pues bien, entonces quitemos la ironía y analicemos en serio, que ciertas categorías dialécticas o conceptos doctrinarios, que hacen al desarrollo social, están empantanadas desde el siglo XIX, tanto para la derecha política como para la izquierda.

Es decir, pongamos las cosas en claro, no es que todos los seres humanos van a ser todos iguales y que no haya diferencias entre ellos, esa situación, no existió, no existe y no existirá jamás. ¡Si hasta en los paraísos celestiales, que describen las religiones, existen diferencias de aptitudes y actitudes!, ¿Se entendió?

Una cuestión, es la igualdad de derechos y oportunidades, lo cual es absolutamente positivo y otra cuestión muy distinta es “el igualitarismo”, ideología esta, que nunca existió, ni siquiera en la URSS o en cualquier otro país comunista. Por lo tanto la “consigna de la lucha de clases”, desaparece en forma automática, ante la presencia de empresas cooperativas de trabajo, como las que diseño en mi libro, es decir “medianas y grandes empresas”. Sobre estas situaciones, te prometo lector o lectora, escribir algunas reflexiones, para próximas quincenas, todo ello articulado a la “realidad de nuestros días”.

Por lo tanto y conforme describo en pocas palabras, en estos párrafos, considero que todo ser humano, en el planeta tierra, debe tratar de conseguir el objetivo mínimo del “índice 53NABS” y en algunos casos, el “índice 4G”, cualquier persona, que vaya más allá de las necesidades y aspiraciones que describo, es porque sencillamente, esta “enferma”. En ese marco de análisis, al describir la “necesidad salud”, también hago referencia a estos “enfermos” y a la necesidad de generar “hospitales sociales”, para curarlos.

¿Quieres un ejemplo, de estos enfermos?, Pues bien, en el mundo existen unos cincuenta millones de personas millonarias “en dólares o euros”, es decir “una minoría”, con respecto a los más de 2.000 millones que podrían vivir muy bien, con “una parte” de la fortuna, que ellos detentan. Así tenemos que una gran parte, de los integrantes de esos cincuenta millones de personas del mundo (que detentan cargos políticos y económicos de importancia) están enfermos, de la misma manera que están enfermos y de mucha gravedad, decenas de millones de pobres.

Un ejemplo de un rico enfermo, es aquel que posee una fortuna de unos doscientos millones de dólares o más. Te preguntaras ¿Por qué?, por la sencilla razón de que vivir dignamente y con posibilidad de desarrollo tanto individual como comunitario, no se necesitan de 200 millones de dólares. Existen “ricos o millonarios”, que poseen fortunas superiores a los 1.000 millones de dólares, la sabia y milenaria pregunta es ¿Para qué?

Solo hay una respuesta a semejante “irracionalidad crematística” y es que dichos “millonarios”, no son sino simples testaferros de capitales imperiales, basados en el neo feudalismo usurero internacional, que ensayan distintas combinaciones o formas de colonialismo.

Ello es así, porque desde el punto de vista “racional y humano”, semejantes fortunas, no tienen razón de ser. La pregunta allí, siempre será el ¿Para qué tanto?

Acaso no saben, estos enfermos mentales a los que hago referencia, que desde el momento en que nacimos, se escribió en la biología y en nuestros genes, que algún día (mas tarde o más temprano) tendríamos que seguir “el viaje obligatorio”, y para ello, nos guste o no, retardemos el tiempo o no, habrá que pasar una puerta llamada “muerte”. Una cuestión es la “riqueza digna y satisfactoria” y otra muy distinta, la enfermedad de la crematística.

Por no entender este concepto o visión, yo los llamo “estúpidos e ignorantes”. Queridos lectores y lectoras debo advertirles, que “estos enfermos millonarios”, a través de la televisión y demás medios, crean un sinnúmero de paradigmas o criterios de suntuosidad, para que tu adores y desees sus vanidades. En el nombre de la ciencia, del progreso, del desarrollo humano te pido, que no sigas sus ejemplos, ni sus valores, pueden contagiarte y como parásitos que son, harán que pierdas la oportunidad de “visualizar un mundo de mucho mayor riqueza, legitimidad, dignidad y nobleza”, donde la crematística, la avaricia, la ignorancia, la envidia y la usura, no tienen lugar.

Nunca lo olvides, la “soberanía y dignidad mundanal, es de los pueblos y de sus creaciones”, los “estúpidos e ignorantes” a los que me referí, solo representan, la basura y escoria de esa vida mundanal, allí donde se encuentran la “vanagloria”, “la envidia”, “la codicia”, y otras parientes enfermas de la digna riqueza.

A todos los millonarios del mundo, especialmente a los que integran esa capa o sector, de unos cincuenta millones de personas, donde seguramente hay muchos estúpidos e ignorantes, los invito a que lean el mensaje que escribo para ellos, en el capitulo N° 23 punto 17, es un llamado a la reflexión y a la meditación, pero también lo es hacia la trascendencia histórica, humanitaria, es un llamado a formar en la filas de la ciencia, de la inteligencia, en las filas de la sagrada y eterna Sabiduría, ello es así, porque cabe reiterar, que en el “viaje obligatorio de la vida”, terminaremos pasando por una “puerta” a la que llamamos “muerte” y nada de los bienes mundanales que tienen podrá ser llevado con ustedes, en cambio si podrán llevar, por naturaleza conceptual, “las aptitudes y actitudes”, que tengan con respecto al mensaje que allí escribo. Más claro imposible, los estoy invitando a que dejen de ser estúpidos e ignorantes.

Sobre la vida y la muerte, también escribo en mi libro. Esa visión de “vida y muerte”, asociado a las problemáticas socioeconómicas, te puedo asegurar querido lector o lectora, sirven de muchísimo fundamento, para entender los OBJETIVOS MINIMOS Y MAXIMOS DE UN SER HUMANO EN EL PLANETA TIERRA (índices 53NABS y 4G). Te invito a interiorizarte o profundizar, la humilde visión, que como aporte, trato de difundir a través de mi libro y de estas páginas.

Si el contenido de este escrito, te parece interesante, entonces divúlgalo o considera este sitio Web ( www.librolahumanidad.com.ar) como uno de tus sitios favoritos. Toda crítica, duda, observación, pregunta o comentario, será bienvenido, puedes remitirlo en nuestro contacto, con el Nombre de COMENTARIO A LA NOTA de la quincena.

(Escrito en Santa fe – Republica Argentina. Septiembre del 2010).